La indescriptible sensación de estar cara a cara frente a la grandeza de la Naturaleza es una poderosa experiencia para cualquier persona. Hay innumerables partes de nuestro planeta donde esa Naturaleza salvaje se muestra, pero no tantas accesibles al ser humano.  Si tienes la posibilidad de viajar a la maravillosa tierra argentina no dejes de exponerte a este encuentro con un glaciar titánico. Visita la magnificencia del glaciar Perito Moreno.

Perito Moreno y en general la zona de Patagonia son visitas que cualquier viajero debería proponerse una vez en la vida. A pesar de los muchos visitantes que pueda haber, a pesar de lo organizado, de las excursiones, del costo,… te aseguro que una vez allí verás que merece la pena. Y mucho. No soy una gran fan de los lugares turísticos.

Considero que en el mundo hay tantas maravillas (y muchas tan poco transitadas) que a veces necesitamos explorar más los lugares menos turísticos y huir de la masificación. En el caso de Perito Moreno, créeme, todo lo que pueda describirte es poco comparado con las sensaciones que te recorrerán cuando estés frente al gigante.


Algunos datos interesantes del Perito Moreno

Vista aérea del Perito Moreno

El glaciar Perito Moreno no es el más extenso del parque donde se encuentra, el Parque Nacional de los Glaciares, ni el más antiguo y tampoco quizás el más colosal pero es el más famoso por una razón: su accesibilidad. Ver los otros glaciares es tarea complicada para un turista normal y, desde luego, la perspectiva que nos ofrece Perito Moreno, es única en el mundo.

La parte del glaciar que puede visitarse es su “frente”, que mide unos 5 kilómetros y unos 70 metros de altura. Como una enorme pared a la que puedes acceder incluso desde los barcos que realizan las visitas. En realidad, si viésemos su profundidad debajo del Lago Argentino observaríamos cómo la pared continúa 170 metros bajo el nivel del lago. La superficie real de Perito Moreno está alrededor de 250 km², lo que significa que es más grande que la ciudad de Buenos Aires.

El glaciar siempre está en movimiento, aunque sea algo imperceptible para el ojo humano. Ese movimiento provoca grietas en las paredes del glaciar y desplomes de parte de su estructura. Estar cerca del glaciar es escuchar un silencio sepulcral sólo interrumpido por el sonido del hielo quebrándose en un eco sobrecogedor.

De vez en cuando se observan pequeños trozos de hielo (aunque para nosotros parezcan grandes) que van cayendo. Los grandes desplomes son difíciles de ver y muchas veces ocurren de noche. Los afortunados que los ven en su visita durante el día lo recordarán siempre con un escalofrío recorriéndoles la espalda.

¿Cuál es la mejor manera de visitar Perito Moreno?

Perito Moreno

Perito Moreno se puede visitar desde varios puntos de Patagonia. El más popular es la pequeña ciudad de El Calafate, que dispone de un aeropuerto propio dada la gran cantidad de turistas que recibe el glaciar y la zona en general.

El Calafate en sí no tiene ningún interés, se trata de un pueblo básicamente dedicado al turismo y extremadamente caro. Desde allí multitud de agencias ofrecen excursiones guiadas al Parque Nacional de los Glaciares. Resulta muy fácil comparar las diferentes agencias y los precios para seleccionar la opción más adecuada a nosotros.

Las opciones para visitar el glaciar

Visitando el Perito Moreno

El glaciar se encuentra a unos 70 kilómetros de El Calafate, por ello esta ciudad actúa casi siempre como base para las visitas al glaciar. ¿Cómo se puede visitar el glaciar?

  • Excursión organizada desde Calafate: Es una excursión que dura todo el día y se suele incluir todo menos la entrada al parque. Hay varias posibilidades dependiendo si la visita se realiza por las pasarelas a orillas del lago que rodea el glaciar o si se quiere hacer trekking sobre la superficie del mismo. También hay la posibilidad de acercarse con un barco desde las pasarelas (algo que recomiendo mucho, ya que cuanto más cerca del glaciar más impresionante la experiencia). Hay infinidad de agencias, aquí algunas opciones para hacerse una idea.
  • Por libre:
    • En bus (800-1000 pesos argentinos solo ida).
    • En coche de alquiler o moto. En El Calafate encontrarás agencias que alquilan coches a turistas, no son baratas pero quizás son una buena opción para familias o grupos de varias personas. La flexibilidad es clave en esta opción, ir y volver cuando quieras y como quieras.
    •  Haciendo autostop. Se trata de algo muy común en la zona por lo que no te costará encontrar quien te acerque hasta allí, aunque quizás sea más complicado para volver. Un riesgo a asumir para los aventureros y los mochileros con pocos recursos.

La entrada al parque se paga en un control de camino al glaciar. Los guardaparques cobrarán la entrada por cada pasajero. Las tarifas de entrada al parque son:

Entrada General: 1er día AR $ 800.00 – 2do día AR $ 400.00

Bonificaciones (presentando documentacion)

  • Residentes Nacionales 1er día AR $ 410.00 – 2do día AR $ 205.00
  • Residentes Provinciales: 1er día AR $ 80.00 – 2do día AR $ 40.00
  • Argentine University Students: 1er día AR $ 80.00 – 2do día AR $ 40.00
  • Menores de 6 a 12 años: 1er día AR $ 200.00 – 2do día AR $ 100.00

Sin Cargo (presentando documentación)

  • Menores de 0 a 5 años, residentes locales, jubilados / pensionados, personas con discapacidad y acompañante. (argentinos)

Consejos viajeros

Vista del Perito Moreno
  • Sea cual sea la época en la que estés en Patagonia siempre hará frío, en mayor o menos porcentaje. Lleva ropa de abrigo adecuada, vete preparado.
  • Es importante que uses calzado cómodo para caminar durante todo el día y mantener tus pies reguardados del frío.
  • Usa crema solar y lleva gafas de sol.
  • Si no quieres pagar precios desorbitados por un tentempié, lleva algún snack o barrita en la mochila, además de agua.
  • Atención amantes de la fotografía, este es vuestro momento de usar vuestros mejores equipos. Los planos que veréis serán espectaculares.
  • Tómate tu tiempo, quédate en silencio y escucha los crujidos del glaciar.
Artículo anteriorSeis curiosidades de los monjes budistas que debes conocer si visitas Asia
Artículo siguienteQué ver y hacer en Murcia
Maria Kast
Soy María, una ciudadana del mundo nacida en España y mi vida hasta ahora se ha desarrollado en diversas ciudades como Londres, Hong Kong, París, Barcelona y Madrid. Me entusiasma la diversidad de culturas, de gentes y de maneras de vivir. Soy una persona comunicativa, empática, creativa y perseverante. Me encanta escuchar y conocer a los demás, y todavía más ayudarlos. Soy una viajera incansable, empecé a viajar con 16 años y desde entonces no me he detenido. Recientemente dejé mi trabajo como Businesswoman para dar la vuelta al mundo sola y ha sido la mejor decisión de mi vida. Quiero contarte todo lo que he visto para quizás inspirarte a ti también a cambiar tu vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here