Estocolmo es pura modernidad. Así, a primera vista, su ambiente de cuento no lo revela. El visitante primerizo en Estocolmo se puede ver confundido por la antigüedad de sus casas, de sus calles y de sus rincones tradicionales. Podría parecer que nos encontramos en una ciudad conservadora y anquilosada en sus antiguas tradiciones. Sin embargo, es una cuestión de tiempo que Estocolmo muestre sus múltiples facetas. Caminante sigue tu camino y la ciudad se te desvelará.

De las bellas capitales bálticas, Estocolmo es una de las joyas. En ella se “cuecen” los movimientos más vanguardistas: desde el conocido diseño nórdico del que Estocolmo es la gran “influencer” hasta las tendencias artísticas, ecológicas, “slow living”, cultura, bienestar… todo para una mejor calidad de vida. En esto, los suecos son los grandes maestros europeos y merecen todos mis respetos.

Te cuento todo lo necesario para vivir el lado más alternativo de Estocolmo y cómo sacarle el mayor partido a los barrios más modernos, la oferta de arte urbano, actividades culturales, comercio justo y mucho más. Después de leer esto, no podrás resistirte a una visita al Top de la modernidad europea.


Alterna en los barrios más modernos: Södermalm

Södermalm desde el río

En Estocolmo existen 14 distritos de los que podemos distinguir tres zonas principales: Innerstaden (en el centro), Söderort (al sur) y Västerort (al oeste). Mientras que en Gamla Stan (la ciudad vieja) encontramos un encantador ambiente con las calles y edificios más tradicionales, en el barrio de Södermalm se nos descubre la esencia sueca más cool.

Södermalm abarca una de esas 14 islas en la desembocadura del lago Mälaren y se ha convertido mundialmente famosa por su ambiente moderno, muy moderno. Quizás tanto que resulta como un mundo paralelo difícil de creer, una utopía hipster al puro estilo sueco: el gusto por la moderación.

En el centro de la isla, la zona de Nytorget (Plaza Nueva) es el epicentro de la actividad: bares y restaurantes siempre de cocina ecológica, cafés donde hacer una pausa de lo más relajante y con aromas a los mejores cafetales del mundo (Suecia es el mayor consumidor de café del mundo, sí lo que has oído), pastelerías, tiendas vintage,… ¿sigo? Dicen por ahí que Söder (como lo llaman los locales) es la quintaesencia de la modernidad.

Cafetería en Estocolmo

Para darte algunas pistas de los mejores lugares que visitar en la isla te he preparado “La Lista” de los “Must” que debes visitar:

  • Urban Deli, uno de los lugares más icónicos del barrio donde tanto puedes comer a la hora que te apetezca  como comprar todo lo que necesites y más.
  • Meatballs for the people, el nombre lo dice todo, un templo de las deliciosas albóndigas tradicionales suecas.
  • Gildas Rum, deliciosos pasteles en un rincón acogedor y elegante.
  • Ilcaffè,  para los más modernos, con graffitis como decoración.
  • Pärlans Konfektyr, una confitería con gusto antiguo, en el barrio más moderno. Merece la pena sólo por ver a las dependientas vestidas de años 40.
  • Södra Skattkammaren, empezamos con las tiendas de diseño, esta vez diseño vintage antiguo sueco. Piezas de los años 50 y 60 harán el día de los amantes del estilo nórdico.
  • En cuanto a las tiendas de moda son innumerables, desde las más vanguardistas a las de segunda mano como  Stockholms Stadsmission, una de las más recomendables. Se trata de una asociación sin ánimo de lucra con piezas muy interesantes.
  • Por último si estás por el barrio el último jueves de mes tienes que saber que se celebran noches especiales en los comercios que abren hasta las 21h y organizan eventos como sesiones con Dj’s y happy hours.

