Uno de esos sencillos placeres para disfrutar en nuestro tiempo de ocio es sentarse a la mesa a degustar una cerveza fresquita con los amigos mientras nos ponemos al día de nuestras respectivas vidas o solucionamos el mundo. Pero tal vez no sepas que se trata de una de las bebidas más consumidas del planeta tras el agua y el té. Además, la cerveza cuenta con una larga historia.

Para conocer cómo se ha desarrollado esta bebida en nuestro país, hoy te proponemos realizar este recorrido de la cerveza por España y descubrir los sitios más emblemáticos en la península en los que podrás averiguar mucho más sobre ella.

Cueva de San Sadurní

beer

La cerveza ha estado presente en la sociedad desde hace milenios, formando parte, en un principio, de los ritos funerarios. Así, los egipcios, griegos y romanos la consumían, aunque los grandes cerveceros fueran los pueblos del norte del continente europeo.


En la península ibérica podemos iniciar nuestro recorrido por la historia de la cerveza en España en la localidad de Begues, en la provincia de Barcelona (Cataluña). Allí se encuentra la cueva de San Sadurní (Cova de Can Sadurní), donde un equipo de arqueólogos encontró en 1999 un yacimiento prehistórico con restos humanos y objetos funerarios. Precisamente entre ellos se descubrieron vestigios de una cerveza primitiva, elaborada con cebada malteada hace más de 6000 años. En la actualidad, puedes acercarte a conocer este importante sitio arqueológico. Se ofrecen visitas guiadas regulares los primeros domingos y terceros sábados de cada mes, en grupos de un máximo de 20 personas.

Monasterio de Yuste

Monasterio de Yuste

Durante la Edad Media la cerveza, que seguía elaborándose de forma artesanal, se popularizó. Y es que, tras la caída del Imperio Romano, los pueblos del norte y los visigodos la llevaron en sus viajes por toda Europa, aun cuando el vino seguía siendo la bebida más consumida en los territorios del sur.

En España se produjo un antes y un después cuando el emperador Carlos V, muy aficionado a esta bebida, llegó al país y propició que se habilitara un espacio para elaborar cerveza belga a orillas del río Manzanares, para lo que trajo a sus maestros cerveceros. Tiempo después, cuando el monarca abdicó y se retiró al monasterio de San Jerónimo de Yuste (Carretera de Yuste, s/n, 10430 Cuacos de Yuste, Cáceres), este se convirtió en el centro cervecero del país con la fundación de una pequeña fábrica de cerveza. El cenobio puede visitarse, ya que forma parte del Patrimonio Nacional.

Barcelona

Moritz

Hasta la Revolución Industrial, la cerveza continuó su elaboración tradicional en monasterios y abadías, cada uno de los cuales disponía de su particular receta, y en el siglo XIX comenzaron a fundarse las primeras casas cerveceras españolas. Así, surgió en 1856 Moritz, cuya antigua fábrica, ubicada en la Ronda de Sant Antoni en Barcelona, todavía puede visitarse.

Otra cerveza mediterránea se fundó un par de décadas después de la mano de August K. Damm. De igual modo, puedes visitar la Antigua Fábrica de Damm (Carrer del Rosselló, 515, 08025 Barcelona), conocida popularmente como La Bohemia. Ya no se encuentra en funcionamiento, pero se conserva el edificio reconvertido en un espacio expositivo que incluye la antigua maquinaria, las salas de braceado, objetos publicitarios y latas, entre otros elementos históricos. Además, en ella se organizan conciertos y actividades culturales. Curiosamente, tanto Moritz como Damm fueron creadas por emigrantes alsacianos.

Madrid

grifo de cerveza

La siguiente parada en nuestra ruta por algunos de los lugares más representativos de la historia de la cerveza en España es Madrid. En la capital del país, el francés Casimiro Mahou fundó en 1890 la Cerveza y Fábrica de Hielos, empresa predecesora de lo que con el tiempo se convertiría en el grupo Mahou-San Miguel.

La primera fábrica de Mahou no se conserva, ya que se levantaba donde en la actualidad se encuentra el Museo ABC (Calle de Amaniel, 29, 28015, Madrid). Décadas después, la empresa se trasladó a la fábrica de Alovera (Av. del Río Henares, 68, 19208, Alovera, Guadalajara), donde hoy en día se ofrecen visitas guiadas, catas y degustaciones.

Zaragoza

copa de cerveza

Ya con la entrada del nuevo siglo, en el año 1900, se creó una fábrica de cerveza de la que todavía puedes contemplar la antigua maltería de los años 30 del siglo XX. Nos referimos a La Zaragozana, que en la actualidad comercializa la cerveza Ámbar. La fábrica sigue funcionando en su ubicación original, en el barrio de San José, en la calle Ramón Berenguer IV, y está catalogada como Patrimonio Industrial de Aragón. Una visita que encantará a los amantes de la cerveza que se encuentren por Zaragoza.

A Coruña

jarra de cerveza

En 1904 fue la famosa cerveza Cruzcampo la que comenzó a elaborarse en Sevilla (Andalucía) y dos años después empezó a funcionar la fábrica de Estrella Galicia en A Coruña (Galicia). En la actualidad, los cerveceros tienen una parada obligada en la ciudad herculina si quieren saberlo todo sobre su bebida favorita.

Y es que en A Coruña se encuentra el único museo de la cerveza en España hasta el momento. Se trata de MEGA: Mundo Estrella Galicia(Rúa José María Rivera Corral, 6, 15008 A Coruña), distribuido en unas instalaciones de más de 2500 metros cuadrados. En su interior es posible descubrir la historia de la cerveza, las distintas variedades disponibles, la sala de calderas, una zona de degustación y la posibilidad de apuntarse a talleres y visitas guiadas. Una experiencia imprescindible si andas por Galicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here