5/5 - (2 votos)

La Fiesta de la Primavera, o Año Nuevo Chino, empieza este domingo 22 de enero con el conejo como animal protagonista. Esta celebración es una buena excusa para descubrir algunos restaurantes chinos de Madrid y Barcelona que apuestan por una gastronomía auténtica, alejada de los arroces tres delicias, las ensaladas de cangrejo y los rollitos de primavera adaptados a los paladares europeos.

Así, mientras algunas cocinas, como la nikkei, la nyonya o la chifa, apuestan por la fusión como hilo conductor, la china está haciendo precisamente lo contrario, es decir, volver a las raíces. Que tengáis feliz año nuevo o, lo que es lo mismo, ¡Xīn Nián Kuài Lè!

Chongqing Liuyishou: un ‘hot pot’ auténtico en Madrid y Barcelona.

Chongqing Liuyishou

Este nombre es prácticamente imposible de pronunciar. Pero os aseguramos que dentro de este local encontraréis una puerta directa a China. En realidad, se trata de una sucursal de una popular cadena de restaurantes del gigante asiático, cuyo nombre hace referencia a la ciudad de Chongqing y a un pequeño local dirigido por el señor Liu, que tenía la particularidad de ser manco (Liuyishou significa, literalmente, “Liu, el que solo tiene una mano”).

Sus restaurantes de Barcelona, Madrid (y próximamente Valencia) están dedicados a la olla caliente o huo guo, por lo que podréis cocinar ingredientes como flor de loto, estómago de vaca, aorta de cerdo o patas de gallo en un cazo con agua hirviendo encima de la mesa. El picante, aquí, es parte de la experiencia.

Más información: Liuyishou Hotpot.

Precio medio: 30€.

China Crown: comer como lo haría un emperador.

China Crown

Este es otro restaurante que está presente tanto en Barcelona como en Madrid, y que en este caso está dedicado a la cocina imperial china, es decir, a aquella que está basada en las recetas que más gustaban a los emperadores. Aunque se toman algunas licencias chifa y no siempre se ajustan a las recetas imperiales, hay que reconocer que China Crown es un buen restaurante para descubrir que la cocina china también es alta cocina.

En Barcelona, además, el restaurante se ubica en una casa diseñada por Antoni Gaudí que complementa a la perfección la visita, en la que no puede faltar platos como el pato Pekín, las cajas rojas con pequeñas gourmandises o las interpretaciones de las cocinas de Nanyang y Yihai.

Más información: China Crown.

Precio medio: 50€.

Dr. Zhang Dumpling Bar: el placer de lo básico

Dr. Zhang

¿Qué sería China sin sus jiaozi? Los dumplings son una parte fundamental de una cocina que ha conseguido dominar como ninguna otra el arte de estas masas rellenas de carne o verduras. Cada vez es más fácil encontrar jiaozi artesanos, siendo este pequeño restaurante barcelonés uno de los máximos exponentes en la ciudad.

En febrero, abrirán un nuevo local bajo el mismo nombre que tendrá muchas opciones de fideos y arroces y una extensa carta de cócteles, sumada a sus dumplings tradicionales que también juegan con alguna fusión. Como curiosidad, el nombre del establecimiento hace referencia a Zhongjing Zhang, un médico de la dinastía Han que, según la leyenda, inventó los jiaozi para prevenir la alta tasa de mortalidad en la China del siglo II.

Más información: Dr. Zhang.

Precio medio: 20€

Melo Jia: un ying-yang gastronómico

Melo Jia

Este restaurante del Eixample barcelonés fue uno de los primeros en desmontar la gastronomía supuestamente china inventada en los años 70 en España. El suyo es un trabajo silencioso y constante, basado en una investigación continua y el seguimiento de las últimas tendencias en el mercado chino, sin olvidar las recetas clásicas familiares. El nombre del local, de hecho, se traduce por “la casa de Melo” y hace referencia al apodo que tenía el padre de la familia cuando era joven.

Aquí se especializan en algo bien curioso: una gastronomía que sigue los preceptos de ying-yang, es decir, que concibe los platos y los menús buscando una armonía entre sabores, temperaturas, colores y consistencias. No os perdáis el nian gao con cangrejo, las berenjenas yü xiang, la ternera estofada, los coloristas dimsum y el arroz ku-bak servido en una cazuela de hierro.

Más información: Melo Jia.

Precio medio: 25€

Biáng Biáng Bar, los tallarines más complejos de China

Biáng Biáng Bar

En este restaurante del barrio madrileño de Chueca podréis probar los tallarines chinos más largos y anchos que existen, que también son conocidos por ser una de las palabras más complicadas para escribir en el idioma asiático, ya que cada uno se sus “biáng” se traduce por un sinograma que contiene un total de 58 trazos.

El restaurante madrileño quiere resaltar la gastronomía china callejera, especialmente aquella de Xi’an, sin esconder fusiones bien entendidas como son el uso de cerdo ibérico y de trufa negra en algunas recetas. Que sepamos, se trata del primer restaurante en España, y uno de los pocos en Europa, que ofrece este tipo de fideos artesanales extremadamente anchos y largos, que acompañan con un babero porque es habitual mancharse al comerlos. En la carta también encontraréis jiaozi caseros, alitas de pollo y coliflor frita con mayonesa picante.

Más información: www.biangbiangbar.com.

Precio medio: 20€.

  • Etiquetas
  • gastronomía
  • restaurantes
DEJA UNA RESPUESTA
Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí