Uno de los eventos españoles más típicos en Navidad es la celebración del Día de Reyes, cada 6 enero, siendo esa madrugada anterior al festivo una de las noches más mágicas del año. La tarde y noche del 5 de enero, los pueblos y ciudades del país pueblan sus calles con numeroso público que se acerca a contemplar los desfiles protagonizados por los Reyes Magos, sus pajes, las carrozas con regalos y un sinfín de sorpresas que encantan a los más pequeños que recogen con emoción los caramelos que les lanzan los participantes.

Aprovechando que todavía nos encontramos en torno a estas fechas navideñas, hoy conocemos las cabalgatas de Reyes con más tradición de España y te proponemos que las descubras si tienes oportunidad.

1Cabalgata de Reyes de Alcoy

Cabalgata de Alcoy
Fuente: Flickr/ ARAMULTIMÈDIA CC BY-SA 2.0

Catalogada como Fiesta de Interés Turístico Nacional desde el año 2001 y Bien de Interés Cultural desde el 2011, la cabalgata de Reyes de Alcoy, en la provincia de Alicante (Valencia), es de las más antiguas entre las que se celebran en España. Y es que se tiene constancia de que se celebra sin interrupción desde 1885.

Los actos previos de este tradicional desfile se inician el día anterior a la cabalgata, en el Teatre Principal, cuando a las seis de la tarde, se lee el Pregó del Tío Piam, con el que un personaje popular anuncia que llega el Embajador Real. Este es recibido por vecinos del pueblo y por los personajes del Betlem de Tirisiti.  El Embajador Real recorre las calles de la localidad a partir de las seis y medida para avisar de la llegada de los Reyes Magos, leyendo el Bando Real. Su cortejo también está formado por pajes reales, denominados popularmente como Els Negres, y al final del mismo se guían unas burras que portan los buzones reales, en los que los niños pueden depositar sus cartas de Reyes.

Al día siguiente, 5 de enero, por la mañana, los niños visitan el Campamento Real que se instala en el Preventorio. Cuando anochece, en torno a las seis de la tarde, los Reyes Magos aparecen a lomos de sus camellos y comienza el desfile, en el que participan pastorcillos, pajes, músicos y antorcheros. Resulta curioso el orden de Sus Majestades en la cabalgata, ya que es el rey Baltasar quien se sitúa entre Gaspar y Melchor.

La comitiva finaliza su recorrido en la Plaça d’Espanya, unas horas después del inicio, donde los Reyes Magos se dirigen hacia el Nacimiento y se representa la Adoración al Niño Jesús. Como colofón, se lanzan fuegos artificiales y se interpreta El Mesías de Händel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here