Australia es un país fascinante y siempre nos sorprende. Ejemplo de ello es lo que encontrarás en sus extensas y espectaculares, un elemento que no se puede decir que sea habitual en cualquier parte del mundo. Nos referimos a las piscinas construidas en los promontorios rocosos, bajo los acantilados, que se llenan de agua salada al romper las olas contra ellas. Algunas están junto a la playa; otras, en parajes de difícil acceso.

La mayoría se encuentran en Nueva Gales del Sur y constituyen uno de los puntos de interés turístico del territorio, y son muchos los australianos que las disfrutan a lo largo de todo el año, para lo que es recomendable estar pendiente de las mareas. Hoy te presentamos algunas de las increíbles piscinas rocosas australianas y te animamos a que te zambullas en ellas si viajas a Australia.

Bogey Hole

Bogey Hole
Fuente: Wikimedia/Mwarnes CC BY-SA 4.0

Las piscinas rocosas o las piscinas oceánicas tienen su origen en el pasado siglo XIX. Por aquel entonces, estaba prohibido nadar durante el día en la playa, por lo que los acaudalados victorianos comenzaron a construir las piscinas en las rocas para poder disfrutar del agua del mar. Al tiempo, se instalaron otras propiciadas por contribuciones gubernamentales o comunitarias. Como resultado, en la actualidad, hay más de un centenar.


La primera piscina rocosa que se construyó en Australia fue Bogey Hole, también conocida como los Baños del Comandante. Fue James Thomas Morisset, comandante de Newcastle entre 1818 y 1823, quien ordenó su construcción a presos convictos con la finalidad de utilizarla él mismo y sus oficiales. En la actualidad, Bogey Hole (Shortland Esplanade, Newcastle NSW 2300, Australia), situada bajo los acantilados de Shepherd Hill, es una piscina pública junto a la cual discurre el paseo Bathers Way.

Bronte Baths

Bronte Bath
Fuente: Wikipedia/MD111 CC BY-SA 2.0

Al sur de Bronte, junto a la playa homónima, se localiza Bronte Baths (Bronte NSW 2024, Australia), una piscina oceánica ordenada construir por el Waverley Council en el año 1887. Entonces la piscina abría de diez de la mañana a cuatro de la tarde, y podían usarla tanto hombres como mujeres. No obstante, los domingos y festivos su uso era exclusivamente masculino.

Bronte Baths apenas ha sufrido modificaciones desde su construcción. En la actualidad, la entrada es gratuita y está abierta al público todo el año, salvo que el baño sea demasiado peligroso por las condiciones marítimas y meteorológicas, cuando puede cerrarse temporalmente. La mejor época para nadar en las aguas de esta piscina pública transcurre entre octubre y marzo.

Wylie’s Baths (Sídney)

Wylie's Bath
Fuente: Wikimedia/Kangarooth CC BY-SA 4.0

Otra de las históricas piscinas oceánicas australianas es Wylie’s Baths (4B Neptune St, Coogee NSW 2034, Australia), situada en las proximidades de Coogee Beach, al este de la ciudad de Sídney. Cuenta con 46 metros de longitud y se construyó en 1907 a petición del nadador Henry Wylie. Este era el padre de la también nadadora Mina Wylie, quien ganó la medalla de plata para Australia en las Olimpiadas de 1912. Fue la primera piscina de uso mixto del país. A su alrededor se suceden los parques y espacios naturales, como Grant Reserve, Neptune Park y Trenerry Reserve.

Bondi Icebergs

Bondi Icebergs
Fuente: Wikipedia/Kristina D.C. Hoeppner CC BY-SA 2.0

Entre las piscinas rocosas de Australia, Bondi Icebergs es la más popular. Está dentro de las instalaciones del Bondi Icebergs Club and Pool (1 Notts Ave, Bondi Beach NSW 2026, Australia), donde también se encuentran los vestuarios, los cuartos de baño, las salas de masaje y la sauna. De tal manera, cuenta con todas las comodidades para pasar la jornada.

La piscina está abierta todos los días de la semana, salvo los jueves, desde las seis y media de la mañana hasta las cinco de la tarde. La entrada general de adultos cuesta 9 dólares.

Merewether Ocean Baths

Merewether Baths
Fuente: Flickr/Glenn W CC BY 2.0

Si algo sorprende de la piscina oceánica conocida como Merewether Ocean Baths (5 Henderson Parade, Merewether NSW 2291, Australia) es su tamaño. Situada en Newcastle, consta de 100 metros de longitud y 90 metros de ancho. Se construyó entre los años 1934 y 1935, y posteriormente se levantó el pabellón a su lado con los vestuarios. Hoy en día, la piscina está abierta al público, salvo los días que se cierra para tareas de mantenimiento.

Freshwater Beach Rockpool

Freshwater swimming pool
Fuente: Wikimedia/Mhsb

Al norte de la playa Freshwater se localiza la Freshwater Beach Rockpool (4 Lumsdaine Dr, Freshwater NSW 2096, Australia), una piscina olímpica con 50 metros de longitud. Está abierta al público a diario salvo los miércoles, que es objeto de limpieza y mantenimiento. A su alrededor se encuentra la zona de duchas, un mirador, un merendero, quiosco y aparcamiento.

A 150 metros de la Freshwater Beach Rockpool se encuentra Duke Kahanamoku Memorial, con un parque y un monumento en honor a The Duke o The Big Kahuna, considerado padre del surf moderno y ganador de cinco medallas olímpicas como nadador. Su primera exhibición como surfista la efectuó el 23 de diciembre de 1914 en Freshwater Beach.

Mona Vale Rockpool

Mona Vale Beach
Fuente: YouTube/Hi Hai

Mona Vale Rockpool (Surfview Rd, Mona Vale NSW 2103, Australia) se localiza en un pequeño promontorio que se adentra en el océano al norte de Sídney. Esta piscina en las rocas se localiza muy cerca de Mona Vale Beach, mide 30 metros de longitud y, a su lado, hay una piscina más pequeña para los niños y nadadores menos expertos. Su entorno está acondicionado para pasar un día al aire libre, ya que cuenta con zona de barbacoas, merenderos, baños públicos y parque infantil.

Bermagui Blue Pool

The Blue Pool
Fuente: Wikipedia/Christallkeks CC BY-SA 4.0

La más natural de las piscinas rocosas que recogemos en esta lista es The Blue Pool (Bermagui NSW 2546, Australia) ya que se trata de una formación natural que fue acondicionada para poder ser disfrutada como piscina oceánica. Eso acaeció en la década de los años treinta del siglo XX, con las aportaciones de las autoridades públicas y las donaciones de particulares. Se inauguró oficialmente en 1938.

Blue Pool está considerada como una de las mejores piscinas de este tipo del mundo y constituye un lugar excepcional para el avistamiento de ballenas. Sin duda, es una de las más bonitas de todas ellas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here