Los juegos de azar atraviesan una época de crecimiento, en parte merced al auge de su ventana online. Ya no es necesario acudir a un sitio en donde dejarse atraer por la diosa fortuna, o los conocimientos, en un determinado juego; ahora, cualquier persona mayor de edad puede entretenerse, con responsabilidad, desde cualquier sitio en donde tenga un dispositivo móvil con acceso a internet.

El casino comparte protagonismo con su versión online. La esencia, eso sí, no ha cambiado en absoluto, ya que los juegos tradicionales siguen conservando su forma de juego, e incluso han experimentado nuevas versiones capaces de cautivar a las generaciones más jóvenes, aquellas que son de un carácter absolutamente digital.  

Casinos

España no es una excepción a este panorama de conservación de los ámbitos más tradicionales y de transformación digital. La población española, como sucede en otras tantas, se ha sentido atraída por los juegos de azar, como ha venido sucediendo desde las antiguas civilizaciones griega o romana, e incluso de algunas más lejanas ubicadas en la antigua civilización China.


Desde aquellas lejanas prácticas de juego, el sector ha ido evolucionando desde la creación de los primeros casinos hasta generar las primeras plataformas de juegos de azar. Desde ese lejano momento en el que abrió sus puertas el casino de Venecia, en 1638, hasta los casinos más futuristas, como el ubicado en la Costa Brava de España, cuyos edificios corresponden a diseños arquitectónicos muy futuristas.  

Juego, gastronomía y espectáculos 

Si este verano desea hacer un turismo alternativo, quizá le pueda interesar la propuesta de descubrir los casinos más emblemáticos de toda España. De norte a sur y de este a oeste. No es necesario que haga girar la ruleta o intercambie naipes en una estresante partida, sino que disfrute de la zona, que se deje atraer por sus encantos culturales, por su gastronomía, por los eventos musicales (muchos se celebran en estos casinos) o por sus paisajes.

O que admire las líneas arquitectónicas de los edificios que albergan algunos de los casinos más relevantes de España. Normalmente, los edificios que albergan los casinos son sitios señoriales, con una gran historia en sus anales y situados en enclaves estratégicos de cada ciudad. Aunque no llegue a acceder a uno de estos casinos merece la pena ver la majestuosidad de estos sitios.  

Este listado de casinos emblemáticos de España debe comenzar por el Gran Casino de Aranjuez, ubicado en esta localidad, a unos cuantos kilómetros de Madrid. Este municipio no sólo destaca por tener el casino físico con mayores dimensiones de todos cuantos existen en España, sino que comparte protagonismo con el Palacio Real y con unos impresionantes y bellos jardines reales.

Merece, sin duda alguna, dejarse pasear por las calles de Aranjuez. Y sí, por supuesto, degustar unas fresas, siempre y cuando estemos en temporada. Sin abandonar la Comunidad de Madrid debemos visitar el Casino Gran Madrid, ubicado en las cercanías de la Gran Vía y de la Puerta del Sol. Pasear por estas calles es descubrir la historia de la capital y ver el edificio es apreciar una de las mejores construcciones arquitectónicas de la ciudad. Finalmente, si queremos degustar una buena gastronomía, aparte del Casino Gran Madrid, tenemos el casino de Torrelodones, en donde suelen organizarse también todo tipo de eventos musicales o de variedades. No todo es jugar a la ruleta o al póker, entre otros juegos de azar.  

Buscando casinos señoriales 

Real Casino de Murcia
Real Casino de Murcia

De Madrid a Barcelona, en donde encontramos el casino de Barcelona, otro sitio en donde degustar una buena gastronomía, dejarse seducir por sus espectáculos y visitar un edificio señorial en el centro de la Ciudad Condal. Pero si queremos algo más de lujo y llamativo, el destino es el casino de Peralada, que está ubicado en un castillo, que, asimismo, puede ser visitado. Ya el enclave merece ser visitado.

Si queremos más lujo, más turismo o más verano, esto se respira en el casino de Marbella (mucho extranjero lo visita), el Gran Casino de Mallorca, cuya ubicación en Porto Pi es realmente atractiva y, finalmente, el casino de Ibiza, muy caracterizado por la idiosincrasia de la isla de buscar un turismo de mucha actividad nocturna.  

Otro casino que merece ser la pena visitado es el Gran Casino del Sardinero, en la ciudad de Santander. Este casino está en uno de los edificios más históricos de la capital de Cantabria, y su riqueza está no sólo en el exterior, sino en las obras de arte que se exponen en su interior, lo que configura un ambiente muy agradable para el visitante, así como para cualquier jugador de cartas.

Finalmente, este recorrido por España, lo terminamos en las Islas de Gran Canaria. Aquí encontramos el Lopesan Costa Meloneras Resort, que responde a esa nueva inquietud del sector de ofrecer algo más que los tradicionales juegos relacionados con el azar. La gastronomía, el relax del cuerpo, la asistencia a todo tipo de eventos o la opción de pernoctar son otros atractivos que se ofrecen a los visitantes. Destaca, además, por su relación con Las Vegas: no cierra nunca sus puertas.  

Estos casinos de España, y hay otros muchos más a lo largo de la geografía española (destaca, por ejemplo, el de Valencia o el de Extremadura), son algunos ejemplos de cómo España sin llegar a ser Las Vegas también puede ser un buen lugar para dejarse seducir por los juegos de azar o para poner en práctica los conocimientos aprendidos sobre un determinado juego (especialmente en el ámbito de los naipes), para luego asistir a algún tipo de evento nocturno tras degustar la gastronomía de la zona.

Descubrir los casinos de España también significa viajar por diferentes comunidades, descubriendo otras culturas y otros atractivos. Quizá, una vez completada esta etapa, el siguiente paso sea viajar hasta Las Vegas, en donde descubrir todo un mundo relacionado con el juego, o contrastarlo, tiempo antes o después, con las emergentes zonas de Asia, en donde estos centros empiezan a ser los núcleos de referencia a nivel mundial. Y no debemos olvidar a Europa, en donde ya saben que Montecarlo es su enclave perfecto. El juego también es turismo.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here