Valoración post

Viajar en tren es un auténtico placer. Además, si estás en la capital del país, tienes múltiples opciones para programar todo tipo de escapadas y trayectos, teniendo en cuenta las buenas comunicaciones que la conectan con gran parte del país, tanto en tren como en AVE.

Si quieres disfrutar de un fin de semana o de algún día que puedas aprovechar para desconectar durante la primavera, te proponemos cinco escapadas en tren desde Madrid que no puedes perderte. ¡Vamos a deslizarnos sobre las vías!

Escapadas en tren desde Madrid

Aranjuez (Comunidad de Madrid)

Aranjuez
Depositphotos

Si no tienes demasiado tiempo ni presupuesto para tu escapada, tienes una opción estupenda dentro de la Comunidad de Madrid para disfrutar esta primavera: Aranjuez. Visitar el Real Sitio de Aranjuez, catalogado como Patrimonio de la Humanidad, siempre es un buen plan. Las líneas de cercanías te dejan a unos 20 minutos a pie del palacio, donde podrás admirar la Sala de los Espejos, el Gabinete de Porcelana y el Real Cortijo, así como el Museo Falúas y la Casa Labrador. No olvides pasear por el Jardín del Príncipe, el Jardín de la Isla y el Jardín del Parterre, especialmente bonitos en esta estación del año.

Una forma estupenda de llegar a la ciudad en primavera es el Tren de la Fresa, que parte de la antigua estación de Delicias. Viajarás en este tren histórico para vivir un trayecto realmente especial.

Calatayud (Zaragoza, Aragón)

Calatayud
Calatayud/Foto: Turismo de Aragón www.turismodearagon.com

Otro estupendo destino desde Madrid para la primavera es Calatayud. Si tomas un tren de alta velocidad, estarás en esta ciudad de la provincia de Zaragoza (Aragón) en solo 55 minutos. Recorre la Plaza de España, en la que se encuentra la oficina de turismo, antes de descubrir los monumentos más emblemáticos. Parada ineludible es la Colegiata de Santa María la Mayor, catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la cual ocupa la antigua mezquita. Te recomendamos entrar para poder admirar en su interior el claustro mudéjar y el Museo de Arte Sacro.

En las proximidades podrás ver otros templos como la iglesia de San Andrés, del siglo XIV, en estilo mudéjar, la iglesia de San Juan El Real, que tiene en su interior murales obra de Francisco de Goya, y la Real Colegiata del Santo Sepulcro. La Judería es otro de los lugares más bonitos de Calatayud, y en él se alza la iglesia de la Virgen de la Consolación, sobre lo que en su día fue la Sinagoga Mayor. Visita el Museo Municipal de Calatayud si quieres conocer más sobre la historia de la ciudad.

Además, Calatayud es un destino perfecto si te gusta el enoturismo. Podrás visitar sus bodegas y degustar excelente comida tradicional de la región en cualquiera de sus restaurantes. Y, por supuesto, no olvides acercarte a conocer el Monasterio de Piedra si tienes posibilidad.

Córdoba (Andalucía)

Córdoba
Depositphotos

El viaje en tren de Madrid a Córdoba es de poco más de hora y media, así que también constituye un destino perfecto para la primavera si lo que quieres es una escapada en tren que no te requiera invertir demasiado tiempo. Callejea por su casco histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y visita monumentos tan importantes como Palacio de Viana, el Alcázar de los Reyes Cristianos y, por supuesto, la Mezquita-Catedral de Córdoba. Recuerda reservar tu entrada con antelación, debido a la gran afluencia de visitantes que suele haber.
Descubre el barrio de la judería, la Plaza de la Corredera, el barrio de Santa Marina, con la iglesia de igual nombre, y la Cuesta del Bailío. En la Plaza de los Capuchinos encontrarás el famoso Cristo de los Faroles y no olvides tampoco el Templo Romano y el Museo Arqueológico y Etnológico de Córdoba. Si vas en mayo, ten en cuenta que en este mes se celebra el popular Festival de los Patios Cordobeses, la mayoría de los cuales se encuentran en la las zonas de Santa Marina y San Basilio.

León (Castilla y León)

catedral de león
Pixabay

León es otro destino, a un par de horas en tren de Madrid, perfecto para descubrir en primavera. La catedral de León, con las segundas vidrieras de mayor tamaño del mundo tras las de la catedral francesa de Chartres, es el monumento más importante, pero no el único. Podrás ver la Casa Botines, obra de Antoio Gaudí, el antiguo convento de San Marcos, la colegiata de San Isidoro y el Palacio de los Guzmanes, entre muchos otros. ¡Y no dejes de ir de tapas por el Barrio Húmedo, donde se encuentran las bonitas plazas de San Martín y del Grano! El mejor modo de degustar la cocina tradicional y típica de la región.

Ourense (Galicia)

Ourense
Pixabay

Dos horas y cuarto es lo que tarda el AVE desde Madrid a Ourense. La primavera es una época perfecta para planear una escapada y conocer la ciudad de As Burgas, las aguas termales que manan a una temperatura de 67º en plena localidad. Callejea por la ciudad vieja y conoce luego la Plaza Mayor, el Museo Arqueológico, la iglesia de Santa María Madre y la catedral, con su espectacular Pórtico del Paraíso, el Cimborio, la Capilla Mayor, la Capilla del Santo Cristo y el claustro con el museo catedralicio.

En tu recorrido por la ciudad, no olvides el Pazo Oca-Valladares y el paseo por la Alameda, cerca del Mercado de Abastos. El Museo del Tren es visita obligada si viajas en familia, así como el Espacio Expositivo Arturo Baltar, donde hay expuesto todo el año un espectacular belén navideño. Y si lo que te apetece es un baño termal gratuito en un entorno precioso, acude a las Pozas da Chavasqueira, también denominadas Baños do Obispo. Están acondicionadas como si fueras piscinas al aire libre, en una zona ajardinada, y sus aguas manan a 41º. No son las únicas. En solo tres kilómetros desde el Campo da Feria, siguiendo el Paseo Termal, hay cuatro estaciones termales: la de A Chavasqueira de uso público, las de O Tinteiro, la Burga do Muíño das Veigas y las de Outariz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí