El ambiente de Barcelona en verano, si sabes vivirlo un poco alejado del turismo, es de lo más relajado e interesante. Disfrutar de la ciudad durante el buen tiempo es uno de los grandes motivos de vivir en ella o visitarla. Incluso para quienes viven en la Ciudad Condal, desde Mayo se inaugura oficialmente la época de terracitas, playeo y demás caprichos. Vivas en Barcelona o estés de paso, trabajes o estudies, si sabes tratarla bien la ciudad te obsequiará con una sensación de vacaciones desde Mayo a Octubre. Nada mal, ¿no?

Las playas de Barcelona ciudad están bien para un devaneo fortuito pero si lo que buscas son lugares donde quedarte a pasar el día o ir asiduamente te doy las claves para elegir bien tu zona de playa y tumbarte a la bartola en completo relax.

Desde Barcelona puedes moverte fácilmente en cercanías a un gran número de playas de la costa, sea hacia el norte (zona del Maresme) o hacia el sur (zona del Baix Llobregat y Garraf). Y te diré que hay una gran diferencia entre ambos ambientes. Iré explicándote a medida que te presente las mejores playas de Barcelona:


Playas de Barcelona y alrededores

Ocata

Playa de Ocata – Foto de Vriullop

Hacia el norte y en la zona del Masnou se encuentra una de las mejores opciones en cercanía, espacio, calidad y servicios. Ocata es una playa muy amplia y con buenos servicios, tranquila y con espacio suficiente para estar a tu aire sin ser molestado o quedarte en la orilla observando a la gente y al mar.

Ocata tiene una excelente arena fina y muchísimos servicios: zonas de ocio para practicar deportes, restaurantes, chiringuitos, duchas,… además de accesibilidad para personas con movilidad reducida. Durante el verano encontrarás mucha oferta cultural organizada por el ayuntamiento o por los propios chiringuitos, también por la noche.

Sant Pol de Mar

Sant Pol de Mar – Foto de Txllxt

También hacia el norte pero un poco más alejada está la zona de Sant Pol de Mar, un pueblecito muy acogedor con unas calas y playas muy interesantes. Sant Pol siempre ha tenido mucha fama por la calidad de sus calas y su ambiente familiar y cercano. Al ser tan popular ha recibido mucho turismo en su escaso tamaño. San Pol es una magnífica opción para pasar un día diferente y perderte en calas casi escondidas. El azul turquesa del mar y una arena limpia y fina te darán la bienvenida.

Te cuento un secreto, si vas por Sant Pol busca la Playa de les Roques Blanques, a medio camino entre Canet y Sant Pol de Mar. Es una de las mejores playas del Maresme.

El Remolar

El Remolar – Foto de Viladecans.cat

Aquí  te va una de las perlas del sur. Muy cerca del pueblo del Prat se encuentra El Remolar, una playa gigantesca y muy salvaje. Si eres de los que prefieren las playas alejadas, casi desconocidas y sin explotar esta es la tuya. Al estar tan cerca del aeropuerto puedes observar y oír el tráfico aéreo pero al mismo tiempo estarás rodeado de un magnífico ecosistema de aves del espacio natural vecino.

El acceso al Remolar es básicamente en coche o moto y necesitas conocer el camino. Eso sí, el resultado merece la pena. Así pasa con muchas cosas en la vida ¿no?

 Castelldefels

Castelldefels

Un playa muy popular hacia el sur de Barcelona, sólo 20 minutos desde la estación de Sants y estarás en la Playa de Castelldefels. Caminando hacia la playa encontrarás todo tipo de servicios y una de las playas más anchas de la zona y con una calidad a destacar. Súper recomendada si quieres ir en familia ya que hay siempre sitio.

El viento sopla con buena potencia cuando se levanta, por eso los amantes del windsurf conocen bien Castelldefels. Una gran oferta de chiringuitos de playa, duchas, baños,… estarás como en casa.

Cala Morisca

Si buscas una playa nudista te presento Cala Morisca, una preciosa cala escondida entre acantilados. La cala está en la zona del Garraf, entre Castelldefels y Sitges. Al lado de esta cala encontrarás un maravilloso parque y un bosque mediterráneo. Los fondos marinos son espectaculares, perfectos para hacer snorkel y maravillarse con las vistas.

Sitges

Sitges

Seguimos en el Garraf, esta vez con su hija pródiga, la ciudad que alberga festivales y es la ciudad favorita de millones de gays que disfrutan sus encantos. Viniendo de Barcelona la encuentras a tan solo 35 minutos en tren, el tiempo que tardarás en tumbarte en una de sus 17 playas o en descubrir alguno de las terrazas donde darte un homenaje. En Sitges puedes escoger playas cercanas al centro del pueblo o más escondidas y llenas de naturaleza.

Barcelona tiene tantas opciones de playas como tipos de personas la visitan, eso sí, necesitas saber lo que quieres. Si es así rápidamente encontrarás la dirección a tomar. Con la cantidad de turismo que recibe la ciudad es difícil encontrar playas completamente desconocidas o secretas, pero sí poco concurridas. Independientemente de tu estilo siempre encontrarás ese rincón donde te sentirás en casa. Es la magia de Barcelona, todo cabe y todo se acepta si vienes a pasar un buen momento.

Tanto hacia el Norte como hacia el Sur siguen inmensas ofertas de la costa pero ya en las provincias de Girona o Tarragona. Toda la oferta de playas que imagines la tienes en este rincón del mediterráneo y toda la oferta de actividades de ocio y deportivas. Coger un kayak y descubrir calas inaccesibles, comer en un faro antiguo, aprender a bucear, navegar en un velero,… todo es posible. Y para reponer fuerzas una buena comida al estilo mediterráneo, sana y deliciosa.

Barcelona es para disfrutarla, para descubrirla y para hacerla tuya. Todavía más en verano, con buen tiempo y un mar apetecible. Visítala con amigos o con familia, en pareja o en solitario. Todos los formatos son aceptados, porque ante todo, es una ciudad cálida y de mente abierta. Prepara el bikini, las gafas de sol y las ganas de verano porque el resto ya lo pone la ciudad.


Artículo anterior8 visitas imprescindibles en Ciudad del Cabo
Artículo siguienteExcursiones de un día desde Cancún
Maria Kast
Soy María, una ciudadana del mundo nacida en España y mi vida hasta ahora se ha desarrollado en diversas ciudades como Londres, Hong Kong, París, Barcelona y Madrid. Me entusiasma la diversidad de culturas, de gentes y de maneras de vivir. Soy una persona comunicativa, empática, creativa y perseverante. Me encanta escuchar y conocer a los demás, y todavía más ayudarlos. Soy una viajera incansable, empecé a viajar con 16 años y desde entonces no me he detenido. Recientemente dejé mi trabajo como Businesswoman para dar la vuelta al mundo sola y ha sido la mejor decisión de mi vida. Quiero contarte todo lo que he visto para quizás inspirarte a ti también a cambiar tu vida.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here