Valoración post

Madrid es una de esas ciudades perfectas para una escapada de fin de semana. Su oferta cultural es impresionante y hacen falta pocas excusas para vivir lo mejor que tiene la capital. Sin embargo, si hablamos de probar su gastronomía, también merece la pena. Saber qué comer en Madrid es imprescindible para aprovechar al máximo tu viaje a la ciudad.

Existe una gran variedad de platos que no te puedes ir sin probar. Algunos de ellos son comunes al resto de la gastronomía española. No obstante, aquí también encontrarás una gran cantidad de recetas típicas madrileñas a las que bien merece la pena darles una oportunidad.

El cocido madrileño, un plato típico de la ciudad

cocido madrileno
El cocido madrileño es un plato típico por excelencia – Foto: Wikimedia Commons

Uno de los platos que no te puedes perder en tu visita a Madrid es el cocido madrileño. Existe una gran cantidad de restaurantes especializados en este manjar, que ha ido adquiriendo cada vez más reconocimiento. En este sentido, se trata de un guiso que se lleva a cabo con garbanzos, distintos tipos de carne y también verduras.

En el caso del cocido madrileño, destaca porque se prepara a fuego lento y se sirve en tres vuelcos. El primer es el caldo, que lleva, de forma habitual, fideos finos. El siguiente está compuesto por los garbanzos y las verduras. Por último, se sirve la carne, que puede ser de diferentes tipos como el tocino, el chorizo, el jamón, etc.

Huevos estrellados, un gran manjar que comer en Madrid

huevos estrellados
Los huevos estrellados se suelen servir junto a ingredientes como el jamón serrano – Foto: Wikimedia Commons

Los huevos estrellados son otro manjar que comer en Madrid en tu próxima visita. También conocidos como huevos rotos, también destaca por ser una de las recetas más sencillas que puedes preparar incluso en la comodidad de tu hogar. Consiste en mezclar patatas fritas con huevos fritos por encima.

Después, se pueden servir así o acompañados de jamón serrano, aunque también hay opciones originales como el bacon, la chistorra e incluso opciones vegetarianas. En cuanto a su origen, este se sitúa en Casa Lucio, uno de los restaurantes madrileños más reconocidos.  

Bocadillo de calamares, el que no puede faltar

bocadillo de calamares
Comer un bocadillo de calamares en la Plaza Mayor es típico de Madrid – Foto: Wikimedia Commons

Por supuesto, no se puede hablar de qué comer en Madrid sin mencionar el famoso bocadillo de calamares. A pesar de que la ciudad se encuentra muy lejos del mar, lo cierto es que el marisco es capaz de llegar a la capital de forma rápida y todavía fresco.

Este bocadillo tan particular se popularizó durante el siglo XIX, después de que los inmigrantes andaluces llegaran a Madrid. Ahora, se sirve, sobre todo, en locales de la Plaza Mayor y sus soportales, como La Campana, donde disfrutar de uno de estos manjares durante el fin de semana es casi obligatorio para sumergirte en la cultura madrileña.

Croquetas, un clásico español

croquetas
Las croquetas pueden ser de jamón, bacalao o incluso de cocido – Foto: pxhere.com

Este no es un plato solo típico de Madrid, sino también del resto de España. Sin embargo, merece la pena probar las croquetas en tu visita a la capital. Estas se han convertido en una de las tapas más típicas de la ciudad y se pueden llevar a cabo con una enorme variedad de rellenos.

Algunas de las más conocidas son las de jamón serrano, pero también triunfan las de setas y las de bacalao. Por supuesto, estando en Madrid, no puedes dejar de probar las croquetas que se hacen con las sobras del cocido. Simplemente espectaculares.

Tortilla de patatas, deliciosa en todas sus versiones

tortilla de patatas
La tortilla de patatas es típica de la gastronomía española – Foto: pxhere.com

De nuevo, la tortilla de patatas no es solo típico de la ciudad, sino también del resto del país. No obstante, en la mayoría de sus bares se sirve este manjar como tapa, así como dentro del menú. Además, llama la atención porque se puede consumir de una gran variedad de formas.

Por ejemplo, una de las maneras más famosas de tomarla es en bocadillo, pero también es común degustarla como tapa junto a tu bebida favorita o incluso para compartir con otros comensales. En este caso, solo tendrás que decidir si la prefieres con o sin cebolla.

Caracoles, un plato para degustar también en Madrid

caracoles
Los caracoles suelen destacar por su toque picante – Foto: pxfuel.com

Al igual que sucede con los calamares, los caracoles son uno de los platos típicos de Madrid que pueden resultar más extraños. De hecho, estos también son muy populares en otros rincones de España, como Cataluña.

Con una textura sin igual, los caracoles llaman la atención por la salsa con la que se elaboran, ya que cuenta con distintas especias y un toque picante. En la capital los podrás degustar como tapa en una gran cantidad de bares y restaurantes perfectos para degustar un plato que no te dejará indiferente.  Y es que los caracoles, por su particularidad, cuentan tanto con amantes como con detractores.

Patatas bravas, una tapa clásica

patatas bravas
Las bravas son una tapa típica de Madrid – Foto: Wikimedia Commons

Otra de las tapas o raciones más famosas de Madrid son las patatas bravas o alioli, perfectas para acompañar cualquier otro tipo de plato o ración. Se suelen servir como entrante, junto a una caña fresquita, pero también como acompañamiento o incluso como principal, en el caso de que busques una ración para compartir.

Se trata de una receta muy sencilla y también suele ser de la más económicas. Tanto las patatas fritas bravas como con alioli se sirven cortadas en daditos. La salsa brava está elaborada con tomate frito y pimentón y la de alioli con base de aceite y ajo. Las dos son exquisitas.

Rosquillas del Santo, típicas de San Isidro

rosquillas del santo
Estas rosquillas son típicas de San Isidro – Foto: Wikimedia Commons

Volvemos a destacar uno de los platos que solo es sencillo conseguir en Madrid. En este caso, se trata de uno de los dulces más populares de la capital: las Rosquillas del Santo. Se trata de un dulce muy tradicional que se puede tomar como a la hora del desayuno como de la merienda y son típicas de San Isidro, por lo que podrás encontrarlas en el mes de mayo.

En este caso, destacan por poder ser de distintas variedades. Sin embargo, las clásicas se dividen en tres. Las tontas son las más sencillas y no cuentan con ningún topping. Las listas están cubiertas de limón y de azúcar. Las de Santa Clara son algo más grandes, tienen un agujero y se cubren con una capa de merengue seco.

Entresijos y gallinejas, con una larga historia

gallinejas
Las gallinejas también se suelen ver en ferias como la de San Isidro – Foto: Wikimedia Commons

Este es otro de esos platos que prácticamente tan solo podrás encontrar en Madrid. Las gallinejas son intestinos y entresijos de cordero. Después, se fríen y se pueden servir tanto en solitario como acompañados de patatas.

Su origen se remonta a la idea de aprovechar lo que sobraba del antiguo matadero de Legazpi y, de nuevo, es común encontrarlas en ferias y eventos como San Isidro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí