Valoración post

Comer poke está de moda. De un tiempo a esta parte los restaurantes de poke en Madrid y en otras ciudades españolas han proliferado. ¿Por qué? Porque se trata de un plato que lo tiene todo para triunfar en los tiempos que vivimos. Es un plato exótico, es sano y además es rápido de elaborar.

Es exótico porque el poke es originario del archipiélago de Hawaii donde hay islas que a todos nos gustaría visitar aunque solo fuera una vez en la vida. Es sano, porque sus ingredientes son básicamente verduras, frutas y algas junto al producto principal el pescado crudo. Y es rápido, porque su elaboración se reduce a cortar los ingredientes, marinar mínimamente el pescado y servir.

Comer poke en Madrid

Poke (Unsplash-Jonathan Borba)

¿Te está entrando hambre? ¿Te apetece algo refrescante, nutritivo e inspirador? Pues este es tu plato. Y para que lo disfrutes te vamos a presentar los mejores restaurantes de poke en Madrid.

Aloha Poke

Esta franquicia se ha convertido en uno de los mejores sitios para comer poke en Madrid y en media España, ya que sus establecimientos también están presentes en Barcelona, Bilbao, Valencia, Zaragoza, Vigo… Ha sido como el gran desembarco de la cocina hawaiana en el país. De hecho en Madrid está presente en numerosos barrios desde Chueca hasta Embajadores.

Su éxito radica en que ofrece dos posibilidades. Tomar los poke más auténticos, con los ingredientes típicos de la tradición culinaria del archipiélago del Pacífico. Pero al mismo tiempo, quién busque experiencias más personalizadas puede crear sus propios bowls. E incluso hay opción de hacerlos un poquito flambeados para aquellos que no son apasionados de la fuerza del pescado crudo.

Ohana Poke House

Poke (Unsplash – Jonathan Borba)

De nuevo retornamos al barrio de Chueca, en concreto a la calle de Barbier número 1, para visitar otro de los mejores lugares para comer poke en Madrid. Ahí lleva abierto más de tres años el Ohana Poke House, y desde su apertura cada vez ofrece una carta más amplia y suculenta.

Sea en ese local, o pidiendo a domicilio las combinaciones para rellenar vuestro bowl son inmensas. Y quizás el hecho más destacado es el juego cultural que se puede hacer en esos recipientes, ya que se puede hacer una mezcla gustativa que sepa a Hawaii, pero también puede tener ecos a la cocina mexicana, la tailandesa o la japonesa. E incluso hay un poke mediterráneo adaptado a los gustos locales.

Tasty Poke Bar

Otra vez una franquicia nos ofrece estupendos bowls de poke. Tasty Poke Bar tiene establecimientos en Cataluña, en Galicia, Asturias, Murcia, Euskadi y en otras comunidades autónomas. Y por supuesto también dispone de varios restaurantes de poke en Madrid. Hasta una docena repartidos por toda la metrópoli.

La carta es todos ellos es variada. Por supuesto están los poke más tradicionales, pero a partir de ahí se abre un mundo de sabores. ¡Literalmente! Se integra el salmón flambeado, el pollo, la trufa, el mango, el wasabi japonés, etc. Y por supuesto hay opciones completamente veggie para aquellos que deseen comer únicamente vegetales.

Makau Poke

Poke (Unsplash – Jonathan Borba)

El Makau Poke se encuentra en la Avenida General Perón, núm. 30, en AZCA, a un paso de la Castellana y del Santiago Bernabeu. Y no solo es uno de los mejores restaurantes para comer poke en Madrid, también es uno de los más interesantes desde el punto de vista del resto de su carta. Una carta capaz de fundir en un mismo lugar la filosofía hawaiana, los sabores japoneses y la tradición marítima de nuestros mares, sea el Mediterráneo o el Atlántico.

¿Por qué decimos eso? Porque además de sus increíbles bowls de poke y amplio abanico de sushi, nagiris y demás combinaciones niponas, también es posible perderse en su repertorio de burger y burritos. Pero atención, burger sin carne y donde el pan son sabrosas tapas de arroz, o burritos a base de atún, salmón o vegetarianos. Mucho mejor paladearlo que contarlo.

Pokelolo

Poke (Pixabay – Akvampy)

En la calle Núñez de Balboa, 35 se encuentra otro de los locales de poke en Madrid más valorados. Y también más singulares. Ya que aquí, aún sabiendo el poke hunde sus raíces en la cultura de Hawaii, ellos han optado por inspirarse en la transformación que esa receta sufrió cuando desembarco en la costa de California.

Son sutiles pero carismáticas diferencias entre unas versiones y otras. Comenzando por el propio recipiente, ya que aquí los bowls se convierten en grandes vaso de vidrio. Y a partir de ahí ya solo queda sorprenderse. Aquí va uno de sus poke: Salmón y atún en alioli de wasabi y salsa de jengibre encurtido, edamame, wakame, cebolla frita, sésamo y tobiko.

Es decir, tanto lo que nos ofrece este restaurante como todos los anteriores tiene su punto atrevido, innovador y refrescante. Toda una aventura para el paladar con sabores nuevos y diferentes. Pero con un elemento en común a todas las buenas gastronomías. Se trata de platos de lo más saludables. Y por lo tanto muy recomendables. ¡Si no has probado el poke en Madrid, no tardes y hazlo cuanto antes!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí