Algunos destinos son más peligrosos de lo que nos imaginamos, no solo por la inseguridad que pueda haber en ellos sino también por el riesgo que suponen sistemas judiciales muy restrictivos o en los que no se salvaguardan del todo los derechos humanos.

Tal vez creas que no te afecta, pero en esos lugares puedes cometer alguna actividad penada por desconocimiento y encontrarte en algunos de los peores países para cometer un delito. Revisamos algunos de ellos en base al informe de WJP Rule of Law Index 2019 y a las recomendaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores sobre viajes al extranjero.

1Uganda

Uganda
Fuente: Pixabay/ Reinout Dujardin

Uganda es uno de los países más peligrosos para viajar, con zonas de elevado riesgo por alerta terrorista, grupos armados y manifestaciones violentas. Los viajeros han de tener en cuenta que no se pueden tomar fotos de sitios oficiales y tampoco de la central eléctrica Nalubaale, conocida también como Owen Falls Dam. Asimismo, el consumo y la tenencia de cualquier droga está severamente penado por la ley, al igual que la homosexualidad.

Uganda es uno de los peores países para cometer un delito, ya que en sus cárceles se producen trabajos forzados, torturas y maltratos. Otro de los problemas es el hacinamiento. Muchas de las 249 cárceles del país no cuentan con instalaciones sanitarias adecuadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here