Quien va por primera vez a Galicia, repite con asombrosa seguridad. Y quien no ha ido nunca lo mantiene siempre cerca, en esa lista de viajes pendientes que desplegamos cuando se acercan las vacaciones.  Y hablando de vacaciones, si este verano tienes días libres  no puedes perderte un viaje inolvidable a Galicia.

Exuberantes valles verdes y montañas escarpadas, acantilados impactantes y un océano salvaje y espumoso. Gaitas, buen vino,  arquitectura barroca y el olor a mariscos a la plancha. Galicia, la esquina noroeste de España, es una región diversa, pero en medio de la variedad hay dos constantes: primero, es uno de los mejores lugares para comer mariscos en el mundo; y, segundo, su paisaje salvaje, aparentemente más escocés que español, es uno de los  más bellos de la península ibérica.

¿Qué te voy a decir yo, que soy gallega, de mi tierra? Pues mucho, ponte cómodo porque queremos compartir contigo los lugares más locales, las recomendaciones más auténticas y las visitas que definitivamente no te puedes perder. Galicia es un lugar de placeres, vente preparado.


Para recorrerla, la mejor recomendación es hacer uno de esos “road trips” (viajes por carretera) en los que, con tu propio coche o uno alquilado, tienes la libertad de moverte sin limitaciones de horarios. Te recomendaría también evitar reservar todas las noches de hotel y dejarte sorprender en ese viaje en el que descubrirás rincones que no habías planificado.

Galicia tiene un buen tamaño por lo que para esta guía viajaremos a lo largo de su costa, seleccionando algunas de las mejores playas, pueblos costeros y restaurantes de mariscos. ¡Empezaremos con la costa del Cantábrico!

La costa del Cantábrico

Vamos a recorrer esta zona desde Ribadeo hasta Ferrol, quizás una de las más salvajes y poco exploradas turísticamente en comparación a las otras que veremos. Y eso es lo que le da un encanto especial. Haremos la costa de Lugo para luego adentrarnos en la costa norte de la provincia de A Coruña. Lo que no te puedes perder en este recorrido:

A Praia das Catedrais, Arte en estado natural

Playa de las Catedrales

Los que habéis leído algunos de mis artículos conocéis mi opinión sobre los lugares masificados. Y también reconozco que hay excepciones. Esta belleza natural merece muchísimo la visita. Eso sí, reservadla con tiempo ya que afortunadamente se ha limitado el aforo a la playa. Al caminar por esta playa, a través de los arcos y cúpulas esculpidas en las rocas por el viento y el mar, es fácil ver el por qué de su nombre.

Consejo gastronómico: Acércate al pequeño pueblo de Rinlo y prueba el mejor arroz con bogavante en Porto de Rinlo, el rincón a descubrir.

O Barqueiro y Estaca de Bares, el placer de observar

Anochecer en Estaca de Bares – Foto de Anil Manchego

O Barqueiro es un pequeño y tranquilo pueblo pesquero de casas multicolores. Se trata del lugar perfecto para pasar la tarde mirando la bahía mientras saboreamos una buena copa de albariño, la variedad de uva más famosa de Galicia.

Desde aquí, hay un corto viaje de unos 15 minutos en coche en dirección norte hasta Estaca de Bares, el punto más al norte de la península ibérica. Su faro del siglo XIX es un lugar tranquilo desde donde apreciar las vistas ininterrumpidas del Golfo de Vizcaya y la implacable ferocidad del Atlántico.

Viveiro, arquitectura medieval

Iglesia de Santa María en Viveiro – Foto de Enrique Pernas

Ubicado en medio de colinas cubiertas de pinos y eucaliptos, Viveiro se encuentra en el estuario del río Landro. Es un lugar pintoresco, con paredes que han resistido ataques piratas, y manantiales que han atraído a innumerables peregrinos de Santiago. Pasea por sus plazas idílicas, sus grandes puertas de entrada y sobre sus puentes medievales. La playa de Covas también está a pocos pasos del centro de la ciudad.

San Andrés de Teixido, la ermita del fin del mundo

Santo André de Teixido – Foto de Anil Manchego

En Galicia tenemos un dicho muy popular “…a Santo André de Teixido vai de morto o que non foi de vivo…”. Y es que a este lugar concreto siempre lo ha rodeado un gran misterio y constantes peregrinaciones. Cuenta la leyenda que todos visitaremos este santuario, si no es en vida será en espíritu.

Tras recorrer la zona de Ortigueira (gran festival de música en verano) y Cariño, en la costa Ártabra, no podemos dejar de visitar esta ermita desde donde tener el privilegio de observar las vistas desde los acantilados más altos de Europa continental, literalmente el fin del mundo para nuestros antepasados.

Consejo gastronómico: Cerca de la playa de Mourozos, en Ortigueira, este restaurante local ofrece una excelente selección de mariscos y carnes. Prueba las navajas fritas, el pulpo a la gallega o el siempre jugoso entrecot de A Cabana do Fos.

Ferrol y sus playas

Ferrol

Si quieres disfrutar de las playas más espectaculares del norte del océano Atlántico, Ferrol posee de lejos la oferta más variada. Desde Pantín (y su campeonato mundial de surf), pasando por Valdoviño, Meirás, y más al sur Doniños o San Jorge son sólo algunos de los principales puntos. Y si eres un amante del surf o el windsurf, te advierto que te sentirás tentado a quedarte más tiempo en este rincón de playas idílicas y océano salvaje.

Consejo gastronómico: Recomendar sólo un rincón de la deliciosa gastronomía que encontrarás en Ferrol es una tarea complicada. Después de mucha deliberación comparto contigo uno de los “lugares sagrados” de muchos locales y que pocos turistas conocen. Se trata de O Galo (Rúa María 104) y allí probarás las zamburiñas más deliciosas que tu paladar haya probado. Acompáñalas de un buen vino y de la simpatía del camarero, un grandísimo viajero.


Consejos para tu recorrido

Costa del Cantábrico en Galicia
  • Estás en la zona de acantilados más altos del continente europeo por lo que, mientras conduces,  no dejes de pararte en los miradores y admirar la grandeza del mar en su estado más salvaje.
  • Vixía Herbeira, el mirador más cercano a San Andrés de Teixido, es uno de los más espectaculares
  • Los consejos gastronómicos no cabrían en un solo artículo ni en diez. Explora, prueba y descubre tus propios rincones.
  • Los gallegos son personas generosas, de gran corazón y mejor paladar. Pídeles consejo o recomendaciones. No te arrepentirás.
  • Espera lluvia, aún siendo verano. La mejor época para visitar esta zona es el mes de Julio y Agosto.
  • Si haces tu visita en Julio no te pierdas el festival de Ortigueira, conocido a nivel mundial.
  • Come, bebe y descansa. Galicia es calidad de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here