Entre todos los modos que tenemos de divertirnos en familia y que podemos disfrutar en la amplitud del territorio español, sin dudas uno de los más anacrónicos y atractivos son los famosos laberintos, naturales o artificiales. A lo largo y ancho del país contamos con infinidad de ellos, así que vamos a repasar algunos de los más complicados o interesantes, para que los visites en tus próximos días libres.

Como seguramente sabrás los laberintos consisten en formaciones especialmente diseñadas para que tengamos que guiarnos a través de grandes pasillos, provocando que sea muy complicado encontrar la salida. Si a eso le sumamos las antiguas leyendas que los conectan con la espiritualidad personal, tenemos motivos de sobra para darles una oportunidad.

1Laberinto del Parque de Horta. Cataluña

Laberinto de Horta
Laberinto de Horta

Si vives en Barcelona o cerca de la Ciudad Condal, hay altas probabilidades de que hayas visitado alguna vez el Laberinto del Parque de Horta, ubicado en el jardín que lleva, justamente, este nombre. Si no es así, te recomendamos que lo conozcas cuanto antes.

Levantado en un ambiente natural con siglos de historia, sus paredes de setos prolijamente adornadas dan entrada a un laberinto con más de 600 metros de longitud, en el que aparecen giros y curvas que pueden hacerte perder la orientación más de una vez.

Lo llamativo de este laberinto es que cuenta, además, con una exposición gigantesca de figuras de estilo neoclásico, sobresaliendo en el centro de la travesía la estatua del dios griego del amor, Eros.

Y si eres amante de los mitos, déjanos decirte que existen todo tipo de especulaciones en torno a este jardín. Expertos en la materia hablando de significados ocultos en los relieves de mármol de algunas de estas figuras, que podrían derivar de la adscripción masónica de sus constructores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here