Hazte una ruta por el arte urbano de Estocolmo

La oferta cultural y artística de esta ciudad nórdica es una de las mejores que encontrarás en Europa. Tanto por ofrecer y tanto que disfrutar en sus calles y en sus museos, galerías,… ¡estaciones de metro! La ciudad es un espacio lleno de secretos que descubrir. Te dejo algunas ideas para que lo investigues:

Ruta por las estaciones de metro de Estocolmo 

Metro de Estocolmo - Foto de Norman Tsui
Metro de Estocolmo – Foto de Norman Tsui

En la ciudad hay un mundo subterráneo tan artístico que se te abrirá la boca de par en par. De las más de 100 estaciones de metro, 90 de ellas tienen obras de arte especialmente creadas por alrededor de 150 artistas. Y por ello no es raro que exista una ruta de las galerías de arte cruzando las líneas de metro de la ciudad.  

Esto convierte al metro de Estocolmo en la galería de arte más larga del mundo. Su decoración comenzó a final de los años 50 y supuso una gran revolución artística. Estéis donde estéis, empezad vuestra ruta por T-Centralen.

El Museo Vasa es imperdible

Deléitate con un buque de guerra restaurado hecho museo. La restauración ha hecho que este buque sea casi exacto a como era antes de hundirse en 1628. 333 años después fue rescatado y se creó este increíble museo en la zona de Djurgården.

Los secretos menos turísticos de Estocolmo

Si disfrutas con el arte y ya has hecho las visitas obligadas en la ciudad te confieso varios secretos que harán que tus paseos por las calles de Estocolmo te hagan sentir como un detective sueco de novela:

Järnpojke, el niño que mira la luna

Järnpojke – Foto de Pieter Claerhout

Bastan 15 centímetros para que esta escultura de Liss Eriksson situada en Gamla Stan sea considerada un monumento público, el más pequeño de Estocolmo. Tus pasos te llevarán detrás de la iglesia de Finlandia en una ubicación un tanto aislada. Así hay más misterio. Se trata de una de las atracciones más secretas de la ciudad.

La cartera de Raoul Wallenbergs 

Justo vecina a la Plaza Gustav II Adolf, encontrarás una cartera en un banco, como si alguien se la hubiese dejado allí. Raoul Wallenbergs es el autor de esta obra inesperada.

Binär de Eva Hild

Una sorpresa al girar la acera. Ubicada en la calle Jakobsgatan  esta escultura de Eva Hild representa la idea de dos piezas o la bivalencia, un significado sobre la dualidad de nuestra existencia en todos sus aspectos: transparencia y secreto, materia y vacío, cuerpo y alma.

Paremos la violencia

Escultura Non-violence – Foto de Bengt Oberger

El artista sueco Carl Fredrik Reuterswärd realizó esta escultura, Non-violence, tras el asesinato de John Lennon, se trata de una pieza en bronce mostrando un revolver Colt Python 357 y un nudo en su orificio. De las 16 copias que existen de esta obra en todo el mundo, 10 están en Estocolmo.


La vida cultural de Estocolmo en plena expansión

Escultura de Louise Bourgeois en Moderna Museet

Como ves, la oferta cultural de Estocolmo no tiene fin, es tan extensa como auténtica y diversa. Algunos de los centros culturales y museos más imprescindibles y que más te inspirarán son:

  • Stadshuset, el Ayuntamiento de Estocolmo, un espectacular edificio que representa el proyecto arquitectónico de mayor envergadura del siglo XX en Suecia. Sede del famoso banquete del Premio Nobel.
  • Moderna museet, imponente edificio del diseñador Rafael Moneo con una maravillosa colección de arte moderno europeo.
  • Kulturhuset, la Casa de la Cultura de entrada gratuita y con una impresionante fachada de cristal.
  • Katarinahissen, un mirador de 38 metros de altura con unas vistas excepcionales sobre la ciudad y en la cima el restaurante del famoso chef Erik Lallerstred.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here