5/5 - (1 voto)

La ciudad condal vive un auténtico boom hotelero, con aperturas de marcas internacionales que modifican el sector que habíamos conocido hasta ahora. Estas aperturas, además, se suman a los nuevos proyectos gastronómicos de algunos hoteles clásicos, que han aprovechado la pandemia para remodelar e idear nuevas maneras de acercar al público local y extranjero.

Lo vemos en la nueva carta del restaurante Nobu Barcelona y también en los recientemente estrenados Contraban, un local asesorado por Alain Guiard en Wittmore Hotel, o el nuevísimo Amar del chef Rafa Zafra en El Palace Barcelona que, sin duda alguna, es una de las aperturas más importantes del año. Pero, más allá de estos espacios reformados, hoy nos centramos en aquellos hoteles que, en los últimos meses, han abierto y revolucionado el panorama hotelero barcelonés.

Sentirse como en casa en The Hoxton, Poblenou

The Hoxton Barcelona

La marca The Hoxton se ha hecho famosa en todo el mundo gracias a un estilo desenfadado y viajero, que ellos mismos definen como “un lujo inclusivo”. Con presencia en Londres (el primero se abrió en Shoreditch), París, Ámsterdam, Nueva York y recientemente Roma, han aterrizado este mes de abril en el barrio barcelonés de Poblenou. La gran cantidad de proyectos creativos que nacen aquí y la proximidad con el centro y con el mar son algunos de los motivos para elegir esta parte de la ciudad.

The Hoxton Barcelona

Además de ser uno de los pocos hoteles donde no se cobra el early check-in ni el late check out, desde The Hoxton prometen revolucionar la escena gastronómica local gracias a la apertura de la taquería Tope, situada en la azotea y con vistas a la Sagrada Familia, y de Four Corners, un local especializado en pizzas al estilo Detroit (es decir, un mix entre pizza y focaccia). Los detalles, aquí, son clave: desde los uniformes del personal, firmados por Brava Fabrics, hasta el café, el chocolate y la cerveza, provienen de productores locales y de proximidad.

Hotel Casa Sagnier, un sueño arquitectónico

Casa Sagnier

Si de pequeños habíais soñado con ser arquitectos, este es vuestro hotel. Casa Sagnier acaba de abrir sus puertas en Barcelona en la que fuera la vivienda y estudio de Enric Sagnier Villavecchia, el arquitecto que cuenta con más edificios propios en la ciudad y uno de los más importantes de la etapa modernista catalana. Con un interiorismo a cargo de Federico Turull de Turull-Sørensen Arquitectos, la decoración de las distintas plantas es también un homenaje a la figura de Sagnier, en forma de ornamentos, murales y cuadros que nos transportan a una Barcelona modernista.

Casa Sagnier

En este sentido, destaca especialmente la suite principal, que se ubica en el antiguo despacho del arquitecto. A nivel gastronómico, además, podréis probar la propuesta del restaurante El Cafè de l’Arquitecte, que se especializa en cocina mediterránea para compartir y cuenta con fotografías y objetos de época, especialmente aquellos que todo profesional debía tener en su taller. Un buen lugar, sin duda, para los amantes de la historia

Yurbban Ramblas Boutique Hotel, corazón fotográfico

Yurbban Ramblas

Si os gusta la fotografía, vale la pena visitar el recientemente abierto Yurbban Ramblas, que se define como el “primer hotel boutique art gallery” de la ciudad. El concepto hace referencia a la colección que exponen en el lobby y en las habitaciones, que lleva por nombre Barcelona Street Photography y está compuesta por setenta fotografías de la reputada fundación Photographic Social Vision. En ellas, descubriréis el trabajo de artistas locales como Maite Caramés, Alicia Omedes, Renata D’Angelo y Bonaventura Durall.

Yurbban Ramblas

El hotel, además, se ubica en un edificio catalogado de 1889 y ha sabido aprovechar al máximo cada espacio, consiguiendo que más de la mitad de sus habitaciones tengan vistas a Las Ramblas. De hecho, el interiorismo a cargo de WIT Architects consigue generar ambientes luminosos en los que os sentiréis como en casa. Muy interesante también son los mapas de recomendaciones que editan desde Yurbann y que, bajo el lema Live as a native, combinan secretos gastronómicos con clásicos que ningún foodie puede perderse. En las próximas semanas, reabrirán la antigua cervecería Baviera, reconvertida en un espacio de cocina saludable y mediterránea.

ME Barcelona, oasis para artistas

Me Barcelona

Otra de las grandes aperturas de la temporada es este hotel ubicado en pleno centro de la ciudad y a escasos metros de Plaza Cataluña. El ME by Meliá aúna arte, diseño, música y moda en un mismo lugar. El edificio en sí esconde mil y una sorpresas en el interior, que incluyen amplios patios interiores, un huerto urbano y una de las azoteas con más carisma de la ciudad. Parte de la filosofía del establecimiento, de hecho, es la de redefinir el concepto de hotel de lujo, y sin duda consiguen diferenciarse del resto con un estilo propio que funciona como un marchante de tendencias, uniendo siempre vanguardia y tradición.

Me Barcelona

Un buen ejemplo de ello es la combinación de piezas de arte contemporáneas (como la escultura inmersiva Drac Nouveau, que se ha exhibido durante el mes de abril) con objetos de diseñadores catalanes que, en muchos casos, rinden tributo a Antoni Gaudí. Entre ellos, destacan las botellas decorativas de Josep Maria Jujol, las mesas de Oscar Tusquets y los rótulos que recuerdan al trabajo del arquitecto Francesc Joan Barba i Corsini.

Gastronomía sin igual en InterContinental Barcelona

Intercontinental Barcelona

Aunque abrió a finales de octubre del año pasado, la llegada de la prestigiosa cadena InterContinental a Barcelona ha sido una de las más importantes de los últimos meses. Esta marca internacional, con un estilo propio de concebir el lujo, ha elegido el barrio de Montjuic para combinar gastronomía, coctelería y bienestar en un mismo espacio. Lo vemos ya en su lobby, que muestra un imponente Cocktail Bar Gebre que recupera técnicas y procesos artesanales de añejamiento a través de distintos cócteles de autor.

Intercontinental Barcelona

También en el luminoso restaurante Arrel, que ofrece una carta mediterránea muy bien ejecutada, o el nuevísimo Quirat, el restaurante gastronómico donde el chef Víctor Torres (en su momento, el cocinero más joven de España en ganar una estrella Michelin) propone un recorrido de gran delicadeza por recetas de la tradición catalana. Y aquí no acaban las propuestas foodies, ya que, cada primer domingo de mes, encontraréis el mejor brunch de Barcelona, con decenas de opciones de alta calidad que os dejarán en un estado de shock gastronómico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí