5/5 - (1 voto)

La República Checa es un destino ideal para disfrutar del invierno y las actividades al aire libre. Cuenta con estaciones de esquí en diferentes puntos del país y ofrece una amplia variedad de actividades durante la temporada de invierno, que se extiende de noviembre a marzo.

Las montañas del Norte son conocidas por sus pistas de esquí, mientras que el Parque Nacional de Šumava al Suroeste tiene impresionantes pistas de esquí de fondo. Al Oeste, se puede combinar el esquí con el relax en el triángulo balneario, y al Este, la naturaleza y la cultura son igual de sorprendentes. Repasamos seis experiencias que nos permitirán descubrir el invierno de Chequia y disfrutar de sus nevados paisajes.

Seis actividades para disfrutar de la nieve en República Checa

La Pista de Patinaje más larga del mundo

Pista de patinaje de Lipno – Foto: Servis Bruslení

La nieve se puede disfrutar de diferentes maneras, incluso cuando se solidifica puede convertirse en preciosas pistas naturales de patinaje. Es el caso de la pista de patinaje más larga del mundo, que se encuentra en la presa de Lipno y tiene una extensión de 38 kilómetros. Se puede recorrer gratuitamente con los patines que podemos alquilar allí mismo. Además, es posible subir al mirador del “Sendero sobre la copa de los árboles” en el mismo Parque Nacional Šumava para disfrutar de las vistas desde más de 40 metros de altura.

Durante los fines de semana, miles de personas visitan este lugar para disfrutar de las vistas invernales y hay varios bares de hielo en el recorrido. Otros lugares para patinar incluyen el lago helado de la presa de Orlík, con vistas a las montañas, y las pistas al aire libre de Praga, en Vyšehrad, Hostivař y Šeberák.

Gran desafío de trineos tirados por perros

Sedivacek’s long – Foto: Richard Semik

El Long de Šediváček es una de las carreras de trineos tirados por perros más duras y largas de Europa. Se llevará a cabo en la sierra de Orlické hory en Bohemia Oriental del 24 al 28 de enero de 2023. La carrera recibe el nombre en homenaje a un husky siberiano que murió accidentalmente antes de poder participar. En la carrera participan unos 700 perros de diferentes razas y 100 mushers de diferentes países de Europa, incluyendo la República Checa, Alemania, Austria, Suiza, Francia, Italia, Países Bajos, Croacia, Hungría y Polonia.

Los deportistas pueden elegir entre dos rutas de 200 y 300 kilómetros, divididas en cuatro y cinco etapas, respectivamente. La carrera incluye pasar uno o dos vivacs en la nieve y puede ser seguida en vivo a través de la web de los organizadores. Además, los asistentes podrán conocer a Roman Novotný, una leyenda de la carrera que ha participado en todas las ediciones desde su inicio.

Esquí de fondo para admirar la naturaleza

Jizera Mountains – Foto de Pyty Jizersk

Cada vez más personas disfrutan del esquí de fondo, una disciplina que ofrece la oportunidad de disfrutar del paisaje y interactuar con la naturaleza de manera más tranquila. La República Checa es un destino ideal para estos viajeros, con más de 200 kilómetros de rutas de esquí de fondo en los Montes de Jizera. La ciudad de Jizerka es un lugar destacado para visitar, con hoteles, restaurantes y un ambiente animado. Además, el país cuenta con miles de kilómetros adicionales perfectos para este deporte.

Snowboard en otro planeta

Jested – Foto de Natalia Deriabina

Ještěd es un destino ideal para los amantes de los deportes de invierno, especialmente para esquiar y hacer snowboard. Las pistas de Ještěd son perfectas para disfrutar de un día de esquí o snowboard en un entorno único, con la impresionante antena-hotel de telecomunicaciones como fondo. Esta estación de esquí cuenta con un total de 10,5 kilómetros de pistas y es un lugar ideal para disfrutar del apresquí, o la celebración posterior al esquí. Muy cercana está también la ciudad de Liberec, que se encuentra a solo 3 kilómetros de distancia y ofrece una amplia variedad de restaurantes y opciones de alojamiento.

El entorno de Ještěd está inmerso en el Valle del Cristal, una región conocida por sus fábricas de vidrio soplado, museos y tiendas de piezas de cristal. Los visitantes pueden recorrer estas instalaciones y aprender más sobre la elaboración de estas frágiles piezas.

De la pista al balneario en Mariánské Lázně

Mariánské Lázně

Las opciones de esquí en Chequia son variadas y pueden adaptarse a diferentes niveles de habilidad. Una de ellas es el complejo de esquí Mariánky, situado cerca de la ciudad balnearia de Mariánské Lázně, que ofrece instalaciones para principiantes y deportistas experimentados. Desde el campo de golf local es posible iniciar una ruta de esquí de fondo, mientras que para el esquí alpino se puede subir en el teleférico hacia Krakonoška.

Además, hay instalaciones y actividades para niños, como remontes infantiles y escuela de esquí. Durante la temporada navideña se organizan eventos especiales, como esquí nocturno y descensos especiales en Nochevieja. Una vez que se termina de esquiar, los balnearios ofrecen estancias y terapias para todos los gustos. Las fuentes termales también están disponibles al público y se puede beber agua curativa gratuitamente.

Arquitectura de madera en Beskydy

Stramberk

La región de las montañas Beskydy es ideal para los amantes de los deportes de invierno, ya que cuenta con una amplia variedad de pistas de esquí alpino y de fondo, así como con instalaciones para la práctica de otros deportes invernales como el snowboard o el trineo tirado por perros.

En esta zona se encuentra la ciudad de Štramberk, conocida por sus famosas “orejas”, unas pastas fritas que se parecen a esta parte del cuerpo y que son muy populares en la región. Los visitantes pueden disfrutar de la deliciosa gastronomía local y probar el famoso licor de ciruelas Slivovice. En definitiva, las montañas Beskydy son un lugar perfecto para disfrutar de la naturaleza y de la cultura de Chequia en invierno.

  • Etiquetas
  • invierno
  • República Checa
DEJA UNA RESPUESTA
Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí