5/5 - (1 voto)

Los brunches son los reyes de esta temporada gastronómica: huevos, pasteles y zumos naturales que animan el alma y permiten afrontar el fin de semana con la máxima energía. Saciad vuestra hambre física y espiritual con las propuestas de estos seis locales catalanes que, además de bordar receptas propias del brunch, también os invitan a viajar por gastronomías de todo el mundo.

Brunchmut, la unión de dos grandes tradiciones

Brunchmut

Desde The Hoxton, Poblenou han resuelto un gran dilema culinario: ¿por qué elegir entre vermut o brunch en vez de fusionar ambas tradiciones? Así nació su fantástico Brunchmut, que revalida temporada dos sábados al mes. La gran barra de bienvenida del restaurante Four Corners interpreta el vermut con gildas y anchoas de Perelló 1898 y con secallonas y butifarras de Casa Oms, además de ofrecer quesos, ensaladas rusas y salmorejos para maridar con vermut El Bandarra.

El apartado de brunch, por su parte, incluye bikinis de fricandó, huevos con beicon Joselito y tortillas generosas, así como con postres firmados por L’Atelier Barcelona. Una cita imperdible que celebra los mejores productos de cada casa.

Brunch & Cake, un éxito internacional

Brunch & Cake

El brunch, sin Instagram, no es tan brunch. Esto lo sabe muy bien la empresa pionera de este concepto en la ciudad, Brunch&Cake, que acaba de lanzar un nuevo local con recetas que sientan tan bien al estómago como a la cámara. Estas piezas de food porn se traducen en pancakes, sándwiches y tostadas generosas, con éxitos como el croque madamme, los huevos revueltos y los cinamon roll. Su nuevo local en la calle Diputació, además, cuenta con muchas opciones veganas, vegetarianas y sin gluten que maridan a la perfección con sus cafés ecológicos y zumos naturales. Como curiosidad, es el primer restaurante del grupo -con locales en Emiratos Árabes, Arabia Saudí y Egipto- que acepta reservas.

Veraz, una barra libre de mimosas

Veraz

Otro de los mejores brunches de la ciudad acaba de estrenar temporada. Se trata de la propuesta más sofisticada del listado, que se celebra cada fin de semana en el restaurante Veraz del The Barcelona EDITION. Su Bottomless Cava Brunch propone algo irresistible: una barra libre de cava y mimosas durante dos horas, dos platos a elegir y una taza café de especialidad de Esperanza Café. Disfrutad de huevos de origen local al estilo benedict, de patatas con jamón y de sándwiches de pan de brioche con meloso de ternera. So sois más de dulce, pedid los gofres de plátano, la tarta del día o los sorbetes de fruta.

Doppietta, una fiesta a la italiana

Doppietta

Este encantador restaurante del barrio de Sant Antoni organiza un brunch italiano todos los fines de semana. Como buena versión moderna de las salumerias, el local ofrece un espléndido plan gastronómico que combina quesos y embutidos del país vecino, olivas y encurtidos caseros y un bufet con frittata, huevos rellenos y vitello tonnato, entre otros. También hay espacio para platos calientes como los gnocchi con cuatro quesos y para postres como el tiramisú y el millefoglie. Como curiosidad, este luminoso local se inspira en la legendaria carrera de autos de Brescia, la Mille Miglia.

Negresco, la propuesta más sostenible

Negresco

Si os preocupa la sostenibilidad en la restauración, este brunch zero waste es vuestra opción ideal. No solo cuenta con ingredientes locales en su minuta, sino que, además, utiliza bandejas recicladas y recipientes recuperados de botellas vacías. Los entrantes, a compartir, incluyen bollería, quesos y embutidos, así como tartar de salmón y yogur con frutos rojos.

Entre los principales destacan huevos poché, hamburguesas y pancakes con crema chantilly, entre otras propuestas que van cambiando según la temporada y que, mientras el buen tiempo lo permita, se servirán en la terraza del Negresco Princess. Vistas, gastronomía y upcycling en un mismo lugar.

Dos Manos: los reyes del ‘shakshuka’

Shakshuka

La introducción de recetas de Oriente Medio en las minutas barcelonesas está en pleno auge. La especialidad estrella de esta tendencia es, sin duda, el shakshuka, un clásico del brunch oriental conformado por huevos escalfados en salsa de tomate, pimientos, cebolla y harissa. En Dos Manos Pita Bar proponen combinarlo con patatas bravas con mantequilla de eneldo, y sumar a la fiesta especialidades como el hummus, la berenjena asada, las hojas de parra rellenas de arroz y, por supuesto, las pitas que dan nombre al local. Un viaje al Tel Aviv más cool sin salir del barrio de Gracia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí