4.8/5 - (141 votos)

La tierra asturiana está repleta de lugares maravillosos. Playas de ensueño, una hermosa costa, unas montañas increíbles, unos pueblos acogedores y bien conservados y una gastronomía de excepción contribuyen a que siempre sea un buen plan ir a pasar unos días a esta comunidad autónoma a orillas del Cantábrico.

Así que hoy te ofrecemos nuestra particular selección de algunos de los rincones más sorprendentes de Asturias para que no te pierdas ninguno de ellos en tu próximo viaje al Principado, en el que tampoco debes olvidar acercarte a visitar el Santuario de Covadonga.

Mirador del Fitu

Mirador del Fitu
Fuente: Wikipedia/HugoMaartins CC BY-SA 4.0

El primero de los rincones que te recomendamos en Asturias entusiasma especialmente a todos los amantes de la montaña y los grandes paisajes. Nos referimos al Mirador del Fitu, en la localidad de Caravia. Se trata de uno de los collados más populares de la Sierra del Sueve, a 1100 metros sobre el nivel del mar.

Este singular mirador fue inaugurado en el año 1927 y los lugareños lo conocen como el cazu, ya que recuerda a una taza. El Mirador del Fitu ofrece unas vistas panorámicas de 360 grados, desde donde puedes divisar gran parte del Parque Nacional de los Picos de Europa, la Reserva Natural del Sueve, el Parque Natural de Ponga, las villas de Ribadesella, Caravia, Colunga y Villaviciosa y lugares de Parres, Cangas de Onís y Covadonga.

Además, desde este punto es posible iniciar varias rutas de senderismo, entre las que destaca la senda que conduce hasta el picu Pienzu, con 1149 metros de altitud sobre el nivel del mar. Desde el Pienzu se puede contemplar, en los días más despejados, el paisaje desde Galicia a Vizcaya.

Es posible llegar hasta el Mirador del Fitu siguiendo la carretera AS-260, desde Arriondas o desde Colunga. Ambas localidades se encuentran a una distancia de 11 kilómetros del mirador. Al lado del mirador, se localiza un área recreativa y un amplio aparcamiento.

Playa de Gulpiyuri

Playa de Gulpiyuri en Asturias
Fuente: Flickr/Andres Alvarado CC BY-SA 2.0

El siguiente rincón increíble que te proponemos en Asturias está catalogado como Monumento Natural y es una de las mejores playas de Asturias. Se trata de la playa de Gulpiyuri, una arenal de interior de unos 40 metros de longitud que no está conectado de forma visible con el mar, ya que la marea sube y baja por debajo de los acantilados. Este hecho provoca que su aspecto resulte tan insólito como único y que el lugar asemeje un pequeño paraíso perdido.

La playa de Gulpiyuri se localiza entre las costas de Llanes y Ribadesella, a un kilómetro de Naves, y forma parte del Paisaje Protegido de la Costa Oriental de Asturias. Para llegar hasta ella debes aparcar y seguir avanzando por un camino, ya que se encuentra oculta entre los prados.

Bufones de Llanes

Bufones de Llanes (Asturias)
Fuente: Flickr/Iñaki Queralt CC BY 2.0

Los bufones de Asturias constituyen unos fenómenos naturales que no puedes perderte. Allá donde se encuentran se esconden rincones increíbles del paisaje que siempre asombran a quienes los contemplan. En la costa de Llanes puedes observar estos bufones cuando el agua del mar se cuela entre las rocas calizas y se eleva alcanzando alturas notables, como si fueran auténticos surtidores que provocan silbidos o bufidos.

Entre todos los bufones de Llanes, hay tres catalogados como Monumento Natural de Asturias: los Bufones de Arenillas, los Bufones de Santiuste y los Bufones de Llames de Pría, también conocidos como los Bufones de Pría.

Los Bufones de Arenillas se localizan cerca de Puertas de Vidiago y puedes seguir la senda que parte desde el pueblo para visitarlos. Cerca del castro de Santiuste se encuentran los Bufones de Santiuste. Para verlos debes dejar el coche a unos 3 kilómetros de Buelna y desde aquí tomar un sendero que conduce hasta los acantilados.

Por último, debes partir desde la aldea de Llames de Pría para alcanzar la playa de Guadamía y proseguir por el camino hacia la derecha para llegar al campo de Bufones de Pría. Además, la Senda Costera de Llanes comunica los Bufones de Pría con la playa de las Cuevas del Mar en Llanes.

Braña de La Pornacal

Braña de La Pornacal (Asturias)
Fuente: Wikimedia/MRuedaC CC BY-SA 4.0

En el concejo de Somiedo, que incluye el Parque Natural de Somiedo, Reserva de la Biosfera en Asturias, resultan increíbles sus brañas, formadas por sus tradicionales cabañas (teitos) de madera, paja y roca. Una de las más bellas y mejor conservadas es la Braña de La Pornacal. En ella encontrarás 32 teitos, agrupados en cuatros barrios: La Prida, El Mediu, El Ríu y El Cabu.

Para llegar a la Braña de La Pornacal debes partir desde Villar de Vildas. En este pueblo asturiano, en el valle del Pigüeña y junto al río del mismo nombre, se inicia un sendero de unos 13 kilómetros en el que también podrás descubrir otras brañas como la de Vildéu, además de La Pornacal, y otros puntos de interés como la cascada de Corralón.

Cuevona de Cuevas del Agua

Cuevona de Cuevas del Agua (Asturias)
Fuente: Wikipedia/jcrespoc CC BY 3.0

Uno de esos lugares en el que la naturaleza y las construcciones humanas dan como resultado otro de esos rincones increíbles en Asturias es la Cuevona de Cuevas del Agua. En esta cavidad de espectaculares bóvedas, serpentea una carretera que sirve de acceso a la aldea de Cuevas del Agua. Son 300 metros de recorrido por esta caverna, catalogada como Monumento Natural, en la que se conservan las formaciones calcáreas, antes de llegar al pueblo, que cuenta con alrededor de 50 habitantes.

Cuevas del Agua se localiza a 6 kilómetros del centro de Ribadesella. Desde esta localidad, tras pasar junto a los pueblos de La Huertona y Sardalla, encontrarás a unos 700 metros la señalización a Cuevas del Agua, uno de los lugares más especiales de Asturias.

Espinaréu

Hórreos de Espinaredo en Asturias
Fuente: Wikimedia/Adolfobrigido CC BY-SA 4.0

A 30 kilómetros de Villaviciosa, Espinaréu, también conocido como Espinaredo, sorprende al albergar uno de los conjuntos de patrimonio etnográfico más importante de Asturias: una veintena de hórreos y media docena de paneras. En total, en el concejo de Piloña se encuentran más de 700 hórreos y hay unas 200 paneras, pero Espinaréu destaca por contar con decenas de ellos en un reducido espacio.

Si te acercas a conocer este hermoso lugar, situado a los pies de la Sierra del Bedular, podrás contemplar hórreos de entre los siglos XVI y XVII y paneras de entre los siglos XVIII y XIX. No olvides visitar la iglesia parroquial de Santa María de las Nieves, que se encuentra a orillas del río del Infierno.

DEJA UNA RESPUESTA
Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí