A medio centenar de kilómetros de Santander, nos encontramos Comillas, una localidad de poco más de 2.400 habitantes que ofrece playas de finas arenas, la pajarería del Parque Natural de Oyambre con sus marismas, dunas, acantilados, rías,… y por supuesto un pueblo nombrado Conjunto Histórico Artístico desde el año 1985 cuyas calles empedradas, plazuelas y curiosas edificaciones son elementos suficientes para merecer una visita.

Foto aérea de Comillas (Cantabria). Foto Ayto Comillas

Normalmente hablamos de ella como “Comillas”, pero también es conocida como “Villa de los Arzobispos”, puesto que en los siglos XVII y XVIII, fueron cinco los prelados que ocuparon diócesis de gran importancia. Escarbando un poco en sus orígenes Comillas registró sus primeros poblamientos en la prehistoria, como demuestran las cuevas de La Meaza, un enclave cuyas pinturas rupestres paleolíticas -de hace 14.000 años- es visita prácticamente obligada.

Conociendo lo más destacado de Comillas

Palacio de Sobrellano en Comillas

Entre las peculiaridades de esta localidad destaca su arquitectura del siglo XIX, donde la influencia de la escuela catalana es grande de la mano de modernistas de la altura de Antoni Gaudí. Merece la pena observar sus casones con estilo montañés clásico así como las edificaciones enclavadas en los alrededores cuya singularidad es fruto de las pinceladas de finales del siglo XIX, recogiendo representaciones modernistas neomudéjares o incluso neogóticas.


Playa de Comillas. Foto: turismocomillas.com

Pasear por la villa de Comillas ayuda a poder encontrarse con una atractiva playa, palacetes, casas solariegas y muchos elementos que hacen de la villa un lugar de lo más acogedor.

Sus edificios y monumentos más reconocidos

La villa de Comillas es sin duda uno de los tesoros de Cantabria ya que su localización y patrimonio arquitectónico son piezas destacadas al contar con algunos de los edificios más emblemáticos del modernismo cántabro, destacando el Palacio de Sobrellano -donde se encuentra la Capilla/Panteón de los Marqueses de Comillas-, la Universidad Pontificia o el internacionalmente conocido “Capricho” de Gaudí, al que le dedicaremos un espacio propio un poco más adelante.

Ángel exterminador de Comillas

Imposible olvidar su cementerio, que además cuenta con ruinas perteneciente a una iglesia gótica que se encuentra a las afueras de la población. Precisamente es allí donde está observante la estatua de gran tamaño del ángel exterminador, también conocido como ángel guardián. Una escultura de Josep Llimona de estilo modernista, de 1895.

La villa posee una playa de fina arena próxima al puerto pesquero. Por el interés ecológico de su costa, está incluida en el Parque Natural de Oyambre.

Comillas está de Cine

Hablar de Comilla es mezclar arquitectura, naturaleza y un paisaje que ha hecho que Comillas sea de los sitios más destacados para el rodaje de películas en el cine español. Al mencionar su curriculum tenemos que nombrar a directores como Mario Camus, Pilar Miró, J.A. Bardem, Daniel Sánchez Arévalo o Narciso Ibáñez Serrador y por ello no es de extrañar que el municipio explote de forma turística la Ruta del Cine.

Aquí se han rodado 21 largometrajes, el primero de ellos en 1933, cuando se estaba dando el paso del cine mudo al sonoro.

La mencionada ruta, ofrece un recorrido por diez localizaciones que se identifica con una o varias películas. Así podremos conocer los escenarios de Al ponerse el Sol, Bolero, Volver a vivir… y películas más recientes como La Herencia Valdemar, Sexykiller, Fuga de Cerebros 2 o Primos.

Antonio Gaudí se encuentra muy presente

Capricho de Gaudi Comillas Cantabria. Foto: Turismo de Cantabria

Imposible pasar por alto que el genial Antonio Gaudí construyo La Villa Quijano, popularmente conocida como El Capricho, un edificio de estilo modernista construido entre 1883 y 1885 que destaca no solo por ser una de las pocas obras que Gaudí proyectó fuera de Cataluña, sino que llama la atención la fachada de ladrillo con tiras de cerámica decorada que reproducen la flor del girasol y la torre cilíndrica, gotizante, sobre cuatro columnas también decoradas con girasoles. Actualmente está Declarado Monumento Histórico-Artístico,y ha sido reconvertido en restaurante, sin perder ninguno de sus encantos.

Comillas, capital de España y primera ciudad española en tener luz eléctrica

La historia de España es compleja y por ello cada localidad tiene sus curiosidades, en el caso de Comillas pocas personas conocen que llegó a ser la capital de España durante un día, el 6 de agosto de 1881, tras la decisión del rey Alfonso XII de reunir a su consejo de ministros en la villa.

Otra curiosidad que sitúa a Comillas en la historia española es que fue la primera localidad española en tener luz eléctrica.

¿Es fácil llegar a Comillas?

La Villa de Comillas, cabeza del municipio del mismo nombre, se localiza en la costa occidental de Cantabria, a 48 kilómetros de Santander, entre las renombradas villas turísticas de Santillana del Mar y San Vicente de la Barquera, con las que conforma el eje turístico inexcusable para quien quiera conocer la comunidad autónoma de Cantabria.


La forma más fácil es mediante la autovía del Cantábrico a la altura de Cabezón de la Sal, donde se puede ver la carretera que va a Comillas.  Una vez llegues, normalmente no hay problema para dejar el vehículo, salvo en las fechas vacacionales o los puentes.

Así que ya sabes, si quieres conocer una localidad única en el norte español, Comillas es un lugar que no puedes perderte.

Artículo anteriorEl increíble arte callejero de Dakar
Artículo siguienteLas bibliotecas más bonitas de España
Miguel Rodero
Escribir lo puede hacer prácticamente cualquiera, pero ponerle pasión y amor a las palabras es lo que diferencia a quienes solo juntan letras de "los otros" que transmitimos experiencias.  Viajar es sumergirse en otras culturas. Aprender que lo que siempre era negro ahora puede ser blanco. Que las diferencias siempre son más pequeñas que los puntos en común, y que es necesario viajar para crecer. Por suerte yo he crecido bastante, aunque nunca se es lo suficientemente grande si miras al horizonte. Espero que los escritos que publicaré en este espacio sirvan no solo como lectura, sino que aviven las ganas de conocer nuevos sitios y enriquecer con tus propias vivencias lo que puedas leer aquí. 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here