Valoración post

Peñíscola es uno de esos destinos con el que acertarás en cualquier época del año. Resulta perfecto para pasar unas vacaciones junto al mar, descubrir su patrimonio y disfrutar de su gastronomía. Si a ello sumamos su interesante agenda cultural, no dudes en elegirlo si estás planeando una escapada.

Reservar mis próximas vacaciones en Peñíscola facilita la tarea a la hora de organizar el viaje. Esto es todo lo que tú debes saber si estás pensando hacer lo propio para viajar a esta hermosa localidad valenciana en la provincia de Castellón.

¿Qué hacer en Peñíscola?

Castillo de Peníscola
Castillo de Peñíscola/Foto: Pixabay

La ciudad de Peñíscola es uno de esos destinos que lo tienen todo. Un casco antiguo en el que se alza el castillo-fortaleza del siglo XIV en el que vivió el Papa Benedicto XIII, un entorno natural con unas preciosas playas, y una zona más moderna y turística en la que encontrarás todo tipo de planes de ocio.

Visitas guiadas, eventos culturales como el Festival Internacional de Cine, actividades como los talleres históricos en el Castell de Peñíscola, jornadas gastronómicas y las fiestas típicas en distintas épocas del año son solo algunas de las posibilidades que ofrece este destino. Y es que la oferta cultural de la localidad es inmensa, por lo que no importa si viajas con los amigos, en pareja o en familia. Hay planes para todos los gustos. Además, la estancia no te resultará cara, puesto que hallarás grandes ofertas de apartamentos para pasar tus vacaciones.

Turismo familiar

Peñíscola es un sitio perfecto para el turismo familiar. De hecho, encontrarás varias rutas planificadas pensando en los más pequeños de la casa. Así que podréis divertiros en familia con la Ruta Pirata, con la que descubrir el mundo marinero, y la Ruta Aventuras, evocando los tiempos de los antiguos templarios. Ambas discurren por la zona antigua de la ciudad. Asimismo, hay numerosos parques infantiles, y podréis subir al tren turístico. A los niños les encantará. Y cuando el tiempo acompañe y aumente la temperatura en los meses más cálidos, lo mejor es pasar parte de la jornada en la playa y disfrutar de las actividades acuáticas.

Lugares imprescindibles de Peñíscola

Peñíscola
Peñíscola/Foto: Pîxabay

Entre los lugares que no puedes perderte en este destino, además del espectacular castillo construido por los templarios sobre los restos de una antigua alcazaba, se encuentran el Baluarte del Calvario, el Jardín de Artillería, la ermita de la Virgen de la Ermitana, la Casa de las Conchas y el faro, desde donde harás preciosas fotografías. No olvides tampoco las playas, pasear por el puerto y adentrarte en el Museo del Mar. La entrada es gratuita.

Si te gusta el turismo activo y la naturaleza, visita obligada es el Parque Natural y Reserva Marina de Sierra de Irta, que encontrarás al sur de la ciudad. Dispone de varias rutas señalizadas, tanto de senderismo como de bicicleta, y siguiéndolas podrás conocer otros sitios de interés como los castillos de Xibert y Pulpi y la Torre Badum. Lo mejor es que visites primero el Centro de Interpretación del Parque Natural para informarte sobre todo lo que verás en él y las posibilidades que ofrece.

Curiosidades de Peñíscola

Peñíscola
Peñíscola/Foto: Pixabay

Si hay una figura legendaria que vivió en esta ciudad y sobre la que circulan diversas historias es Benedicto XIII, quien en el siglo XIV se convirtió en Papa de Avignon, en un tiempo en que la iglesia trasladó la sede pontificia desde Roma hasta esa ciudad al sur de Francia. Allí fue nombrado Papa Luna. Pero cuando Roma volvió a consolidarse como el centro de la cristiandad, él se negó a renunciar a su cargo. Como resultado, el Papa Luna fue tildado de hereje y huyó en el año 1411 al castillo de Peñíscola, en el que residió hasta su muerte. Desde entonces se lo conoce popularmente como el castillo del Papa Luna. Dice la leyenda que existe un pasadizo subterráneo que comunica el castillo con el puerto, y que el pontífice hereje lo utilizaba para esconder en él sus tesoros, entre los que se encontraba un libro muy especial: El códice imperial.

Ya entrado el siglo XX, Peñíscola comenzó a convertirse en numerosas ocasiones en un plató de cine. Incluso es posible realizar una Ruta de Cine por la localidad para descubrir todos los sitios que han servido como escenario a películas como El Cid (1961) y series como Juego de Tronos (2015).

Con tanto por ofrecer, si estás buscando un destino costero para tus próximas vacaciones, no le des más vueltas y pon Peñíscola como la primera de las opciones en tu lista. ¡No te arrepentirás!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí