5/5 - (2 votos)

¿Que levante la mano cuántos de vosotros sabíais que teníamos un parque nacional entre Ciudad Real y Toledo? Porque la mayoría conocemos los Picos de Europa, Sierra Nevada o Doñana, pero no tantos han puesto sus pies en la raña de los Montes de Toledo. Según los datos de visitas de 2019, más de cuatro millones de personas visitaron el Parque Nacional del Teide… por tan solo 100.000 que hicieron lo propio en Cabañeros, así que ya va siendo hora de descubrirlo, ¿no? 

Porque este parque nacional castellanomanchego ofrece una extraordinaria representación del monte y el bosque mediterráneo, a veces áspero, a veces frondoso, pero siempre aromático en el que se mezclan las pedrizas y los humedales con bosques de alcornoques, robles y quejigos que se pueden recorrer en hasta 16 rutas, tanto a pie como en bicicleta. 

Cabañeros, las rañas de los Montes de Toledo 

Cabañeros - Fuente: Pixabay
Cabañeros – Fuente: Pixabay

“Raña” es un término español que es sinónimo de terreno de monte bajo pero que, a nivel geológico, se define como una formación sedimentaria compuesta de cantos de cuarcita con una matriz arcillosa que configura este relieve de plataformas elevadas con suave pendiente. 

Pues bien, los mejores lugares de España para recorrer estas formaciones geológicas los encontramos en Cabañeros: son las dehesas arboladas suavemente onduladas que marcan el perfil de buena parte del parque. 

Cabañeros - Fuente: Depositphotos
Cabañeros – Fuente: Depositphotos

Pero hasta 1981 nadie parecía muy interesado en nuestro país por proteger estas rañas de los Montes de Toledo, denominados así porque desde el siglo XIII, en el que Fernando III vendió los Montes a la ciudad de Toledo (por 45.000 maravedíes), y hasta 1829 en el que se desamortizaron, pertenecieron al dominio señorial de Toledo. 

Fue a principios de los 80 cuando la suerte de este territorio cambió tras la polémica sobre la ubicación de un campo militar de tiro en la zona. La oposición social provocó que se pusieran los mimbres de la protección de Cabañeros que, finalmente, pasa a ser parque nacional en 1995 custodiando 40.000 hectáreas entre Toledo y Ciudad Real. 

Cómo llegar a Cabañeros 

Son dos las carreteras que atraviesan Cabañeros. Desde el norte, pasando la localidad de Navahermosa, debemos tomar un desvío hacia el sur por la CM-4157 que recorre una zona de bosques de alcornoques, fresnos, abedules y rebollos. Por el suroeste, desde Horcajo de los Montes, se toma la CM-4017 que conecta con Retuerta del Bullaque al este y que transcurre por una zona de matorral de jaras y brezos con madroños y zonas de pedrizas y bosque.  

Centros de visitantes en Cabañeros 

Justamente en Horcajo de los Montes se ubica el Centro de Interpretación más importante del parque, así que es la mejor forma de entrar en el mismo. Lo han abierto recientemente y ofrece diversa información y consejos sobre la visita a Cabañeros, haciendo énfasis en lo que nos podemos encontrar dependiendo de la estación del año, aspecto que define el carácter cambiante del bosque y el monte mediterráneo. 

Al sureste del parque, a unos kilómetros de Pueblonuevo del Bullaque, además del centro administrativo, tenemos el Centro de Visitantes de Casa Palillos que en determinadas fases del año permite observar desde sus miradores a los ciervos por la raña: y es que la berrea es uno de los grandes acontecimientos de Cabañeros. Además, desde aquí parten las visitas guiadas en 4×4 por la raña, una de las mejores formas de tener una primera impresión del parque en su conjunto.  

Por último, a menos de diez minutos, siguiendo por la CM-403 en dirección norte, se encuentra el Centro de Visitantes y Área Recreativa Torre de Abraham cerca de los bosques de ribera del parque y al pie del embalse homónimo.  

