Aquellos que lo han probado repiten. Y no es una frase hecha. Porque el avistamiento de aves o birdwatching, si nos queremos poner un poco estupendos, es una de las mejores formas de disfrutar (y entender) la naturaleza. Recorremos la provincia de Salamanca con los ojos bien abiertos, la boca bien cerrada y la batería de la cámara bien cargada para encontrar aves como la cigüeña negra, el buitre leonado, el pechiazul o la garza real. 

Siete zonas de Salamanca para el avistamiento de aves 

Abejaruco
Abejaruco

De las llanuras cerealistas del noreste a los Alcornocales de Espeja del suroeste y de la Sierra de Francia, una de las últimas selvas de Europa, a las Arribes del Duero, uno de los mayores espectáculos fluviales y orográficos de la península ibérica: Salamanca es uno de los mejores enclaves de España para al avistamiento de aves durante la primavera, casi 280.000 hectáreas habilitadas como rutas ornitológicas guiadas con actividades especializadas. 

Sierras de Francia y Quilamas 

La Peña de Francia y el Paso de los Lobos, La Alberca y Laguna de San Marcos o la confluencia de los ríos Francia y Cuerpo de Hombre en el Alagón son algunos de los rincones que debemos visitar en esta zona de Salamanca para el avistamiento de aves. Y es que la Sierra de Francia es definida como el corazón de una de las últimas selvas de Europa gracias a la riqueza de su red hidrográfica que incluye el Alagón, el Francia, el Quilamas o el Batuecas.  

Aves que puedes avistar: buitre negro, alimoche, águila real, alcotán, acentor alpino, lúgano o avefría, entre otras. 

Sierra de Gata y el Rebollar 

Águila real
Águila real

Ya hemos visitado varias veces las laderas sur de esta sierra, la última para disfrutar de la gastronomía del norte cacereño. En su ladera norte se localizan los arroyos y cañones del alto Águeda y su miríada de afluentes donde también encontramos El Rebollar, uno de los paisajes más originales de la provincia: la mayor extensión de bosques de roble rebollo de España, una zona ideal para determinadas aves como el abejero europeo. 

Aves que puedes avistar: alimoche, halcón peregrino, búho real, pechiazul o vencejo pálido, entre otras.

Alcornocales de Espeja 

Surcamos la frontera con Portugal para conocer las dehesas de alcornocales de la ribera del Azaba, el mayor de la provincia, una de las zonas de Salamanca menos frecuentadas por el turismo pero que forma parte de la Red Natura 2000 por su importancia para las aves, especialmente por ser uno de los mejores refugios de la esquiva cigüeña negra de toda España.  

Aves que puedes avistar: cigüeña negra, milano real, elanio común, culebrera europea, cernícalo primilla, avutarda, chorlito dorado europeo, entre otras.

Las Arribes del Duero 

Mirador de La Code
Mirador de La Code

Es uno de los tesoros naturales salmantinos y uno de los mejores lugares de la provincia para el birdwatching. Las zonas más frecuentadas para hacer una ruta ornitológica son el Puente de los Franceses entre pueblos como San Felices de los Gallegos y Puerto Seguro, el Castro de Saldeana que te permite asomarte al arribe del Huebra y los propios miradores de las Arribes con sus espectaculares cañones de los ríos Tormes, Huebra, Águeda, Uces y Duero

Aves que puedes avistar: buitre leonado, águila real, currucas cabecinegra y rabilarga, chova piquirroja, golondrina dáurica, picogordo o camachuelo, entre otras.

Encinares y robledales adehesados 

El corazón de Salamanca está tapizado de extensas dehesas de encinas y por un grupo de sierros de escasa altitud donde nacen ríos como el Yeltes o el Huebra. Entre los enclaves más destacados del interior salmantino la ermita del Cueto y los alrededores de Las Veguillas, las lagunas del Cristo y la Cervera, las graveras de Alba de Yeltes o la ruta del Puente Mocho en Ledesma. 

Aves que puedes avistar: milano real, elanio común, trepador azul, curruca mirlona, alcaudón común, bisbita alpino o pinzón real, entre otras.  

Llanuras cerealistas y riberas del Tormes 

Azud de Riolobos
Azud de Riolobos

Aquí encontramos la quintaesencia del campo castellano con interminables campos de cultivo en comarcas como La Armuña, localidades como Valdelosa y Zamayón o enclaves como el Azud de Riolobos, además de las riberas del Tormes y sus afluentes: al Almar, el Gamo y el Margañán. Todo ello genera una gran densidad de especies asociadas a este ecosistema de bosque fluvial y vegetación acuática. 

Aves que puedes avistar: azor, aguilucho lagunero occidental, martinete, avetorillo, grulla o águila pescadora, entre otras.

Sierras de Lagunilla y de Béjar 

El último enclave que visitamos, terminando esta ruta por Salamanca, nos devuelve al sureste de la provincia, cerca de la Sierra de Francia. Es una zona caracterizada por la personalidad rotunda de la alta montaña y por la sucesión de tupidos bosques y profundos valles fluviales que descienden hacía el oeste para desembocar en la cuenca del río Alagón. Y al sur, limitando con Cáceres, la Sierra de Lagunilla, con su excepcional y única colonia europea de buitres negros asentados en enebros. 

Aves que puedes avistar: buitres negros, águila real, piquituerto, roquero rojo, papamoscas cerrojillo o escribano hortelano, entre otras.  

Descarga aquí el folleto de Observación de Aves en Salamanca de la Diputación de Salamanca 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí