El Camino de Santiago, los Pirineos, la riqueza natural, una intensa y agitada historia y la condición fronteriza configuran y conforman el alma de las ciudades y los pueblos que integran Navarra. El Reyno es también un auténtico paraíso gastronómico, en cuyo recetario habitan propuestas que aúnan la influencia de las cocinas vasca, francesa, riojana y aragonesa, y turístico, por cuanto acopia un extenso catálogo de tesoros. Recorremos los diez rincones más espectaculares de la comunidad.

1Valle de Baztán

Valle de Baztán

Inserto en el corazón del pirineo atlántico, conforma el municipio más extenso del mapa navarro, antaño tierra de hidalgos e indianos. Está vestido de verdes bosques de castaños y robles, helechales y praderas, que se alternan con tradicionales caseríos, ‘bonicas’ aldeas y su monumental capital, Elizondo, que destaca por su arquitectura señorial.

Un marco inmejorable, en el que Dolores Redondo ha encontrado la ambientación perfecta para su trilogía de libros, que han sido todo un éxito de ventas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here