3/5 - (6 votos)

Uno de los destinos de interior más bellos de España es el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Catalogado Patrimonio Mundial por la UNESCO, está formado por los valles de Ordesa, Escuaín, Añisclo y Pineta, que esconden hermosos pueblos perfectos para organizar excursiones, escapadas y vacaciones en la montaña.

Así que en esta ocasión nos vamos a la provincia de Huesca, en Aragón, para recomendarte algunos de los pueblos más bonitos en el entorno del Valle de Ordesa que tienes que visitar. Un destino ideal para viajar con los amigos, en pareja o con la familia.

Aínsa

Aínsa (pueblos del valle de Ordesa)
Aínsa/Foto: Unsplash

Comenzamos por Aínsa (Huesca), posiblemente uno de los pueblos más conocidos del Valle de Ordesa. En esta preciosa villa medieval pasear por sus calles es un placer. En tu recorrido podrás descubrir la iglesia de Santa María (C. Sta. Cruz, 12, 22330 Aínsa, Huesca), la plaza Mayor, la torre y el castillo fortaleza de Aínsa, así como sus murallas. Su casco antiguo está catalogado como Conjunto Histórico-Artístico desde 1965.

Ubicada en la confluencia de dos ríos: el Cinca y el Ara, en el entorno de Aínsa puedes realizar numerosas actividades al aire libre, desde rutas de montaña a pie o en bici hasta la práctica de deportes como la pesca y el esquí. Y si lo tuyo es el turismo gastronómico, Aínsa es un sitio perfecto para degustar la comida típica de la región. No te pierdas la gallina de Sobrarbe, las chiretas y los quesos artesanales. ¡A los golosos les encantarán los crespillos y los pastillos de nuez y almendras!

Broto

Broto
Broto/Foto: Depositphotos

A 40 kilómetros de Aínsa se encuentra el pueblo de Broto. Atravesado por el río Ara, su población habita los barrios que se extienden a cada lado de sus orillas, comunicados por un puente. Cuenta con un bonito casco histórico, donde podrás visitar la iglesia de San Pedro Apóstol (C. Sta. Cruz, 19, 22370 Broto, Huesca) y la antigua cárcel de Broto (C. Sta. Cruz, 5, 22370 Broto, Huesca), que sirvió de prisión entre los siglos XVI y XX. Además, si disfrutas con los deportes de aventura, este sitio te entusiasmará. Podrás planear y organizar por su entorno natural descenso de barrancos, rafting y senderismo, entre otros muchos. Si te animas a recorrer alguna de las sendas, no te pierdas la que conduce hasta la cascada de Sorrosal, con sus 80 metros de caída.

Recuerda que en las proximidades de Broto, también vale la pena detenerse a conocer Oto, un pequeño pueblo en estupendo estado de conservación, rodeado de montañas, en un paraje espectacular. No te pierdas la torre defensiva conocida como la Casa Don Jorge, del siglo XVI y la torre de la iglesia.

Sarvisé

En el municipio de Broto, en la comarca del Sobrarbe, Sarvisé es otro de los pueblos de origen medieval que no puedes perderte. Está en las proximidades del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, y cuenta con monumentos de interés como su iglesia románica del siglo XII (C. Única, 24, 22374 Sarvisé, Huesca), dedicada a la Virgen de Septiembre. Además, Sarvisé es uno de los mejores lugares para degustar la gastronomía típica de la zona.

Servisé se encuentra solo a tres kilómetros y medio de Broto y a siete minutos en coche de la localidad de Buesa.

Tella

Tella
Tella/Foto: Wikimedia Basotxerri CC BY-SA 4.0

En la comarca del Sobrarbe se encuentra el pintoresco pueblo de Tella, que alberga el Museo de la Brujería. Y es que en este lugar encontrarás muchas leyendas sobre las brujas y sus aquelarres. Te encantará la arquitectura tradicional de sus casas de piedra con tejados de pizarra, además de la posibilidad de realizar una de las rutas más recomendables de la región: la Ruta de las Tres Ermitas de Tella. En la Casa del Molino se encuentra el Centro de Visitantes, donde podrás obtener toda la información que necesites para conocerlo. El pueblo se encuentra a la entrada del Parque Nacional de Ordesa y a 25 kilómetros de Aínsa.

Fiscal

A medio camino entre Broto y Aínsa, a orillas del río Ara se encuentra Fiscal. Este bonito pueblo destaca por su pintoresco casco urbano, sus construcciones medievales y templos como la iglesia de la Asunción (Pl. Iglesia, 2, 22373 Fiscal, Huesca), con pinturas de entre los siglos XVII y XVIII en su interior, y la ermita de San Salvador (Pista de Canciás, 22373 Fiscal, Huesca).

Podrás descender por la Tirolina Ordesa Pirineo, con más de dos kilómetros de longitud y un desnivel de 400 metros, la cual alcance velocidades entre los 130 y los 160 kilómetros por hora. No te pierdas el batán de Lacort (Av. Jesús, s/n, 22373 Fiscal, Huesca) y recorre las sendas junto al río para descubrir bellos parajes en los que no te cansarás de tomar fotografías.

Torla-Ordesa

Torla
Torla/Foto: Pixabay

Otro de los pueblos más bonitos en el entorno e Ordesa se encuentra también junto al río Ara, a solo cuatro kilómetros de Broto. Nos referimos a Torla-Ordesa. El precioso pueblo constituye la puerta de acceso al Valle de Ordesa. Te encantarán sus calles de piedra, sus viviendas balconadas en las que no faltan las flores y la ermita de Santa Lucía (C. Capuvita, 21, 22376 Torla-Ordesa, Huesca). Su localización contribuye a que sea un punto de partida perfecto para visitar el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, pero también para aventurarte por la famosa ruta de la Cola de Caballo y practicar deportes alpinos.

Fragen

En el municipio de Torla-Ordesa, a unos tres kilómetros de la capital municipal, Fragen se alza a 1.133 metros de altitud sobre el nivel del mar, en la comarca del Sobrarbe. La iglesia románica de San Martín (C. Real, 33, 22377 Fragen, Huesca), sus casas antiguas y su precioso entorno le otorgan un especial encanto. Y no dejes de visitar la ermita de la Asunción, desde la que se contemplan unas preciosas vistas de la zona. Cada año, en Fragen celebran sus fiestas el 11 de noviembre, en honor de San Martín, patrón de la localidad. Una ocasión estupenda para descubrirlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí