Si te gustan los trenes históricos y los viajes de lujo, entonces tenemos el plan perfecto para tí. Se trata del Transcantábrico. Un tren a todo lujo con el que podrás recorrer la zona norte de España. Podrás disfrutar de uno de los mejores trenes del mundo y de unas visitas culturales increíbles. Un plan perfecto. Ya sale el tren… ¡te esperamos a bordo!

El tren Transcantábrico

El tren turístico Transcantábrico tiene su origen en 1983 y fue el primer tren turístico de España, lo que supuso la culminación de un gran sueño. Es un tren histórico de principios del siglo XX, que gracias a una serie de restauraciones y rehabilitaciones ha sido acondicionado para poder ser uno de los trenes más avanzados del siglo XXI. Un tren a todo lujo en el que disfrutar de inmensos salones y habitaciones de ensueño que hacen del viaje una experiencia totalmente única.

Suite Deluxe – Foto RENFE

Su lujo y confort sobre raíles le han valido el reconocimiento de ser uno de lo 25 mejores trenes del mundo. Un galardón concedido por la Sociedad Internacional de Viajeros en Ferrocarril en 2009. Y es que la historia de los años 20 se mezcla con la atención y el lujo del siglo XXI. La gastronomía, el paisaje, la cultura, el glamour, la diversión y el relax se combinan a la perfección para hacer de este viaje una experiencia inolvidable.


El tren cuenta con compartimentos para suites equipadas con todo lujo de detalles. Habitaciones de madera con inmensas camas, armario, escritorio, caja fuerte o minibar, que cuentan también con climatización individual, conexión a Internet y un largo etcétera de servicios. Mientras que las Suites Deluxe cuentan, además, con un amplio salón, sofá-cama, baño con bañera hidromasaje y secador de pelo. Todo preparado para el mejor descanso posible.

Los salones en los que podrás disfrutar del viaje son coches Pullman originales de 1923 que están decorados como trenes de la época. En ellos podrás disfrutar diariamente de desayunos y almuerzos a la carta gracias a una preciosa zona de bar y restaurante. Encontrarás también un coche pub donde cada noche ha actuaciones en directo.

La ruta del tren Transcantábrico

El Transcantábrico recorre el Norte de España: Galicia, Asturias, Cantabria, el País Vasco y Castilla y León son las protagonistas. Se puede hacer desde Santiago de Compostela a San Sebastián, o viceversa. Una de las mejores formas de conocer la llamada España Verde. En todos sus aspectos pues, además de las visitas culturales, en cada uno de los tramos de la ruta, se puede degustar la gastronomía típica del lugar. Ofrece un trayecto de 8 días y 7 noches que se compone de los siguientes tramos:

Día 1: San Sebastián – Carranza

Si te animas a salir desde San Sebastián debes empezar tu viaje en la recepción del Hotel Mª Cristina de San Sebastián. Allí a las 12:00 horas te recibirán para embarcar tu maleta y te llevarán camino de una visita guiada por la ciudad. La visita incluye una elegante comida y después el traslado en autobús de lujo hasta Bilbao. Allí, espera el tren Transcantábrico en el que cenarás mientras se dirige hasta Carranza. En la estación de dicha localidad pararéis para pasar toda la noche sin que el vaivén del tren moleste los sueños de los pasajeros.

Día 2: Carranza – Bilbao – Santander

La mañana se inicia con un delicioso desayuno a bordo de uno de los coches de lujo que componen este tren histórico. Y desde Carranza, el tren vuelve a Bilbao. El viaje incluye entrada al Museo Guggenheim Bilbao. Y tras su visita se vuelve al tren para comer mientras que el tren viaja hasta Santander. Por la tarde se hace un recorrido por la capital de Cantabria y se visita entre otros el Gran Casino de Santander con entrada incluida.

museo guggenheim en bilbao
Museo Guggenheim

Día 3: Santander – Cabezón de la Sal

De nuevo, tras el desayuno comienzan las visitas culturales. En este caso el tren se dirige hasta Unquera. Y después en autobús hasta Potes por medio del Desfiladero de la Hermida. En esta localidad cántabra la visita incluye un circuito termal en el Balneario de la Hermida. El mejor sitio para relajarse. Y por la tarde la visita es a una de las obras más coquetas de Antonio Gaudí: El Capricho, en Comillas. Terminando el día en Cabezón de la Sal.

Día 4: Cabezón de la San – Llanes

El cuarto día a bordo del tren Transcantábrico tiene como protagonista a Santillana del Mar. Y a la impresionante Cueva de Altamira para visitar su réplica exacta y museo. Después la ruta sigue a bordo del tren camino hacia Asturias.

Pueblos más bonitos de Cantabria
Una de las calles de Santillana del Mar | Foto: santillana-del-mar.com

Día 5: Llanes – Candás

De nuevo, tras el desayuno de lujo, comienza la ruta. En este caso en autobús hasta el Parque Nacional de los Picos de Europa. Allí, se hace una parada en el Lago Enol y después en el Santuario de Covadonga. El almuerzo se hace en el tren camino de Oviedo. La capital asturiana que más tarde también se visita.

Día 6: Candás – Avilés – Gijón – Luarca

El sexto día a bordo del tren Transcantábrico inicia con una visita a Avilés y a Gijón. Para después regresar al tren para viajar hasta Luarca. En este día el mar será el protagonista.

Día 7: Luarca – Viveiro

Casi al final del viaje, este tren histórico se desplaza hasta Galicia. Para ver la espectacular Playa de Las Catedrales. Y realizar una visita panorámica por Ribadeo. Y poco después, en tren, la visita continúa en Viveiro. Donde el tren pasa la noche.

playa de las Catedrales

Día 8: Viveiro – Santiago de Compostela

El último día de este viaje de ensueño se centra en Ferrol y Santiago de Compostela. Allí, se visita la Catedral de Santiago y el centro histórico. Para terminar en el Parador de los Reyes Católicos.

Un viaje maravilloso que solo puede iniciarse en días contados de este 2020. Así que si ya te has decidido a reservar, te aconsejamos que compruebes la disponibilidad en la página de Renfe.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here