El verano no solo es buena época para descansar en la playa y disfrutar de la costa, sino para descubrir los maravillosos paisajes fluviales de España, en cualquier punto de su curso desde el nacimiento hasta la desembocadura, ya sea en el mar o como afluente de otros cauces de agua.

Rutas de senderismo, puentes históricos, pueblos pintorescos, molinos y grandes ciudades a su paso son algunas de las opciones que encontrarás si caminas por sus riberas, además de sus bosques característicos y sus cascadas. Son muchos los puntos de interés en torno a ellos. Te proponemos siete ríos españoles para visitar en verano que seguro que te enamoran.

1Río Negro (Asturias)

Río Negro
Fuente: Wikimedia/Manuel Pancorbo Castro CC BY 3.0

Asturias cuenta con numerosos caudales tan famosos como el río Sella, donde cada año se celebra el famoso descenso por sus aguas. Pero en esta ocasión te proponemos descubrir un pequeño y pintoresco río costero que permite conocer Luarca, uno de los pueblos pesqueros más bonitos de Asturias. Nos referimos al río Negro, que nace en El Sellón, dentro del concejo de Villayón, y discurre durante unos 20 kilómetros por la zona occidental de la comunidad hasta desembocar en el Cantábrico, en la playa de Luarca.

En su discurrir se encuentra la bonita capilla de San Timoteo, a unos 2 kilómetros de su desembocadura y, a una hora y media en coche, la cascada Xurbeo. La localizarás a un kilómetro de Murias, en el valle de Aller, en un hermoso entorno natural donde crecen los castaños y los robles, en un bello bosque de ribera. La ruta para llegar a la cascada se inicia en el aparcamiento del pueblo de Murias. Se trata de una senda señalizada y de baja dificultad.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here