Decían los griegos que el tiempo es efímero y estos ejemplos que te traemos hoy lo demuestran. En algunos casos el reloj parece haberse detenido y nos permite disfrutar de ciudades antiguas perfectamente conservadas. Sin embargo, en otras ocasiones el paso del tiempo no ha sido tan benévolo y una serie de heterogéneas circunstancias ha terminado dejándonos bellos lugares abandonados.

O, como vamos a contarte hoy, un buen número de ciudades que terminaron sumergidas bajo el agua pero que se resisten a ser olvidadas y hoy se han convertido en atractivos destinos para curiosos.

1Kalyazin, Rusia

Kalyazin
Kalyazin

La ciudad de Kalyazin se encuentra cerca de Moscú y llegó a ser una ciudad relativamente importante hasta que en 1940 fue sumergida bajo el agua por la construcción del embalse Úglich. La población fue trasladada a un punto más elevado y desde entonces se ha convertido en un original destino.

Gracias especialmente a la impresionante torre del campanario de la catedral de San Nicolás que se levanta de forma majestuosa y casi mágica por encima del agua. En invierno resulta incluso más llamativa cuando el lago se congela y surge de la nieve, permitiendo andar y acercarse hasta ella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here