No te dejes engañar por las apariencias. Las imágenes que nos llegan de multitud de destinos son parciales e incompletas. Te animo a que investigues con más profundidad en los lugares que quieras visitar. La República Dominicana estaba en mi lista desde hacía tiempo y cuando la descubrí me sorprendió enormemente. Si te sumerges un poco más en la historia y atributos de este trocito de paraíso verás que no sólo existen las idílicas playas de palmeras. República Dominicana es mucho más que eso.

En el país de la alegría y el son tropical encontrarás también un turismo sostenible muy extendido. Y es que una cuarta parte del país está ocupada por parques naturales y reservas ecológicas de una belleza abrumadora. No podemos olvidar que estamos en una de las zonas más tropicales del mundo, y allí, la naturaleza es envolvente, magnífica y está protegida. Si tienes ganas de ecoturismo y viajes sostenibles te damos las claves para visitar República Dominicana con otra perspectiva: la del respeto por la naturaleza y sus comunidades locales.

Saltos de vértigo en cascadas, los 27 charcos de Damajagua

Damajagua

Esta es una las mejores aventuras que te puedo recomendar. Eso sí, tienes que tener ganas de aventura porque es un tesoro escondido y al que te sumergirás de la mano de guías locales. El lugar se llama las cascadas de los 27 Charcos, situado a una hora de Puerto Plata, y nos ofrece un día completo de senderismo atravesando densos bosques y puentes admirando el increíble entorno natural. Al llegar a la cima de la colina comenzará un descenso especial, la idea es ir saltando o deslizándote por cascadas hasta charcos de un azul turquesa. Siempre con equipo de seguridad, irás bajando por toboganes naturales cubiertos de agua. Puedes ir a través de 7 cascadas o, si estás en buena condición física, ¡atreverte con las 27!


Es importante saber que los guías que te llevan viven en la comunidad de Damajaguas y que todo lo que pagues se quedará como beneficio para ellos y sus familias.

Cuevas de Cabarete, viaje al interior de la tierra

En el interior de un denso bosque encontramos una red subterránea de cuevas que se remontan a millones de años atrás. En ellas existen diversas cámaras, a cada cual más impactante. La Cueva de Cristal esconde, en el interior de una cámara oscura, una piscina de agua dulce de tal profundidad que incluso los buceadores profesionales la pueden explorar. Descendiendo por una larga escalinata y pasando túneles se hallan otras cuevas llenas de tesoros en forma de estalactitas y estalagmitas, otras con arte rupestre.

Por millones de años las cuevas fueron conocidas y usadas por las tribus autóctonas. Ahora también los visitantes pueden acceder. Dirígete al Parque Nacional El Choco y tendrás guías expertos que te lleven a una excursión a las entrañas de la tierra.

Pasar la noche en una cabaña en la montaña de Barahona

Barahona
Barahona

Cachote es una extensa área protegida de bosque nublado, en ella, subiendo 1097 metros en la montaña vive una comunidad en el Parque Nacional Sierra de Bahoruco. Si te pierdes por sus senderos vivirás una de las mejores experiencias naturales que recuerdes.

Rodeado de flora tropical, observarás magníficas orquídeas silvestres y más de 30 especies de aves nativas de esta zona de montaña. Para alojarte qué mejor que una cabaña rústica en plena montaña y ropa cálida para pasar la noche. Un contraste con las playas de arena blanca ¿no?

Actividades acuáticas y cultura local en Jamao al Norte

Si lo que te apetece son actividades de río como el kayak, mezclado con la experiencia de vivir el ajetreo de la vida local, comida dominicana y comunidades autóctonas no dudes en ir a Jamao al Norte, en la provincia de Espaillat. Se encuentra ubicado al norte de la isla y el color tuquesa de sus aguas es inolvidable. Esta zona es una de las favoritas para el turismo.

Sus casetas de comida local dominicana a base de pescado son bien conocidas. Alrededor, fuentes acuíferas y multitud de oferta de actividades en la naturaleza. Si estás en la zona contacta con Jamao Ecotours, los primeros en desarrollar un operador turístico desde las propias comunidades, la propia gente de la zona es la que trabaja para estos servicios y los gestiona. Algo que impacta directamente en la comunidad.

Avistamiento de Ballenas Jorobadas, contemplando una majestuosa especie

Avistamiento de Ballenas

Si nunca has observado ballenas te aseguro que es un espectáculo digno de ver. En República Dominicana tienes esa gran oportunidad al noroeste, en la península de Samaná, entre los meses de enero y marzo. Es entonces cuando estos enormes cetáceos despliegan sus encantos y sus mejores acrobacias. Es su momento de apareamiento y reproducción, huyendo de las frías aguas del norte hacia las cálidas costas del norte del país.

Las ballenas jorobadas son una de las especies más grandes de ballena, pudiendo medir hasta 16 metros y han rozado la extinción en los últimos tiempos. Ahora, tras un siglo de caza y explotación, vuelven a recuperarse y aumentar su número.

La Ruta de la Miel

Seguimos con una actividad diferente y muy interesante. ¿Alguna vez te has preguntado cómo se consigue la miel? Si te acercas al noroeste del país, a Dajabón, un grupo de mujeres y hombres emprendedores locales, te guiarán en su experiencia del proceso. Esta es su actividad principal, con la que sustentan a sus familias. Llegarás a conocer de primera mano el mundo de las abejas, la polinización y la comercialización de la miel, y además apoyarás a una comunidad en pleno auge.

Encuentro con Manatíes, los sirenios del Mar Caribe

Manatíes

Los manatíes son una especie de sirenio que se encuentran en peligro de extinción. En República Dominicana puedes observarlos al oeste de Puerto Plata, en el Santuario de Mamíferos Marinos de Estero Hondo. Se trata de una laguna protegida que actúa como refugio para el mayor número de manatíes herbívoros.

Senderos de Cacao en Guananico, una dulce experiencia en República Dominicana

Cacao

La agricultura en un país de tantos recursos naturales es una fuente inagotable. Y el cacao es uno de sus productos estrella. En este caso, la actividad se desarrolla en el interior de una comunidad local donde se cultivan orgánicamente frutas varias, cítricos y cacao. El lugar tiene un encanto pintoresco y se desarrolla en una hacienda propiedad de la familia.

Te guiarán atravesando los campos de cacao y te contarán sobre la historia del cacao y sus procesos. Al final, visitarás la deliciosa choza del chocolate, para degustar los mejores chocolates hechos por ellos, tendrás una comida típica dominicana bajo el techo de palapa e incluso podrás hacerte una mascarilla de chocolate para dejar tu piel reluciente.


Minas de Larimar, la gema azul única en el mundo

Larimar

El Larimar es una piedra preciosa local de un azul brillante que sólo se encuentra en este rincón del mundo. Visitando las montañas del sur encontrarás sus minas, únicas en el mundo. Los mineros bajan hasta 40 metros para encontrar esta exclusiva piedra azul. En esta excursión observarás el proceso desde que la sacan de la profundidad de la tierra hasta que la pulen para venderla en joyas de todo tipo.

Salto del Limón, 40 metros de cascada para un baño refrescante

Salto del Limón

Una cascada de 40 metros de agua fresca y entorno privilegiado donde pegarse un chapuzón. Ese es el premio. Para llegar hasta allí puedes caminar 2.5 kilómetros si estás en buena forma o hacer el trayecto a caballo, nada mal si lo piensas. Una aventura en el medio de la selva en la Sierra de Samaná.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here