Hay quien visita Argentina para seguir el rastro del famoso camino de los Diarios de motocicleta del Che Guevara, mientras que otros van a disfrutar de la increíble gastronomía de Buenos Aires. Si consultas cualquier guía de viajes de Mendoza te darás cuenta de que la ciudad y la región que la rodean aportan algo para todos los visitantes. La ciudad es una de las principales regiones vitivinícolas del mundo, mientras que su posición a la sombra de los Andes la hace increíble para actividades al aire libre, como esquiar y hacer rafting. Viajar a Mendoza es una gran idea para los amantes del vino, los fiesteros, los amantes de los spas y los adictos a la adrenalina, básicamente para todos.

Mendoza es una de las regiones vitivinícolas más increíbles del mundo, los viajes en carretera y las visitas a las bodegas donde se realizan los vinos más valorados en el planeta no te dejarán indiferente.

Los planes más alucinantes de Mendoza

Aconcagua
  1. Visita el mítico Aconcagua.

Desde la ruta a Puente del Inca y Uspallata, dirígete al Aconcagua, a más de 6,900 metros es la cumbre más alta del mundo tras las cimas del Himalaya. Perfecta para escalar de noviembre a marzo, la montaña también está rodeada por 75.000 hectáreas de parques nacionales.


  1. Lánzate al Senderismo

Si el agua y el vino no son lo tuyo, practica parapente, escalada, senderismo y trekking en el Cerro Aconcagua. Hay infinitas oportunidades para divertirse al aire libre aquí, en el glorioso telón de fondo de la campiña de Mendoza.

  1. Puente del Inca

Visita el Puente del Inca, un puente de piedra natural que debe su color dorado cobrizo a los minerales del agua del río. Puente del Inca es también el nombre de las aguas termales cercanas, y un gran lugar para practicar senderismo.

Viñedos en la región de Mendoza
  1. Vete de ruta de vinos:

Hogar de más de mil bodegas, la mayoría de los tours de un día comienzan alrededor de los 100 € mientras que los tours de medio día cuestan alrededor 60 €. Un buen plan sería hacer un recorrido en bicicleta, ya que es una forma más pintoresca de ver las bodegas.

  1. Súbete a una bici y pedalea

Ofreciendo un poco para todos, hacer un viaje en bicicleta por la región es una manera increíble de ver la zona. La mayoría de los días son cálidos y soleados, perfectos para paseos lentos por las montañas o recorridos por colinas a través de los viñedos.

  1. Parque San Martín

Después de toda esta actividad, reserva un día de relax en la zona del Parque San Martín. Cuenta con su propio parque boscoso, zoológico, anfiteatro, gran lago, restaurantes y campamento, así como 34 esculturas y el increíble Rosedal. Es evidente por qué el parque se ha convertido en una atracción obligada para visitantes y lugareños por igual.

Casa de Gobierno de Mendoza
  1. Fiesta de la Vendimia.

El festival más grande de Mendoza comienza en enero, pero el meollo del festival comienza el primer sábado de marzo continuando hasta principios de abril. Realizado en celebración de la industria vinícola, el clímax del evento es la actuación de cientos de bailarines, un gran castillo de fuegos artificiales y la coronación de la Reina Nacional de la Vendimia.

  1. Plaza España

La Plaza España, conocida por sus hermosos azulejos de colores, se considera un lugar tranquilo y sereno para visitar. Situada entre jardines y fuentes, esta es una escapada tranquila, especialmente cuando hay una encantadora feria artesanal con lugareños que venden sus artesanías.

  1. Centro histórico

Si estás buscando una distracción de toda esa actividad gastronómica y al aire libre, el centro histórico ofrece una gran cantidad de lugares de interés y museos, incluido el Museo del Área Fundacional en la Plaza Pedro del Castillo y el Museo Nacional del Vino, perfecto para aprender más sobre la cultura de la región. A las afueras de Mendoza se encuentra la Casa de Fader, una mansión de 1890 que alguna vez fue el hogar del artista Fernando Fader y que ahora expone su obra de arte.

Uspallata
  1. Uspallata

Para empaparte aún más de su impresionante entorno, visita Uspallata, un pueblo situado en la región de los Andes en dirección a Santiago de Chile. Si bien este es un lugar para relajarse y descansar, también es de importancia histórica y cultural como el sitio donde en 1817 José de San Martín envió a su ejército para luchar contra los realistas españoles en Chile.

Cómo moverse por Mendoza

Caminando: Se puede caminar fácilmente por Mendoza si no quieres coger el transporte público. Por supuesto, si tu propósito principal es visitar la región vinícola, tendrás que encontrar otros medios para moverte.

Transporte público: Mendoza tiene un sistema de transporte público bastante confiable. Tendrás que comprar una tarjeta Redbus para pagar en los autobuses o tranvías. Cuesta 0.20 EUR y se puede comprar en los quioscos de la ciudad. Los autobuses y tranvías cuestan 0,15 EUR cada viaje.

Para continuar el viaje a Santiago de Chile, el autobús (de 7 a 10 horas) cuesta entre 40-56 EUR dependiendo del tiempo y la clase de servicio. El autobús a la cercana San Rafael cuesta unos 7 EUR.

Zona moderna de Mendoza

Alquiler de bicicletas: Alquilar una bicicleta en Mendoza es una forma muy común de moverse, especialmente para visitar las montañas y las bodegas. Puedes alquilar una bicicleta por unos 8 EUR al día.


Taxis: para los taxis, no pagarás más de 1-2 EUR por un viaje por la ciudad, aunque un viaje más largo puede costarte hasta 4 EUR y al aeropuerto alrededor de 7 EUR. También se puede contratar fácilmente a un taxista para visitar las bodegas y las montañas, que no debería costar más de 15 EUR por hora.

Alquiler de coches: el precio de un alquiler de coche comienza alrededor de 45 EUR por día y es una excelente opción si deseas ir más allá de la ciudad. Además, el estacionamiento es fácil y económico en Mendoza. Aquí encontrarás todos los servicios de alquiler habituales, como Hertz y Avis. Si planeas visitar muchas bodegas o pasar más tiempo en las montañas, el alquiler de un automóvil puede ser más económico que realizar visitas guiadas (especialmente si puedes dividir el costo con otros viajeros).

Cuando es mejor ir a Mendoza

Lago de San Rafael en Mendoza

Mendoza tiene sol todo el año, por lo que siempre es un buen momento para ir. No llueve muy a menudo y, cuando lo hace, no dura mucho. El clima de Mendoza es más caluroso de diciembre a marzo, donde las temperaturas comienzan alrededor de 30 ° C y llegan hasta los 40 ° C. Sin embargo, puede refrescar por las noches, así que asegúrate de llevar algo de abrigo. En ocasiones, enero y febrero también pueden ser lluviosos. El invierno es de junio a septiembre, y es la época más seca y soleada del año, pero con noches frías. La temperatura promedio durante este tiempo es de 14 ° C.

De octubre a abril se considera la mejor época para visitar la zona. La primavera (octubre y noviembre) y el otoño (marzo y abril) tienen temperaturas promedio de alrededor de 21 ° C cada día, y las bodegas están ocupadas sirviendo sus mejores productos. También es el mejor momento para realizar actividades de aventura al aire libre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here