4.5/5 - (2 votos)

Escaparse en otoño a los bosques es uno de esos placeres que nos brinda esta estación del año. Si a mayores ya ha habido algunas lluvias y puedes encontrar en sus parajas cascadas rebosantes de agua y riachuelos llenos de vida, la hermosura del paisaje ya es incomparable.

Anímate a perderte en ellos para descansar, relajarte, pasear y desconectar de los problemas al aire libre. Nosotros te proponemos algunos de los bosques otoñales más bonitos de España para hacerlo. Ponte zapatos cómodos y aproxímate para recorrer parte de sus senderos.

10 bosques en España para disfrutar en otoño

Hayedo de Otzarreta (País Vasco)

Hayedo de Otxarreta
Fuente: Wikimedia/Armando Gonzalez Alameda CC BY-SA 4.0

Dentro del Parque Natural del Gorbeia, que se extiende por la zona fronteriza entre Vizcaya y Álava, en el País Vasco, se encuentra el hayedo de Otzarreta, uno de los bosques más hermosos del país cuando llega el otoño. Una buena idea antes de adentrarte en él es visitar el Centro de Interpretación del Parque Natural del Gorbeia (Gudarien Plaza s/n, Areatza, Bizkaia).

Bosque de Muniellos (Asturias)

Bosque de Muniellos
Fuente: Wikimedia/Javier Pérez CC BY-SA 3.0

Uno de los robledales mejor conservados y más impresionantes de España es el que conforma el bosque de Muniellos. Este paraje asturiano está protegido bajo la figura de Reserva Integral y en él las hojas de las hayas y los robles se combinan para crear esas tonalidades propias del otoño que nos dejan estampas que no nos cansamos de fotografiar.

Antes de acudir al bosque de Muniellos debes solicitar autorización previa, ya que solo se permiten 20 visitantes diarios con el fin de proteger este espacio natural. Si te acercas a conocerlo, no olvides visitar el Centro de Recepción de la Reserva Natural Integral de Muniellos (Tablizas, s/n, 33811, Cangas del Narcea, Asturias).

Hayedo de Ordesa (Aragón)

Hayedo de Ordesa
Fuente: Pixabay/Yezro

En el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido se encuentra el hayedo de Ordesa. Este es uno de los sitios más bonitos donde pasar unos días de otoño en Huesca, donde también puedes recorrer itinerarios como la Senda de los Cazadores por el Cañón de Ordesa y descubrir fascinantes cascadas como la Cola de Caballo.

Parque Natural Montseny (Cataluña)

Parque Natural Montseny
Fuente: Flickr/candi CC BY 2.0

Las tonalidades ocres, amarillentas y naranjas se suceden en otoño por las más de 30 000 hectáreas del Parque Natural de Montseny, entre las provincias catalanas de Girona y Barcelona. A medida que asciendes desde las zonas más bajas, donde abundan las encinas, los alcornoques y los pinos, se suceden los abetos y las hayas. Localizarás este espacio natural a unos 50 kilómetros de la ciudad de Barcelona.

Devesa da Rogueira (Galicia)

Devesa da Rogueira
Fuente: Flickr/NovoaR CC BY-SA 2.0

En la provincia gallega de Lugo, inmersa en la sierra de O Courel, se localiza la Devesa da Rogueira. Este es uno de los bosques más bellos de la comunidad para conocer en otoño, ya que en ella se suceden los colores dorados y ocres de sus hayas y sus robles, y en el que también encontrarás castaños, acevos, avellanos y abedules, entre otros.

Este precioso lugar en el que habitan desde corzos y martas hasta gatos monteses y lirones, puede recorrerse a través de una ruta de senderismo que se inicia en el Aula de Naturaleza de Moreda (Moreda, s/n – 27325 – Folgoso do Courel, Lugo). En ella encontrarás información sobre otros senderos y sobre el entorno.

Faedo de Ciñera (Castilla y León)

Faedo de Ciñera
Fuente: Flickr/Marta Arias López CC BY-SA 2.0

Mítico y famoso es el Faedo de Ciñera, que constituye uno de esos bosques de cuento de la provincia de León. Sus hayas centenarias, entre las que se encuentra un ejemplar de 500 años conocido como Fagus, crean un entorno único y mágico para el paseo, en este bosque que se extiende entre Ciñera de Gordón y Villar del Puerto.

Selva de Irati (Navarra)

Selva de Irati
Fuente: Pixabay/Cipo13

El bosque más grande de hayas y abetos de Europa es la Selva Negra en Alemania, pero es que el segundo en extensión lo tenemos aquí, en España, y es uno de los más hermosos en otoño. Nos referimos a la conocida como Selva de Irati, en Navarra, con alrededor de 17 000 hectáreas.

Para acceder a este bosque, nada mejor que acercarse hasta Ochogavía, donde se encuentra la Oficina de Turismo y el Centro de Interpretación de Naturaleza (Barrio Labaria, 25, 31680 Ochagavía, Navarra). En la segunda planta también puedes contemplar una exposición etnográfica sobre la vida en el Valle de Salazar. Además de los paseos por este idílico bosque, también puedes apuntarte a las actividades de recogida de setas o ir a contemplar y, sobre todo, a escuchar la famosa berrea del ciervo.

Parque Natural Saja-Besaya (Cantabria)

Parque Natural Saja-Besaya
Fuente: Wikimedia/LBM1948 CC BY-SA 4.0

Los ríos Saja y Besaya son los que dan nombre a este espacio natural en Cantabria que constituye uno de los bosques otoñales más bonitos del norte del país. El Parque Natural Saja-Besaya se extiende por media docena de municipios e incluye, además de sus zonas forestales, pastizales, áreas recreativas, reservas y el Conjunto Histórico-Artístico de Bárcena Mayor, uno de los pueblos más bonitos de España.

Hayedo de Montejo (Madrid)

Bosques españoles
Fuente: Wikimedia/Dapatxi CC BY-SA 4.0

Madrid también cuenta con otro de los bosques otoñales españoles más bonitos. Se trata del hayedo de Montejo, un Espacio Natural Protegido en el municipio de Montejo de la Sierra. Puede visitarse de forma guiada mediante autorización previa, ya que el número de visitantes diarios es limitado. La reserva es posible solicitarla online.

Hayedo de Tejera Negra (Castilla-La Mancha)

Hayedo de Tejera Negra
Fuente: Flickr/ Carmelo Peciña CC BY-SA 2.0

Si en Castilla-La Mancha hay un hayedo en el que perderse en buena compañía para dar románticos paseos en otoño, ese es el hayedo de Tejera Negra, otro de los más bellos de España en estas fechas. Este bosque de hayas, robles, tejos, abedules, acebos y pinos, se extiende en un valle delimitado por los ríos Zarzas y Lillas, dentro del Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara.

El hayedo de Tejera Negra fue catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2017. Y para recorrerlo nada mejor que seguir alguna de las dos rutas circulares señalizadas que encontrarás en él: la Senda de Carretas, para la que es necesario solicitar una reserva previa, y la Senda del Robledal, cuyo acceso es libre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí