Valoración post

Valencia es una ciudad llena de atractivos para visitarla: es la tercera ciudad más grande de España y capital de la Comunitat Valenciana, está bañada por el Mar Mediterráneo y es conocida por su gastronomía, su estupendo clima y su patrimonio cultural. Como ves no te faltan motivos para pasar al menos un fin de semana en esta ciudad, pero seguro que no sabes por dónde empezar para no perderte los lugares más emblemáticos, por eso vamos a ayudarte.

Para que sepas mejor qué planes hacer cuando acudas a Valencia vamos a darte una serie de recomendaciones para que tengas una estancia inolvidable y con la que sin duda querrás volver para seguir conociendo mejor cada rincón de esta bella ciudad. Estos planes son perfectos para viajar sola, en pareja o con toda la familia.

¿Qué ver en Valencia en un fin de semana?

Catedral de Valencia
Fuente: Pixabay/Themil

Preparar un viaje siempre es emocionante, pero a veces nos saturamos con toda la información disponible y no sabemos qué lugares son aquellos imprescindibles en nuestro recorrido. Para facilitarte la diversion vamos a sugerirte algunos planes que consideramos imperdibles en tu visita a Valencia y cuyas entradas puedes encontrar en la web VisitValencia. 

Bioparc Valencia

Este parque de animales surge como un proyecto para que las especies se sientan como en su propio habitat natural. En este recinto se pueden encontrar animales que se relacionan y conviven como si estuvieran en su lugar de origen, sin barreras, pero con todas las medidas de seguridad disponibles para que toda la familia viva una gran experiencia.

Durante la visita se puede pasear por este zoológico y disfrutar de la belleza de los animales, conocer mejor su manera de vivir y de relacionarse. Un lugar que ante todo busca la conservación de especies en peligro de extinción y al que seguro que querrás volver, por lo que no esperes más para sacar tus entradas para Bioparc.

El Micalet

El Micalet o el Miguelete se encuentra en la torre del campanario de estilo gótico de la Catedral de Valencia y desde donde se pueden observar las mejores vistas de la ciudad. Para llegar hay que subir 207 escalones de una escalera de caracol, pero el esfuerzo merece la pena, ya que desde sus 70 metros de altura se puede ver el centro de la ciudad,  el mar e incluso la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

La Lonja de la Seda

También conocida como la Lonja de los Mercaderes, este edificio de estilo gótico civil fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1996. Su contrucción comenzó a finales del siglo XV, en 1483, en una época en la que Valencia formaba parte de la ruta de la seda, de ahí su nombre. Esta joya de la arquitectura está formada por el salón de contratación, el torreón central y el Consolat del Mar.

Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia

Ciudad de las Artes de Valencia
Ciudad de las Artes de Valencia – Foto de Christian Rojo

Si hay una imagen que es símbolo de Valencia desde su construcción en 1998 son los edificios de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Ideada por los arquitectos Calatrava y Candela, este recinto está compuesto entre otros por el Hemisféric, el Museo de las Ciencias, el Oceanográfic y el Ágora. Ya sea dando un paseo y disfrutando de las vistas como entrando en algunos de los edificios que pueden ser visitados, te aseguro que merecerá la pena, sobre todo si viajas con niños a los que les encantará el aquarium de Valencia.

Plaza de la Virgen 

Esta es una de las plazas más emblemáticas y bonitas de la ciudad, en la que se pueden observar la Puerta de los Apóstoles de la Catedral de Valencia, el Palau de la Generalitat y la Basílica de la Virgen de los Desamparados. Situada en el centro de la ciudad, en el distrito de Ciutat Vella, este espacio peatonal, es perfecto para hacer una parada en el camino y descansar en alguna de sus terrazas mientras disfrutas de los edificios que se encuentran alrededor.

La Catedral de Valencia 

Una de las paradas obligatorias es la Catedral de Valencia, sede del Arzobispado de Valencia y situada en la Plaza de la reina, en el casco histórico. Este edificio religioso empezó a construirse en el siglo XIII sobre una antigua Mezquita y aunque fue consagrado en 1238, siguió su construcción hasta el siglo XV. Su arquitectura goza de diferentes estilos (románico, gótico, barroco y neoclásico) y muestra de ellos son la puerta principal, la Puerta de los Apóstoles y la Puerta del Palau.

La Catedral, consagrada a Jaume I el Conquistador, merece ser visitada, ya que en el interior destaca la Capilla del Santo Cáliz, llamada así porque se encuentra el cáliz que utilizó Jesucristo en la Última Cena. Este hecho determina que cada cinco años se realice el Año Jubileo en Valencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí