Žaborić se convierte en el destino fantástico para dejarse impregnar del salitre del mar Adriático, de los atardeceres tras el horizonte de las islas croatas y de la mejor gastronomía marinera tan fina como tradicional. En definitiva, si alguien está buscando un lugar donde refugiarse y disfrutar de unos días de absoluto relax, esta pequeña localidad en la costa dálmata es su destino.

Pero Žaborić no solo es un pueblo magnífico para dejar pasar el tiempo saboreando un buen pescado o leyendo un libro en la playa. También es una base de operaciones perfectas para maravillarse con algunos de los atractivos más poderosos del país.

Así es el Adriático, Aleksandar Gospic, Croatian National Tourist Board

Para empezar se ubica a solo 10 kilómetros de la hermosa y monumental ciudad de Šibenik. Pero hay muchos otros lugares que visitar en las inmediaciones, desde la monumental Split o la romántica Trogir hasta varios parques nacionales como el de las islas Kornati en la costa o el del río Krka en el interior.


De todos ellos os queremos hablar a continuación. Poneros crema solar, preparad el traje de baños y la cámara de fotos porque vamos a descubrir Žaborić y alrededores.

Žaborić, el placer y la tranquilidad

Invitación a las playas dálmatas, Aleksandar Gospic, Croatian National Tourist Board

No se nos ocurren mejores adjetivos para definir una estancia en Žaborić que las palabras placentero y relajante. Buscar un buen alojamiento en esta población es una estupenda idea para quien desee desconectar. Unos alojamientos que le esperan en forma de hoteles con todas las comodidades, pero también en casas de huéspedes e incluso en camping, más económico y más integrado en el ambiente del pueblo y en su paisaje marino.

Aquí no se trata de ver grandes monumentos, algo que si abundan en las ciudades próximas. Aquí se trata de disfrutar de sus playas y piscinas naturales que van alternando los guijarros, la arena y los jardines. Lo que siempre hay en sus playas son unas aguas cálidas y cristalinas que son la seña de identidad de esta zona del mar Adriático.

Gastronomía marinera, Maja Danica Pecanic, Croatian National Tourist Board

En realidad, en Žaborić se haga lo que se haga, uno jamás se aleja demasiado de ese mar transparente. Si uno busca los mejores restaurantes y los platos típicos de pescado, siempre están muy cerca del mar. Y quien desee caminar o dar pedales tendrá que recorrer el camino costero gozando de las vistas y de la brisa marina.

¿Placentero? ¿Relajante? ¿Alguien no está de acuerdo?

Por los alrededores de Žaborić

Aunque sea difícil alejarse de tales atractivos, nuestro consejo es aprovechar los días de estancia en Žaborić para hacer algún que otro recorrido por los alrededores. Lo cierto es que hay mucho que ver, y quizás se dedique más de una jornada a explorar ese entorno. De momento, nosotros os vamos a proporcionar varias ideas, y luego ya elegiréis vosotros que es lo que más os atrae.

A un paso, Šibenik

Tal y como hemos dicho, Žaborić está muy cerca de Šibenik, una de las urbes históricas más antiguas de la costa y también más monumentales. Su patrimonio es superlativo y variado. Posee diversas iglesias interesantes con la Catedral de San Jacobo destacando. Así como tiene diversas fortalezas que nos relatan su larga y convulsa historia. ¡No os perdáis visitar el Fuerte de San Nicolás!

Sibenik, Unsplash, Sergii Gulenok

Pero además si se visita Šibenik en verano habrá muchas actividades que realizar, desde visitar sus museos y galerías hasta disfrutar de sus festivales. Entre ellos merece la pena mencionar el Festival Internacional de los Niños, para todos aquellos que viajen en familia.

Otros pueblos cercanos y encantadores

Si viajáis hasta Žaborić está claro que os gustan las poblaciones pequeñas. De manera que os vamos a proponer la visita a otras localidades próximas, de gran encanto y tamaño reducido. Una de esas visitas imprescindible es la ciudad isleña de Primosten, un lugar de postal. Pero hay más: Jadrtovac, Lozovac, Zaton,… lo mejor es ir a la aventura y dejarse sorprender. ¡No os defraudará la costa Dálmata!

Primosten, Unsplash, Benjamin Voros

Parque Nacional Islas Kornati

Pero ya que hablamos de lugares a visitar en esta área del Adriático, sería una auténtica lástima no embarcar en alguna de las excursiones que nos llevan hasta uno de los paraísos croatas: el Parque Nacional de las Islas Kornati. Todavía más si se puede ir visitando este archipiélago navegando. La experiencia de pilotar entre sus decenas de islotes de roca caliza es una singladura inolvidable.

Islas Kornati, Hrvoje Serdar, Croatian National Tourist Board

Parque Nacional de Krka

Vamos a alejarnos del mar, sin que sirva de precedente. También Žaborić es un buen lugar para buscar algún sitio muy interesante en el interior de Croacia. Por ejemplo está muy cerca el Parque Nacional de Krka, el cual seduce a sus visitantes gracias a su secuencia de cascadas de agua dulce del río Krka. Por cierto, el mismo río que llega hasta Šibenik para desembocar y formar su emblemática bahía.

Parque Nacional de Krka, Unsplash, Alex Meier

Rumbo al sur

Para acabar con las posibles escapadas a hacer desde Žaborić os proponemos tomar dirección sur, siempre siguiendo la carretera que discurre casi en paralelo a la línea de costa. Serán muchos los lugares que os hará parar, pero os vamos a mencionar dos maravillas de la historia y de la estética. La primera es la ciudad de Trogir, asentada en diversas islas y con un plano urbano tan intrincado como hermoso.

Casco histórico de Split, Unsplash, Spencer Davis

Y la segunda es Split, una de las grandes urbes de Croacia. Un sitio distinto a cualquier otro que conozcas. Toda la ciudad antigua son los restos de un inmenso palacio, el que se hizo construir el emperador romano Diocleciano para que sirviera de refugio en su jubilación. Hoy en día aquellas dependencias son un hervidero de vida, de turistas, de restaurantes y arte. En realidad, una metáfora de lo que son unas vacaciones en Croacia.


1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here