Una de las formas más sabrosas de viajar es por medio de la gastronomía, lo cual resulta todavía más placentero si degustamos los productos y platos típicos en el lugar de los que proceden. Si hablamos de dulces y, como nosotros, eres goloso, el placer todavía se incrementa.

Así que hoy te proponemos un particular recorrido por el continente europeo a través de una docena de postres para dar la vuelta a Europa. No olvides probarlos cuando te encuentres en alguno de esos países. Mientras tanto, siempre puedes animarte a meterte en la cocina e intentar prepararlo tú mismo.

1Pastéis de Belém (Portugal)

Pasteis de Belém
Fuente: Pixabay/marcelkessler

Si viajas a Portugal, tienes que probar los pasteles de Belém. El lugar más emblemático para ello es Pastéis de Belém (R. de Belém 84 92, 1300-085 Lisboa, Portugal), la pastelería portuguesa más famosa, en el barrio de Belém, en la ciudad de Lisboa.

Los pasteles de nata como estos son típicos en todo el país pero es en este sitio de la capital, en el que resultan únicos, ya que cuentan con una receta secreta y patentada de los mismos. Y si no tienes todavía ocasión de degustarlos, anímate a preparar pasteles de Belém en casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here