La Garganta de Cheddar es uno de los lugares más sorprendentes e importantes que puedes visitar en el condado de Somerset, Inglaterra. Se encuentra ubicada en la localidad de Cheddar y es uno de los accidentes geológicos más importantes de este país. Un gran desfiladero plagado de cuevas que estuvieron habitadas durante la Prehistoria. Siendo un lugar ideal para ir a disfrutar tanto de la naturaleza como de la historia. ¿Nos acompañas a pasear por ella?

La formación de la Garganta de Cheddar

La formación de la impresionante Garganta de Cheddar tuvo lugar hace más de un millón de años. Un lento proceso de conformación que dio lugar a una espectacular garganta de piedra caliza que está considerada la más grande del país. Su formación tuvo lugar gracias al deshielo de un glaciar durante una de las edades del Hielo. Un periodo que dio lugar a la conformación del río Yeo. Que en su discurrir fue excavando esta impresionante garganta.

Un río mágico, que aún continúa fluyendo por allí. Aunque ahora transcurre bajo tierra a su paso por la garganta. Y que es posible verlo a cielo descubierto desde el paraje conocido como Cheddar Risings. Su existencia fue descubierta en 1985 por buceadores. Y es uno de los escenarios más impresionantes que se pueden visitar en la zona.


Se encuentra situada en las colinas de Mendip, a unos 30 kilómetros al sureste de Bristol. Y en sí, la Garganta del Cheddar, es una formación geológica que cuenta con una profundidad de más de 140 metros de altura. En su interior está horadada por cientos de kilómetros de una impresionante red de grutas, galerías y cuevas. Unos espacios que sirvieron de refugio durante la Prehistoria y que se han convertido en uno de los paisajes más impresionantes que puedas imaginar.

Qué puedes ver en la Garganta de Cheddar

Garganta de Cheddar

Visitarlo es contemplar un hermoso paraje lleno de hábitats en el que conviven cientos de especies animales y vegetales. Siendo los más destacados los galios y los talictros. Y sobre todo, un tipo de clavel muy raro llamado Cheddar rosa. Acantilados y laderas se encuentran poblados de cuevas y galerías llenas de huellas del pasado. Y explorarlas es conocer parte de la historia de la Humanidad y de Inglaterra.

Como los restos arqueológicos hallados en la cueva de Gough. Lugar en el que se encontraron los huesos de un hombre que vivió hace más de 9.000 años, conocido como El hombre de Cheddar, y que hoy supone el esqueleto completo más antiguo de Gran Bretaña. Además, podrás contemplar cientos de animales entre los que sobresalen la colonia de murciélagos de herradura que allí habitan.

El paraje es una de las principales atracciones del Reino Unido. Un destino turístico que se ha convertido en uno de los más tradicionales del país con más de medio millón de visitantes al años.

La Cueva Gough y el hombre de Cheddar

Cueva del hombre de Cheddar. Fuente: Wikipedia.

La formación de esta cueva tuvo lugar hace más de 120.000 años. Y en su entrada, rodeado de un importante ajuar funerario, se halló al Hombre de Cheddar. Un esqueleto completo cuya antigüedad es de más de 9.000 años. No es el único habitante que pobló esta cueva ya que también se han encontrado restos de otros esqueletos que tienen una antigüedad superior a 12.000 años.

Sin embargo, la población de Cheddar venera a este hombre por ser el esqueleto completo más antiguo que se ha encontrado en Inglaterra. Y además es un antepasado de la población de esta localidad británica. Y no solo de corazón, sino también en la realidad. Algo que se ha podido comprobar por medio de un análisis de ADN en el que se vio que compartía genes con dos habitantes de Cheddar. Su muerte parece que fue traumática pues presenta un fuerte golpe en la cabeza y existen signos de canibalismo por toda la cueva. Hacen pensar que su final no fue de lo más feliz.

La Cueva de Cox, inspiración de El Señor de los Anillos

Un lugar mágico y misterioso lleno de cuevas pobladas de estalactitas y estalagmitas que se cuenta inspiró a J.R.R. Tolkien para escribir el Señor de los Anillos. Y es que este afamado escritor pasó allí su luna de miel en 1916 y se quedó impresionado por el increíble paisaje de la Garganta de Cheddar. Es más, el Abismo de Helm que se describe en “Las dos Torres” es muy similar a este paraje inglés.

En la actualidad, existe una atracción turística llamada The Crystal Quest, que se encuentra inspirada en el mundo de fantasía de Tolkien. Una ruta que pasea a los visitantes por la gruta de Cox una de las más grandes de la garganta. Esta cueva llena de lagos y de esculturas hechas a base de la piedra caliza del lugar, ha sido iluminada recreando un lugar misterioso, como de cuento de hadas.

Te recomendamos que visites y admires en cada uno de sus detalles. Conseguirás así, tener una visita fuera de lo normal y recargarás pilas gracias a este enclave ancestral, mágico y único de esta localidad británica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here