Ecuador es todavía uno de los grandes desconocidos en Sudamérica. Este pequeño y fascinante país tiene tantos atractivos que se podrían escribir varios especiales de su riqueza y puntos de gran interés. Los más conocidos son por supuesto las islas Galápagos, la zona de la selva o Amazonía ecuatoriana, la costa con increíbles playas donde surfear o la subida a sus volcanes. Pero viajando a Ecuador lo que no te puedes perder es el encanto inesperado de su capital, la magnífica ciudad de Quito.

A Quito se le conoce por muchos nombres,  “la mitad del planeta”, “la carita de Dios” o “la ciudad con el mayor y mejor conservado centro histórico de Latinoamérica”. Yo la bautizo como la ciudad blanca más bella de Sudamérica, porque así fue el descubrimiento ante mis ojos.

Quito

El centro de Quito es impactante por la magnífica conservación de toda la estructura colonial de pequeñas calles y edificios coloniales que le confieren un aspecto impoluto e inmaculado, además de un carácter muy marcado. Quito es blanco e histórico en su centro, pero sus atractivos no terminan ahí.


Hablamos de la ciudad donde se encuentra la línea ecuatorial, la mitad del mundo. Parece un dato simple pero cuando uno se encuentra en esa zona del mundo, en ese punto en concreto, ese dato se vive con gran emoción. Encontrarse en el punto medio del planeta tierra (visitable) es una gran experiencia y más rodeado de hermosas montañas y volcanes.

Visitando Sudamérica, Quito es un punto clave en el itinerario y, afortunadamente, todavía poco explotado turísticamente. Quito fue, hace 40 años, una de las primeras ciudades en ser declarada Patrimonio de la Humanidad. Sigue leyendo y descubre el por qué esta ciudad provoca tanta fascinación entre los que la conocemos. Empecemos por el qué, el cómo y el cuándo de un viaje a la bella ciudad de Quito.

¿Cuándo es la mejor época para visitar Quito?

Panorámica de Quito

Quito es una ciudad de altura en plena cordillera de los Andes, la ciudad se encuentra a 2800 metros sobre el nivel del mar y justo en la zona de la línea del Ecuador lo que provoca un clima particularmente extremo y constante en las temperaturas frías. En Quito podemos observar dos estaciones marcadas por las lluvias.

La estación seca va de Junio a Septiembre y la de lluvias que iría de Octubre a Mayo. La recomendación para visitar la ciudad serían los meses en los que no haya lluvia y particularmente Agosto y Septiembre como los de más calor. Sin embargo, en mi experiencia, incluso en los meses “lluviosos” uno puede disfrutar del encanto quiteño. Si su visita no puede realizarse en los meses más secos, no deje de visitar la ciudad por ello.

¿Cómo llegar a Quito?

Quito es una ciudad muy conectada y dispone de un aeropuerto internacional al que llegan vuelos directos desde Madrid, Ámsterdam o París. Avianca. Airfrance o KLM son algunas de las compañías que realizar vuelos directos desde Europa con la capital ecuatoriana.

Si se quiere acceder por tierra desde los países vecinos Quito cuenta con conexiones en autobús con las principales ciudades como Bogotá o Lima. En un recorrido por diversos países de Sudamérica Ecuador es una visita obligada y de fácil acceso con las líneas de autobús regulares de largo recorrido.

¿Cómo moverse por la ciudad?

Calle Ronda

La forma más común y práctica de moverse en las ciudades de Ecuador es el taxi. Barato, fácil y cómodo. Eso sí, es importante que sean taxis “legales”.

Llegando desde el aeropuerto de Quito al centro de la ciudad la mejor opción son también los taxis oficiales, aunque existen las opciones del transporte público, los autobuses privados o el alquiler de coches. Se tarda alrededor de una hora en llegar a la ciudad.

En la ciudad y en concreto  en su centro histórico lo mejor es moverse a pie. Ten en cuenta que en Quito puedes experimentar lo que se llama “mal de altura”. Si vas a hacer trayectos largos de nuevo el taxi es un método barato y fácil de moverse en la ciudad (elige los que lleven distintivos oficiales). También hay una red bastante extensa de transporte metropolitano con autobuses, Ecovía (autobuses ecológicos en vías exclusivas) y Trolebús.

Las cinco visitas imprescindibles en tu visita a Quito

Pasear y perderse por el centro histórico

Plaza de San Francisco

El Centro Histórico de Quito es una obra de arte y está considerado patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO desde 1978. Es uno de los centros históricos mejor conservados en toda América Latina. Perderse en este “regreso al pasado colonial” es hacerlo caminando por sus pequeñas calles, sus rincones inesperados, su blancura impoluta. Dejarse llevar por la intuición es la mejor manera de descubrirlo. Más de cien edificios coloniales esperan a ser descubiertos.

Descubrir las siete iglesias

Iglesia de El Sagrario

En la calle García Moreno encontramos “las siete cruces“ o las siete iglesias más importantes de entre los muchos templos que existen en Quito. Se parte de la iglesia de Santa Bárbara y se recorren por orden el Monasterio de Limpia Concepción, la Catedral Metropolitana, la Iglesia de El Sagrario, la iglesia de La Compañía, el monasterio de El Carmen Alto y la Capilla del antiguo Hospital San Lázaro.

Independientemente del carácter religioso este es un recorrido por un conjunto arquitectónico asombroso y perfectamente conservado.

La calle Ronda

Calle La Ronda

La calle Ronda es una mezcla perfecta entre el día y la noche, las piezas más exquisitas de la artesanía local por el día y la movida nocturna después del atardecer. Una calle para descubrir seguro, sea cual sea la hora.


El Quito moderno

Edificio Unasur

Quito no es sólo su centro histórico, hay otros barrios mucho más modernos e incluso hipster, como La Floresta. Visitarlos es ver otra cara de Quito que dista mucho de la primera. Tradición y modernidad entrelazadas perfectamente en una ciudad multifacética.

El mirador del Panecillo

Colina de El Panecillo

La Virgen alada en lo alto de esta montaña es reconocible desde todos los puntos del centro histórico de Quito. Se trata de la estatua de aluminio más grande del mundo y desde este mirador natural se observa la vista panorámica de toda la ciudad. Si la visitas por la noche probarás las delicias de la street food quiteña más típica.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here