En pleno corazón de la Sierra de Gredos se encuentra la turística comarca de La Vera, famosa por su belleza natural, sus piscinas naturales y una gastronomía tan reconocible como apetitosa. De entre todas sus señas de identidad culinarias, propias de la cocina extremeña, destaca la producción y distribución del pimentón de La Vera. Su fabricación artesanal a partir de la molienda de pimientos rojos de diferentes variedades (Jaranda, Ocales, Jariza, Jeromín y Bola), han convertido a este en una especia famosa por su intenso sabor y aroma.

También participa la deshidratación lenta en su coloración intensa final. Dentro de esta variedad encontramos el pimentón dulce, picante y agridulce. ¿Y dónde se puede encontrar? Principalmente en las localidades de Aldeanueva de La Vera, Cuacos de Yuste, Jaraíz de La Vera, Losar de La Vera, Jarandilla de La Vera y Madrigal de La Vera. Todas estas son localidades muy turísticas en los meses de verano pero puede que los viajeros que lleguen a ellas ignoren la apasionante historia del pimentón de la Vera. ¿Quieres conocer más?

Origen del pimentón de la Vera: al otro lado del charco

Pimientos rojos

En realidad, el pimiento con el que se consigue este pimentón tiene su origen botánico en las áreas de Bolivia y Perú así como en otros países de América Meridional y Central. Los aborígenes americanos lo empleaban como alimento básico y de ello queda constancia en las tumbas del altiplano peruano que datan de hace unos dos mil años en donde se encontraron restos.


Al igual que sucedió con muchas otras variedades como las patatas, fue Cristóbal Colón quién llevó la planta a España en un viaje en 1493. La razón por la que le llamó la atención fue porque, hasta el momento, la pimienta era importada de Oriente y esto implicaba un gasto mayor. Colón pensó que quizás podía llegar a sustituir a la anteriormente citada especia.

Historia del pimentón de La Vera en España

Real Monasterio de Santa María de Guadalupe
Real Monasterio de Santa María de Guadalupe

A finales de la Edad Media, fueron los frailes Jerónimos del Monasterio de Guadalupe de Cuacos de Yuste quienes comenzaron a elaborar el emblemático pimentón. De ahí se extendió al otro lugar en el que puedes encontrar esta denominación; Murcia.

Como tantos otros cultivos fueron traídos de Sudámerica y Centroamérica para el consumo en España. El éxito de este pimentón, por ejemplo, fue tal que en el siglo XVIII La Vera producía unas mil arrobas de pimentón. A medida que pasaban las décadas y la ciudadanía lo requería, el cultivo se intensificó. En apenas unos 20 años se triplicó el número de arrobas dedicadas a la siembra del pimiento.

En el siglo XIX su expansión era imparable convirtiéndose en toda una revolución agraria en esta comarca que dejaría en un segundo plano la seda y el lino, otros dos de los productos comarcales más emblemáticos.

Durante un tiempo el emblema de la región de la Vera fueron, sin lugar a dudas, los secaderos de pimentón y los molinos, en desuso desde la llegada de la electricidad a la comarca. No fue hasta finales del siglo XX que los profundos cambios que sufrió el sector agrario forzaron a un cambio estructural.

Hasta los años 40 del siglo XX el sistema de trabajo era conocido como medierismo. Esta arcaica organización había resistido desde la Edad Media y se basaba en que los jornaleras trabajaban la tierra por un pequeño porcentaje del resultado del cultivo. En su lugar, las estructuras de la propiedad se modificaron y actualmente hay una gran cantidad de explotaciones de las que se encargan técnicos con cualificación académica.

Desde finales del siglo XX y con la llegada de la globalización, esta especia se puede encontrar en lugares tan alejados como Rusia o Japón.

Descubriendo la historia del pimentón de La Vera en la Sierra de Gredos

Pimentón de la Vera

No son pocos los viajeros que visitan la comarca de La Vera guiados por la curiosidad. Quieren saber su origen, conocer el proceso de secado y llevarse su propio pimentón artesanal «in situ». Por si fuera poco La Vera cuenta con no pocos atractivos en sus inmediaciones como son la posibilidad de hacer senderismo y otras actividades físicas, darse un chapuzón en una de las piscinas naturales que dejan los cauces de las gargantas durante el verano o conocer más en profundidad la historia. La gastronomía extremeña también es otro de los motivos para acercarse a la región.

Pero si hay algo que se ha puesto de moda entre los visitantes son las visitas guiadas para conocer el pimentón de La Vera. En la actualidad, de hecho, se puede encontrar el Museo del Pimentón en Jaraíz de La Vera en donde el visitante puede descubrir el procedimiento que sigue la elaboración de esa especia tan castiza que recuerda a los guisos y la charcutería de la meseta.

Museo del Pimentón: gratuito y curioso

Museo del Pimentón de Jaraíz de la Vera – Foto de la web oficial del museo

Si te interesa la historia, este es tu museo. En él descubrirás los cambios socioeconómicos que trajo consigo la elaboración del pimentón. Del mismo modo podrás conocer al detalle los utensilios que se emplearon históricamente para fabricarlo y cuáles se utilizan en la actualidad.

El museo está dividido en tres plantas. En la planta baja está situada la sala de audiovisuales, además de la recepción. En la primera planta se halla la sala de cuentacuentos y las salas con paneles explicativos. Por último, la segunda planta está destinada a la historia del pimentón totalmente.

En el caso de que quieras visitarlo, te recomiendo que contactes con los responsables del museo directamente. En él, además, las visitas guiadas están ganando una gran relevancia. El horario del museo es de martes a sábado de 10 a 14 horas y de 16 a 18 horas. Los domingos abre en horario de mañana de 9,30 a 14,30 horas. Los lunes está cerrado.

¡Y esto es todo! Todas las comarcas de Sierra de Gredos tienen mucho que ofrecer. Quizás este sea el año para hacerlo … ¡Explora!


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here