Valoración post

Esos lugares en los que nos sentimos viajar en el tiempo gracias a sus edificios históricos y a unas calles donde todavía se conservan los vestigios de su pasado tienen un encanto especial. Sin duda, cuando hablamos de la Edad Media, nuestra imaginación se dispara y descubrir la historia a través de ellos resulta una experiencia única.

Buen ejemplo de ello son los pueblos medievales más bonitos de Europa. Nosotros te sugerimos algunos de ellos, más allá del famoso Mont-Saint-Michel, para que los tengas en cuenta si buscas un destino diferente alejado de las grandes ciudades y capitales europeas. ¿Te vienes con nosotros?

Rothenburg ob der Tauber (Alemania)

Rothenburg
Fuente: Pixbay/pixelRaw

Si quieres callejear por un pueblo de auténtico cuento, escápate a Baviera (Alemania). Y es que aquí se localiza Rothenburg ob der Tauber, una localidad que conserva su centro histórico medieval en un estado excelente. Las calles con sus adoquines, su muralla del siglo XIV con numerosas puertas y decenas de torres, sus casas con los tradicionales entramados de madera y los tejados lo convierten en un sitio muy especial que atrae a numerosos turistas año tras año.

Fougères (Francia)

Fougeres
Fuente: Wikimedia/Odenel CC BY-SA 3.0

En la región de la Bretaña francesa se encuentra Fougères, uno de los pueblos medievales más bellos de Europa. Destaca el impresionante castillo-fortaleza de granito, construido entre los siglos XII y XV, que cuenta con 13 torres y unos preciosos jardines.

En el pueblo de calles adoquinadas y casas tradicionales puedes visitar templos como la iglesia Saint-Sulpice o la iglesia Saint-Léonard, el campanario más antiguo de toda Francia, así como el decimonónico barrio Bonabry, así como las antiguas fábricas de zapatos. La villa de Fougères se localiza a unos 50 kilómetros de la ciudad de Rennes y a menos de una hora en coche del Mont-Saint-Michel, así que si tienes pensado visitar este, no dudes en incluirla en tus planes.

Castle Combe (Inglaterra)

Castle Combe
Fuente: Wikimedia/Alinangel CC BY-SA 4.0

Muchos dicen que Castle Combe es el pueblo más bonito de Inglaterra. No nos sorprende, teniendo en cuenta la belleza de esta villa medieval de unos 350 habitantes y a 53 kilómetros del famoso sitio arqueológico de Stonehenge. El pueblo está a un par de horas en coche de Londres y a solo unos 35 kilómetros de Bristol, así que puedes planear una excursión para conocer ambos sitios en una misma jornada si vas hacia la zona en la que se encuentran.

Las casas típicas de la región, con muros de piedra y tejados de piedra natural, su entorno natural y el buen estado de conservación del conjunto han provocado que se haya convertido en escenario de muchas películas, como Stardust. Te sentirás irremediablemente viajar al pasado en este pueblo medieval en la campiña inglesa.

Carennac

Carennac
Fuente: Wikimedia/Manfred Heyde CC BY-SA 3.0

Con unos 400 habitantes, el pueblo francés de Carennac, en el valle del Dordogne, conserva todo el encanto del medievo, en el que se alza el castillo de los Deanes y la iglesia de Saint Pierre.

Acércate a descubrirla y aprovecha para planear una excursión al espectacular abismo de Padirac, aunque para acudir a este último es mejor que reserves tus entradas a través del sitio web oficial. En la página también informan puntualmente sobre los horarios y aperturas. Y no olvides que al otro lado del río Dordoña se encuentra el parque acuático Parc de la saule.

Volterra (Italia)

Volterra
Fuente: Pixabay/Skitterphoto

En la siempre maravillosa Toscana, en Italia, el pueblo de Volterra es otra joya medieval que puedes visitar, situada a unos 65 kilómetros de Pisa y a 75 kilómetros de Florencia. Aunque la ciudad fue fundada en el siglo VII a.C., conserva el encanto de la Edad Media, cuando fue modificada su muralla y levantados otros muchos edificios. De hecho, te moverás por su trazado urbano medieval y descubrirás sitios de interés como el Palazzo dei Priori, del siglo XIII, la torre del Podestà, la catedral del siglo XI y la fortificación de los Médici.

Pero también puedes aprovechar para visitar el Museo Etrusco Guarnacci, el área arqueológica de Vallebuona y el teatro romano. Un destino perfecto para los amantes de la historia.

Conques (Francia)

Conques
Conques/Pixabay

Conques es uno de los pueblos medievales más bonitos de toda Francia y por él pasa el Camino de Santiago. De hecho, en este lugar del departamento de Aveyron hay dos puntos catalogados como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco: la iglesia abacial de Sainte-Foy y el puente de los Peregrinos sobre el río Dourdou. La iglesia alberga el conocido como Tesoro de Conques, uno de los tesoros de orfebrería medieval de Europa. Pasea por sus callejuelas y déjate sorprender por este lugar de ensueño.

Gengenbach (Alemania)

Gengenbach
Fuente: Pixabay/travelspot

Al sur de Alemania, en la Selva Negra, se encuentra Gengenbach, otro de los pueblos medievales de la Edad Media más bellos de Europa. Este pueblo de cuento ha servido de escenario para numerosas películas. Lugares tan bonitos como la Plaza del Mercado, edificios como el del ayuntamiento o la iglesia y el paseo por calles como la de Engelgasse y la de Höllemgasse fascinan a todos los viajeros que se acercan a conocerlo. La ciudad de Estrasburgo se localiza solo a 40 kilómetros de Gengenbach, y Sttutgart a hora y media en coche.

Carcassone (Francia)

Carcasona
Carcasona

No puede faltar Carcassone (Francia) en una lista con algunos de los pueblos medievales más bonitos de Europa. Esta villa fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1997 y acercarse a sus murallas y recorrer sus calles te hará comprender por qué se dice que parece detenida en el tiempo. Su impresionante castillo condal del siglo XII, la catedral de Saint-Michel y la basílica de Saint-Nazaire son algunos de sus edificios históricos más representativos.

Las actividades que contribuirán que sientas que has viajado al medievo son numerosas, como recorrerla en carro, alquilar disfraces de época, asistir a algún taller con un caballero o visitar el museo de la Inquisición, entre muchas otras. En verano, también hay torneos de caballería y en invierno marcha de antorchas. Un destino medieval perfecto para descubrir en pareja o en familia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí