La Red de Caminos Carpetania es una magnífica propuesta para descubrir los pueblos, los recursos naturales y el patrimonio que guarda la sierra Norte de Madrid. Se trata de una red viaria pero pensada no para vehículos a motor, sino para la práctica del senderismo o incluso para ser recorrida en bici o a caballo.

Su objetivo es lograr la absoluta conectividad entre los núcleos de población de esta bella comarca que incluye: el valle del Lozoya, la sierra del Rincón, el valle del Jarama y la sierra de La Cabrera. Si te gustan los deportes al aire libre, la Red de Caminos Carpetania te ofrece un sinfín de posibles itinerarios para descubrir los sorprendentes contrastes y la riqueza natural y cultural de la madrileña sierra Norte.

¿Qué es Carpetania?

Sierra Norte de Madrid
Sierra Norte de Madrid Fuente: Wikipedia

Carpetania es un conjunto de caminos que abarca 780 kilómetros de antiguos senderos históricos y tradicionales que han sido recuperados y convenientemente señalizados para que recorrer, a pie, la madrileña sierra Norte resulte una enriquecedora aventura.

Se trata de una extensa red que comunica más de 50 localidades serranas y también lugares de especial interés por la belleza del paisaje, por su valor histórico – artístico, por la biodiversidad presente…

Este particular ‘mapa de carreteras’ crea un entramado de vías que conecta puntos clave del tercio norte de la Comunidad de Madrid, yendo desde altas cumbres y miradores naturales como el puerto de la Morcuera, hasta suaves praderas, como las que puedes atravesar en la vega del Jarama.

4 de las consideradas villas de Madrid: Patones, Torrelaguna, Buitrago de Lozoya y Rascafría están conectadas por Carpetania, red que también incluye localidades tan bellas e interesantes como: La Hiruela, Lozoya, Robregordo, Montejo de la Sierra, Torremocha de Jarama, Bustarviejo o el Berrueco por citar algunos magníficos destinos a los que llegar de la manera más sostenible disfrutando, también, del camino.

Pinares, hayedos, embalses, fuentes, puentes medievales, antiguos torreones, bellos entornos fluviales… Carpetania permite, a cada paso, descubrir algo más de la sierra Norte, llevándote por parajes únicos que desbordan tranquilidad y belleza.

Elige tu itinerario y ponte en marcha

Imagen: Hermann Traub Pixabay

Inspirada en el modelo suizo de trazado viario, Carpetania no tiene un principio ni un final. Se trata de un conjunto de caminos que delimita e interconecta una superficie geográfica concreta: la sierra Norte.

Sus vías principales tienen, a su vez, múltiples ramificaciones en forma de sendas históricas, agropecuarias, de uso vecinal… Con ellas es posible llegar a cualquier punto que se desee, simplemente, empleando el tiempo necesario y siguiendo las indicaciones de la propia Red. Carpetania permite, por tanto, recorrer el tramo que quieras haciendo senderismo o practicando otros deportes al aire libre como ciclismo, hípica o, en algunos recorridos, trail running.

Esta magnífica red viaria, centrada en paisajes naturales y áreas rurales, está muy bien señalizada para que seguir el itinerario establecido resulte sencillo.

El recorrido por la red principal está señalizado con marcas horizontales de color amarillo, que puedes encontrar en elementos naturales o artificiales como rocas, muros, balizas. el tronco de un árbol y que indican al senderista si debe continuar o girar en alguna dirección. En los cruces de caminos se encuentran los postes que, con flechas direccionales, indican hacia qué población lleva cada sendero informando, también, de la distancia a la que se encuentra y del tiempo previsto para alcanzarla.

Además, Carpetania se completa con una red de caminos locales (señalizada con marcas de color rojo), muchos de ellos temáticos, centrados en los paisajes, monumentos, costumbres u oficios tradicionales de los distintos pueblos serranos a los que llega la Red.

En las distintas oficinas de turismo de las localidades que forman parte de la sierra Norte puedes encontrar el mapa de la Red Carpetania o descargarlo en la web. Con él solo tienes que elegir la población de la que quieres partir y trazar tu itinerario teniendo en cuenta el tiempo del que dispones y relacionarlos con los kilómetros a recorrer, los lugares de interés que encontrarás en el camino o el nivel de dificultad de la ruta, sobre todo si se trata de parajes de montaña que pueden exigir cierta preparación física.