Rutas para descubrir Cabañeros 

Cabañeros - Fuente: Depositphotos
Cabañeros – Fuente: Depositphotos

Cabañeros se puede descubrir en bicicleta, andando o en 4×4, en este último caso, siempre con visitas guiadas a bordo de los vehículos oficiales del parque.  

En 4×4 

Partiendo de Horcajo de los Montes, por ejemplo, tienes una ruta de unos 30 kilómetros de unas tres horas de duración que permite acercarse a los paisajes de monte y raña de esta zona, conociendo la Laguna de los Cuatro Morros, la Pedriza, el Mirador de Valdeazores, el Puntal del Rostro o la Raña de Santiago, salpicada de encinas, alcornoques y quejigos donde se pueden ver ciervos, jabalíes, cigüeñas y calandrias. 

Rutas a pie y en bicicleta 

Cabañeros - Fuente: Depositphotos
Árboles en Cabañeros – Fuente: Depositphotos

Pero la mejor forma de disfrutar con calma del paisaje de Cabañeros es optar por una de las 16 rutas habilitadas que lo recorren. Particularmente interesante es la Ruta del Macizo de Rocigalgo que nos permite disfrutar del norte de Cabañeros, la zona de mayor altura y más accidentada del parque.

Son más de 20 kilómetros en su opción lineal mientras que puedes optar por la circular de 19 kilómetros que conecta con la Ruta 4, la del Chorro, la Chorrera Chica y el propio Rocigalgo que, con sus 1448 metros de altura, es la cima del parque y de la provincia de Toledo.

Una interesante opción para descubrir el sur del parque, tanto a pie como en bicicleta, es la Ruta de la Colada de Navalrincón de algo menos de 10 kilómetros y con mucho menos desnivel que la de Rocigalgo. Une los centros de visitantes mencionados de Casa Palillo y de la Torre Abraham, así que se puede empezar en cualquiera de los dos puntos. 

Así mismo, también tienes la opción de participar en senderos guiados con personal del parque, como las Rutas de Gargantilla que incluye la Ruta de Valhondo, la del Valle del Alcornocal o la Ruta del Robledal-Alcornocal. 

Los pueblos de Cabañeros 

Horcajos de los Montes - Fuente: Wikipedia
Horcajo de los Montes – Fuente: Wikipedia

Ya hemos mencionado algunas de las localidades que circundan el Parque Nacional de Cabañeros, pero, si vamos bien de tiempo, bien merecen un capítulo aparte para conocer otra vertiente de este territorio. 

Y comenzamos esta ruta rural en Alcoba de los Montes, al sur del parque, una localidad de algo más de 500 vecinos que cuenta con un Museo Etnográfico de Pastoreo que aporta diversa información sobre las actividades agrícolas tradicionales en el entorno de Cabañeros. Desde la vecina Santa Quiteria, pedanía de Alcoba, ubicada a diez minutos al este, tenemos unas buenas vistas de la raña de Cabañeros. 

En la otra dirección, hacia el oeste, en media hora llegamos a Horcajo de los Montes, que cuenta con un famoso camping y, como hemos dicho, con el principal Centro de Interpretación del parque.  

Cabañeros - Fuente: Pixabay
Cascada del Chorro de los Navalucillos, al norte del parque – Fuente: Pixabay

Al otro lado del mismo, siguiendo la CM-4017, se ubica Retuerta del Bullaque, ya muy cerca de la frontera con la provincia de Toledo, una de las localidades más pobladas de la comarca de los Montes de Toledo con sus casi 1000 habitantes. Su nombre deriva del nacimiento del río Bullaque, un afluente del Guadiana que riega Cabañeros. 

Siguiendo la CR-701 en dirección oeste llegamos a Navas de Estena, todavía en Ciudad Real, donde debemos visitar la ermita de Nuestra Señora de la Antigua que ofrece una bonita panorámica del río Estena encajándose en uno de los estrechos fluviales más espectaculares de la zona: el Boquerón del Estena

Y nos despedimos del entorno de Cabañeros en Hontanar, ya en la provincia de Toledo, una pequeña localidad de 150 habitantes rodeada de montañas, destacando el Corral de Cantos, una de las cimas de los Montes de Toledo con sus 1419 metros.  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí