La norma de no tocar nada que tenemos grabada en nuestra cabeza cuando visitamos una exposición, pierde todo su valor si nos encontramos en un museo interactivo. Estos espacios dedicados a la ciencia, que han ido surgiendo en muchas ciudades españolas, nos invitan a todo lo contrario. Nos animan a tocar, experimentar, jugar con sus colecciones y descubrir el funcionamiento del mundo de la manera más divertida posible.

Hemos seleccionado ocho museos interactivos a lo largo de toda la geografía española que se terminarán convirtiendo con toda seguridad en los lugares favoritos de los niños y, no nos engañemos, también de nosotros. Y es que, los museos de esta lista los suelen disfrutar pequeños y adultos por igual.

1Cosmocaixa de Barcelona

CosmoCaixa Barcelona
CosmoCaixa Barcelona

El CosmoCaixa de Barcelona es uno de los museos interactivos más veteranos y grandes de todo el país. Fue inaugurado en septiembre del 2004 y, con una superficie de más de 50.000 m2, ocupa nueve plantas y una bonita plaza con vistas a la ciudad catalana.

La exposición se divide en varios espacios diferentes que nos van explicando el funcionamiento del universo de una manera muy divertida y activa. Entre los más interesantes, destacan su bosque inundado, que recrea un bosque amazónico; la sala de la materia, que nos invita a experimentar de forma interactiva; y un planetario que ofrece proyecciones de divulgación y películas en 3D. También cuenta con algunas salas dedicadas especialmente a los niños, que sin duda se lo pasarán pipa en este museo.

Dirección: Isaac Newton 26, Barcelona

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here