Informarte sobre lugares donde comer y pernoctar también es importante para completar una experiencia de senderismo por la sierra Norte hecha a tu medida.

Propuestas de la Red Carpetania para todos los gustos

Patones de Arriba
Patones de Arriba. Sierra Norte. Madrid. España. David Daguerro, Wikipedia

Pueblos de la Vega del Jarama

Ideal tanto para senderistas como para ciclistas que quieran conocer el particular ecosistema que engloba la llanura que arranca desde el entorno fluvial del Jarama y va ascendiendo levemente hacia las montañas cercanas.

Se trata de un camino sencillo, de unos 8 kilómetros, que atraviesa los campos madrileños dedicados al cultivo del cereal. Parte de Patones de Arriba y el recorrido lleva a Patones de Abajo, Torremocha del Jarama y finalmente llega Torrelaguna, pueblo cuyo patrimonio arquitectónico, histórico y artístico bien merece una visita detenida.

El camino de los botánicos

Macizo de Peñalara visto desde el valle del Lozoya. Trabajo propio de Miguel303xm Wiipedia

A los senderistas especialmente interesados en descubrir la riqueza, en cuanto a flora y fauna, que encierra la sierra Norte, este itinerario les encantará. Un poco más exigente que el anterior, tiene como punto de partida la localidad de Somosierra, en el valle Medio del Lozoya, y, en poco más de 15 kilómetros, permite ‘viajar’ entre distintos ecosistemas serranos.

El camino pasa por un pinar de pinos silvestres, un bosque de acebos, una dehesa repleta de retamas e incluso una inesperada zona de piornos que, en primavera, es un bello manto de flores amarillas. Además, en el trayecto es fácil ver numerosas aves de todo tipo, incluidas rapaces para deleite de los amanes de la ornitología.

Ruta de los puentes medievales

Puente de Matafrailes sobre el arroyo de Canencia. Trabajo propio de Rowanwindwhistler en Wikipedia

Otra magnífica propuesta para combinar naturaleza, historia y un punto de misterio es esta ruta que se incluye en la Red de Caminos Carpetania.

 Se trata de un sendero circular que arranca y regresa a Canencia, la bonita localidad, ejemplo de arquitectura serrana, ubicada muy próxima al arroyo del que toma el nombre que, a su vez, es un afluente del Lozoya.

Este particular entorno fluvial ha hecho que en Canencia y alrededores, a lo largo de la historia, haya sido necesario construir puentes para cruzar ríos y arroyos. Para conocerlos, nada mejor que enfundarte las botas y seguir el camino de los puentes medievales.

En un trayecto de aproximadamente 18 kilómetros, el sendero te permitirá acercarte a los puentes de: Cal y Canto, Matafrailes o al Puente del Congosto, una construcción que parece ser una prolongación de la propia roca y cuyo origen sigue siendo un enigma.

Paisajes de agua y jara

Cervera de Buitrago vista desde el canal de El Villar. Trabajo propio de Malopez21 Wikipedia

Los parajes llenos de contrastes son uno de los atractivos de la sierra Norte de Madrid. Si quieres un camino donde la tradicional jara y el embalse más grande de la comunidad de Madrid te ofrezcan un paisaje único, esta es tu ruta.

Siguiendo las indicaciones de la Red Carpetania podrás ir de Robledillo de la Jara hasta Cervera de Buitrago, casi a orillas del embalse del Atazar.

En primavera, las flores blancas de la jara invaden el camino haciendo de la ruta un verdadero espectáculo que tiene como colofón poder contemplar las espléndidas vistas del agua embalsada en un entorno natural de gran riqueza. Una vez en Cervera, se puede ir hasta la presa de El Villar para ver de cerca esta obra de ingeniería construida, hace más de un siglo, para aprovechamiento de las aguas del Lozoya.

Mondalino y Peña Negra

Carpetania también tiene recorridos pensados para experimentados montañeros acostumbrados a rutas exigentes como la que permite disfrutar de vistas únicas de la sierra Norte en su conjunto.

Partiendo de Bustarviejo, en la sierra de la Cabrera, el camino asciende hasta el pico Mondalino dejando atrás la antigua torre de la Mina. Tras contemplar el paisaje, el descenso entre brezos y enebros permite enlazar con el camino local de Valdemanco, que lleva hasta Peña Negra, desde donde ver la espectacular sierra, a 360,º y confirmar que el esfuerzo ha merecido la pena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí