Por Córdoba han pasado los judíos, los musulmanes, los romanos y los cristianos, cuya esencia y legado perviven en cada uno de los rincones de sus enrevesadas calles, convirtiéndola en uno de los destinos con más historia y encantos de Andalucía.

Además, es la ciudad con más reconocimientos de Patrimonio de la Humanidad del mundo, la cuna del Renacimiento europeo y el lugar de nacimiento de personajes tan ilustres como Séneca, Averroes, el poeta Luis de Góngora y el pintor Julio Romero de Torres. Córdoba es una ciudad con alma y de belleza eterna, que además tiene un largo etcétera de atractivos. He aquí los diez que no te puedes perder.

Mezquita-catedral

Mezquita de Córdoba
Mezquita de Córdoba

Córdoba no se podría entender sin esta construcción omeya, que además está Declarada Patrimonio de la Humanidad. Su interior, al que conviene acceder por la preciosa Puerta del Perdón, muestra un despliegue de arte y belleza, siendo el mirhab y la maqsura los más deslumbrantes por sus filas de arcadas bicolores. Otras de las joyas son el Patio de los Naranjos, un rincón donde el encanto y el silencio lo dominan todo, cuyo paseo nos hará sentir como un antiguo califa; y la catedral cristiana, que se encuentra en el interior del edificio.


Medina Azahara

Medina Azahara
Medina Azahara

Ubicada a los pies de Sierra Morena, muestra cuán esplendoroso fue el Califato de Córdoba. Y es que esta ciudad palatina, mandada construir por Abd-al Rahman III, conserva en excelente estado algunos vestigios de lo más suntuosos como la Casa de la Alberca, el salón de Adb-al-Rahman III o el Gran Pórtico. Toda una muestra de virtuosismo constructivo, que tiene el justo y merecido reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad.

Alcázar de los Reyes Cristianos

Alcázar de los Reyes Católicos
Alcázar de los Reyes Católicos

Ubicado frente del Campo Santo de los Mártires, junto al Guadalquivir, ha sido el hogar de los distintos reyes y califas a lo largo de la historia. Merece la pena recorrer su interior para ver las magníficas salas, sobre todo los mosaicos romanos y los baños reales, y dar una vuelta por sus jardines, decorados con fuentes y estanques, que son una muestra del esplendor andalusí.

Puedes concluir la visita en las Caballerizas Reales, donde, además de contemplar purasangres españoles, puedes presenciar espectáculos, especialmente durante el fin de semana.

Museo Julio Romero de Torres

Museo Julio Romero de Torres
Museo Julio Romero de Torres

La visita a este espacio consagrado a Julio Romero de Torres es necesaria para entender un poco más historia artística de la ciudad. Además de sus conocidos cuadros de mujeres morenas, que captan a la perfección la belleza racial y la sensualidad de la mujer andaluza, incluye retratos costumbristas, de paisajes o flamenco, que cincelan la Córdoba del siglo XIX. Incluso es posible ver algunas muestras de sus incursiones en el mundo de la publicidad.

Patios cordobeses

Patio Cordobés
Patio Cordobés

La mayoría de las casas cordobesas, especialmente las del centro histórico, se organizan en torno a un patio interior, de cuyas paredes penden una retahíla de preciosas plantas y flores que sus dueños cuidan y miman con esmero.

Tanto es así que constituyen auténticas obras de arte y todo espectáculo de arte floral, que adquieren su máxima expresión en la primavera, coincidiendo con la Festival de los Patios de Córdoba. Está declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, y constituye una oportunidad excepcional para contemplar el fruto del trabajo de todo el año.

Museo de Bellas Artes

Museo de Bellas Artes
Museo de Bellas Artes

Se encuentra en el interior del Hospital de la Caridad, que también acoge el de Julio Romero de Torres. Atesora una extensa colección de obras de arte desde el siglo XIV hasta la actualidad, en la que se incluyen cuadros de Murillo, Zurbarán, Ribera o Antonio del Castillo.

Barrio judío de Córdoba

Calle de las Flores
Calle de las Flores

Parte del corazón histórico de la antigua capital de Hispania Ulterior está ocupado por el barrio judío. Está recorrido por un laberinto de callejuelas estrechas, que guardan algunos de los tesoros de la ciudad como la sinagoga, la estatua de Maimónedes, el zoco, la casa de Sefarad y el callejón de las Flores.

Baños árabes

Baños Arabes
Baños Arabes

También conocidos como hamman, son herencia de la cultura califal y están pensados para proporcionar el relax mental y el reposo del cuerpo y alma. Así que conviene hacer un alto en nuestra ruta para regalarnos un baño de vapor y, de paso, alguno de los numerosos tratamientos que ofrecen. Hay muchas posibilidades: Al Ándalus, Almanzor, Bailío..

Iglesia de San Lorenzo

Iglesia de San Lorenzo
Iglesia de San Lorenzo

Ubicada en el barrio del mismo nombre, es uno de los templos religiosos fernandinos más magnánimos de la ciudad andaluza. Maravilla su portada gótica al estar decorada con tres bonitos arcos y un gran rosetón. Su interior guarda excepcionales pinturas italo-góticas y un retablo gótico precioso.

Palacio de Viana

Palacio de Viana en Córdoba
Palacio de Viana en Córdoba

Declarado Bien de Interés Cultural, es una las construcciones barrocas más representativas de Córdoba. El interior acoge bonitos patios floridos, que muestran su esplendor en la Fiesta de los Patios, un gigantesco y elegante jardín francés y suntuosas estancias, en las que las obras de arte y la profusa decoración cobran todo el protagonismo.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here