Oviedo, la capital de Asturias, con un casco antiguo catalogado como Conjunto Histórico desde 1955, es uno de los destinos que tienes que conocer en el norte de la península. Aquí no solo descubrirás una impresionante zona monumental, sino también increíbles museos, una excelente gastronomía y un entorno excepcional para conocer durante cualquier época del año.

Si vas a hacer una escapada rápida o viajas con el tiempo justo, nosotros te contamos cuál es nuestro Top Ten de visitas imprescindibles en Oviedo. Añádelas a tu lista de planes en esta ciudad asturiana. Sin duda, todos ellos merecen la pena.

Monte Naranco

San Miguel de Lillo (Oviedo)
Fuente: Wikimedia/Vgdiaz CC BY-SA 4.0

Antes de adentrarnos por las calles de la ciudad, destacamos una visita imprescindible a solo 3 kilómetros del centro y para la que hay buses urbano cada hora. Nos referimos al Monte Naranco, donde se alzan dos joyas del prerrománico asturiano: la iglesia de Santa María del Naranco y, a unos 300 metros de esta, la iglesia de San Miguel de Lillo.


Junto a los templos, catalogados como Patrimonio Mundial por la Unesco, se encuentra el Centro de Recepción e Interpretación del Prerrománico Asturiano (Antiguas Escuelas del Naranco, s/n, 33012 Oviedo, Asturias), donde puedes informarte sobre las visitas y en el que se ofrecen talleres y actividades para toda la familia. En el monte hay diversos miradores y si sigues subiendo por la carretera que conduce a las iglesias alcanzarás el Cristo Redentor o Monumento al Sagrado Corazón de Jesús de Oviedo.

Catedral de Oviedo

Catedral de Oviedo
Fuente: Flickr/ David Álvarez López CC BY 2.0

Ya en pleno centro histórico, la primera visita obligada en la ciudad ha de ser la catedral de Oviedo. Denominada la Santa Iglesa Basílica Catedral Metropolitana de San Salvador de Oviedo, que en su interior alberga la Capilla del Rey Casto y la Cámara Santa.

En el claustro de la catedral se erige una estatua de La Regenta, el inolvidable personaje del escritor ovetense Leopoldo Alas Clarín. Con todo ello, no es de extrañar que el templo sea destino de peregrinación desde hace centurias.

El Fontán

Plaza del Fontán en Oviedo
Fuente: Wikimedia/Carlos Cunha CC BY-SA 3.0

Ya en el casco antiguo, el Fontán es otra de esas visitas imprescindibles en Oviedo. Entre las callejuelas llenas de historia de esta zona del casco antiguo encontrarás la plaza del Fontán, construida en el año 1792, en la que destacan los típicos edificios con balcones y soportales. Destaca en uno de los bancos de la plaza la estatua de La bella Lola, que fue donada por el ayuntamiento de Torrevieja.

No dejes de tomar algo en sus terrazas o comer en alguno de sus restaurantes. Recorre luego la plaza de la Constitución con el Ayuntamiento y aprovecha luego para descubrir la iglesia de San Isidoro El Real y acercarte al bullicio del mercado de abastos.

Museo de Bellas Artes de Asturias

Museo de Bellas Artes de Asturias
Fuente: Flickr/ Nacho CC BY 2.0

Si el Museo Arqueológico de Asturias es un imprescindible por sus tesoros y la historia que nos muestra, el Museo de Bellas Artes de Asturias (Calle Sta. Ana, 1-3, 33003 Oviedo, Asturias) no se queda atrás, pero con impresionantes pinturas y obras de arte. Se encuentra localizado en el palacio barroco de los Velarde y en su interior encontrarás desde obras de El Greco y Murillo hasta Zurbarán, Picasso, Dalí, Miró o Zurbarán, entre muchos otros artistas.

Plaza Trascorrales

Trascorrales
Fuente: Flickr/ David Álvarez López CC BY 2.0

La plaza Trascorrales es una de las bellas plazas de la ciudad. Pero si por algo destaca entre todas las demás es por su belleza pintoresca, con las fachadas de colores de los edificios, y la estatua de una lechera junto a una burra, que ha llegado a ser tan representativa que muchos conocen el sitio como la plaza de la burra. La escultura recuerda que en este lugar se celebraba el tradicional mercado en el que se vendían productos como la leche, el queso y verduras.

Museo Arqueológico de Asturias

Museo Arqueológico de Oviedo
Fuente: Wikimedia/Enric CC BY-SA 4.0

En el claustro de lo que antaño fue el convento de San Vicente, catalogado como Monumento Nacional en 1934, se encuentra instalado el Museo Arqueológico de Asturias (Calle San Vicente, 3, 33003 Oviedo, Asturias). A través de sus fondos puedes hacer un recorrido histórico del Principado de Asturias desde la Prehistoria hasta la Edad Media. La entrada al museo es gratuita.

Teatro Campoamor

Teatro Campoamor
Fuente: Wikimedia/Javier Losa CC BY 2.0

En la plaza de la Escandalera se localiza el famoso Teatro Campoamor, donde cada año se celebran los premios Príncipe de Asturias, el cual constituye otra parada obligada. Se trata del gran teatro lírico de la comunidad autónoma y sede de la entrega de los Premios Princesa de Asturias. El teatro se inauguró el 17 de septiembre de 1892 con una representación de la obra de Los Hugonotes de Giacomo Meyerbeer.

Campo San Francisco

Campo San Francisco
Fuente: Flickr/David Álvarez López CC BY 2.0

Uno de los parques más hermosos de la ciudad que no puedes perderte y en el que harás unas cuantas fotografías es el Campo San Francisco, con 90 000 metros cuadrados de superficie. Además de sus árboles y plantas ornamentales, encontrarás numerosas fuentes, como la Fuente de las Ranas o la Fuente del Caracol, y esculturas, entre las que destaca la de Mafalda.

Aprovecha para tomar algún helado o los típicos barquillos en el Paseo de los Álamos y diviértete mirando a los patos y a los pavos reales que se pasean por el parque. A los niños les encantará este plan.

Fuente de Foncalada

Fuente de Foncalada en Oviedo
Fuente: Flickr/ David Álvarez López CC BY 2.0

En el centro de Oviedo se encuentra otro de sus monumentos prerrománicos. Se trata de la fuente de Foncalada. Aunque formaba parte de un conjunto monumental mayor, solo se conserva la fuente de la Alta Edad Media. Se encuentra en el cruce de la calle Foncalada con la calle Gascona, la que se convierte en otra de las visitas imprescindibles en la ciudad.

El Bulevar de la Sidra

El Bulevar de la Sidra
Fuente: Flickr/Michel Curi CC BY 2.0

Pero si entre visita y visita no puede faltar algo en Oviedo es degustar la buena sidra y gastronomía asturiana en alguno de sus locales. Y es que la ciudad cuenta con una calle popular para ello: la calle Gascona, donde se suceden las sidrerías, los cafés, las tiendas gourmet y las vinotecas.

Tal es la fama de este lugar que se conoce como el Bulevar de la Sidra, pues en ella se cuentan hasta una docena de sidrerías. Cada año, entre abril y mayo, se celebra la Preba de la sidra, con la finalidad de seleccionar la mejor sidra, mientras numerosos catadores llenan las calles con el tradicional pañuelo verde alrededor del cuello.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here