5/5 - (1 voto)

Uppsala es una de las escapadas más recomendables desde Estocolmo, una ciudad para descubrir el orgullo sueco ya que se trata de una de las urbes más antiguas del país que alberga, además, la primera universidad de toda Escandinavia. 

Y es que más de 40.000 estudiantes residen en la ciudad durante buena parte del año. Y teniendo en cuenta que el número total de residentes no supera los 170.000 no cabe duda de que se trata de una ciudad joven y fresca en la que late el alma de Suecia. 

Un paseo por la vieja Uppsala 

Uppsala
Vieja Catedral de Uppsala – Fuente: Depositphotos

Para conocer el origen de Uppsala debes desplazarte unos 5 kilómetros al norte de la ciudad nueva, el lugar señalado por los yacimientos arqueológicos como el antiguo centro de poder de la tierra de los suecos además de un importante lugar de culto.  

Siguiendo el curso del río Fyris que atraviesa la ciudad nueva se llega al lugar en el que se celebraba el ting, conocido como Tingshögen, la asamblea general de los suecos, donde se propugnaban las leyes y se administraba justicia. 

Además, en esta vieja Uppsala aún podemos distinguir los túmulos individuales de los reyes suecos desde el siglo VI d.C.: es lo que se conoce como Gamla Uppsala, todo un símbolo nacional de Suecia.

Uppsala
Los montículos de Gamla Uppsala – Fuente: Depositphotos

Durante mucho tiempo, de hecho, existió la leyenda de que estos montículos contenían los restos de antiguos dioses paganos… o de que se trataban de pequeñas colinas naturales. Pero la realidad es que son tumbas de reyes. Fue a mediados del XIX cuando, por fin, se realizó una excavación arqueológica en el “montículo de Odín” o Östhögen que desveló el misterio. 

Hoy, en la zona de Gamla Uppsala se puede visitar el Museo Old Uppsala para conocer el origen de la ciudad, así como también la era vikinga de la vieja Uppsala que se manifestaría a partir del siglo VIII d.C liquidando la dinastía Yngling precedente, la más antigua de Escandinavia. A un paso del museo también se encuentra la vieja catedral de Gamla Uppsala, construida en el XII, época en la que Suecia fue cristianizada. 

Nueva Uppsala, la joven Suecia 

Uppsala
Catedral de Uppsala junto al río Fyris – Fuente: Unsplash

A mediados del siglo XIII, la vieja catedral de la ciudad casi es destruida en un incendio lo que, sumado a la dificultad para navegar el Fyris tan al norte, lleva a los habitantes a desplazarse unos kilómetros al sur: se funda la nueva Uppsala sobre la localidad de Östra Aros

Durante el siglo XV, dos construcciones marcan el devenir de la ciudad hasta la actualidad. Por un lado, la Universidad, fundada en 1477, convirtiéndose en la casa de estudios más antigua de Escandinavia, siendo reconocida actualmente como una de las mejores universidades de Europa, con más de 40.000 alumnos matriculados. 

El edificio principal de la Universidad está en pleno centro de Uppsala, en el margen izquierdo del Fyris, junto a los jardines y el conocido como Gustavianum, que acoge el actual museo universitario y que es el edificio más antiguo de la vieja universidad que se mantiene en pie.  

A un paso de los edificios principales de la universidad se ubica la catedral, la joya arquitectónica de Uppsala, que se empezó a construir a finales del XIII no siendo consagrada hasta 1435. Las torres fueron añadidas posteriormente: con sus 118 metros de altura, la convierten en el edifico religioso más alto de Escandinavia

El elemento más característico de la catedral es su ladrillo rojo que también podemos ver en el castillo y que la dota de una apariencia singular que ilumina el paisaje en invierno y refulge con las puestas de sol en verano. 

Uppsala
Castillo de Uppsala – Fuente: Depositphotos

En su interior se conservan los restos mortales de grandes figuras suecas como el rey Gustav Vasa que introdujo la monarquía en Suecia e independizó al país de Dinamarca y Noruega el 6 de junio, fecha conmemorada como día nacional sueco. 

Y también en la catedral se enterró a Carlos Linneo científico, zoólogo y botánico considerado el creador de la clasificación de los seres vivos o taxonomía y uno de los padres de la ecología.  

Para profundizar en la figura de Linneo debes visitar tanto su jardín botánico al norte de la catedral, en la orilla de derecha del Fyris, como el jardín botánico de la Universidad, uno de los iconos del paisaje de Uppsala. 

Uppsala
Jardín Botánico de la Universidad de Uppsala – Fuente: Unsplash

Así mismo, también es interesante la visita de la casa de verano de Linneo en Hammarby, una de las mejores excursiones desde Uppsala: ubicado a 15 kilómetros al sudeste del centro de la ciudad, se trata de una preciosa granja del siglo XVIII, una de las que mejor se conservan de toda Suecia. Además, alberga la colección viva de plantas de Linneo más grande del mundo.  

De regreso al centro de la ciudad, visitamos el castillo de Uppsala, construido a mediados del XVI en tiempos del rey Gustav Vasa. Caracterizado por sus icónicos bastiones y su tono rosado, tuvo que reconstruirse en el XVIII tras un devastador incendio que lo quemó hasta sus cimientos. El interior del castillo aloja un museo de arte y el Vasaborgen, el museo de historia que cobija restos del primitivo castillo. 

Aunque los castillos de Uppsala no se asemejan mucho a nuestra idea de castillo medieval, el entorno de la ciudad cuenta con dos edificios más así nombrados. Por un lado, el precioso castillo de Wik, a la orilla del Ekoln, un golfo de lago Mälaren, a 20 kilómetros al sur del centro de la ciudad, que es el castillo medieval tardío mejor conservado de Suecia. Y, por otro, el castillo de Salsta, a 25 de kilómetros al norte, un edificio barroco que en Navidad cuenta con un popular mercado. 

Uppsala
Västra Ågatan junto al río Fyris – Fuente: Unsplash

Pero después de tanta historia, ya toca conocer el lado más actual de la ciudad. Tan solo tienes que cruzar el puente Islandsbron desde el castillo de Uppsala que ofrece una de las mejores postales del Fyris y acercarte a Bryggeriet Ångkvarn, en la esquina del callejón Bäverns gränd y Östra Ågatan, donde se ubica el primer pub de Uppsala… el primero de tantos. Porque allá donde hay estudiantes, hay pubs. Y si hay que dar de beber a 40.000 alumnos, te puedes imaginar el ambiente festivo que tiene la ciudad durante los fines de semana.  

Tras unas pintas de cerveza, toca despedirse de la ciudad con un paseo nocturno por la orilla del Fyris, el río que divide en dos secciones Uppsala, esa pequeña joya en la que se combina la historia milenaria y el espíritu de la joven Suecia.  

  • Etiquetas
  • castillos
  • historia
  • rutas urbanas
DEJA UNA RESPUESTA
Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí