Si hay un país que ha modificado mi percepción del mundo, que me ha enseñado que abrirte a los demás y ponerte en su lugar es esencial, que la alegría y el amor no se compran con billetes ni posesiones, ese es Mozambique.

Eso sí, cuando llegues, despójate de lo que “crees saber” y ábrete al ritmo lento y acompasado de los cientos de sonrisas amables que te acompañarán. Mozambique es humildad, generosidad y supervivencia. Mozambique es inesperado y juguetón, lleno de posibilidades si evitas tus propias expectativas y de lecciones si mantienes tus ojos bien abiertos.

La República de Mozambique se sitúa al sureste del continente africano y el océano Índico es el encargado de bañar sus costas. Sus fronteras lindan al norte con Tanzania y Malaui, al noroeste con Zambia, con Zimbaue al oeste y finalmente al sur con Sudáfrica. La ciudad más importante en el país, y su capital, es Maputo. En Mozambique conviven muchas religiones y etnias, siendo la mayoría de la población de etnia bantú, lo que comprende diferentes lenguas y creencias religiosas, mayormente animistas. Esto se entiende de manera simple, para ellos todo está vivo y todo tiene un alma.


Mozambique

Mozambique es un enigma. Un país que posee una riqueza incomparable con la mezcla de las influencias más variopintas: portuguesa, india, africana y hasta suajili. Un gran desconocido en el enorme territorio africano que alberga tradiciones y culturas muy propias, un ambiente ligero y agradable de mente abierta, una costa infinita repleta de palmeras y muchísimas oportunidades para la aventura.

Si te hablo de largas playas con enormes dunas, bañadas por un mar de aguas turquesas y miles de peces de diversos colores, hermosos corales, barcos a vela, surf, buceo y otras actividades acuáticas, rincones solitarios y silenciosos, extensos bosques, un medio ambiente casi inalterado, un animado ambiente nocturno si lo buscas, edificios coloniales, intercambios reales con la gente local y una atmósfera internacional cada vez más grande. ¿Te lo crees? Si no es así te invito a que lo descubras conmigo, te contaré todo lo que necesitas saber para  destapar los secretos de la Perla de África.

Como un tesoro escondido, Mozambique requiere paciencia y exploración. La grandiosa aventura de dejarse guiar por los que mejor lo conocen, los locales. Los descubrimientos serán más que gratificantes, inolvidables. África en su estado más puro, con sus delicias y sus lecciones vistas desde las miradas de una gente buena, alegre y optimista.

Antes de realizar este viaje a todos nos asaltan mil dudas ¿Es Mozambique un país seguro? ¿Cuánto me gastaré? ¿Cómo me organizo? ¿Cuáles son los lugares que no me puedo perder? ¿Cuándo es la mejor época para viajar?

En esta guía recorreremos las mejores zonas, los datos prácticos, los consejos viajeros y la manera perfecta de organizar un viaje a la tierra “da boa gente”.

10 razones que te convencerán para viajar a Mozambique

África es extensa, muy extensa. Y su riqueza es incalculable. Entre las muchas opciones de viaje las podemos encontrar más o menos turísticas, más o menos desarrolladas, de mayor o menor dificultad de acceso. Mozambique y su buena gente es una de las elecciones “menos conocidas” y que aúnan un buen número de atractivos. Te cuento los que para mí son los 10 motivos que te harán maravillarte ante los tesoros de esta tierra afortunadamente tan desconocida.

Playa de Mozambique
  1. Playas: Mozambique posee 3.000 maravillosos kilómetros de playas idílicas bañadas por el Océano Índico, muchas de ellas semi desiertas. Un paraíso de arena blanca donde tumbarse a escuchar al mar rugiendo y deleitarse con el olor de los deliciosos camarones o el pollo frito del chiringuito de al lado. Las playas de Mozambique te harán soñar con una tranquilidad poco usual en nuestra ocupada vida moderna. Las playas son uno de los grandes atractivos del país y el motivo más importante por el que tantos turistas de otros países africanos, como el caso de Sudáfrica, llenan los resorts de la costa mozambiqueña cada temporada.
Vendedoras locales en Mozambique
  1. Atmósfera local – el intercambio con los locales es una de las grandes aventuras de este maravilloso rincón del mundo. Las miradas amables, las sonrisas sinceras y las ganas de saber más de los pocos visitantes que llegan al país llenan de entusiasmo a los mozambiqueños. Cualquier momento es bueno para charlar, invitarte a un chai (té) o hacer bromas. Los mozambiqueños son, por lo general, personas llenas de alegría. Tanta que se contagia inmediatamente.
  1. Seguridad – Dado el carácter amable y cálido de su gente, Mozambique es un país bastante seguro. Siendo mujer y habiendo viajado sola por muchos países, nunca me sentí en riesgo viajando por Mozambique y creo que es uno de los lugares más seguros a donde ir en África.
Mozambique
  1. Naturaleza inalterada – Cuanto menos turismo, menos alteraciones sufre la naturaleza. Lógico, ¿no? Pues eso es exactamente lo que se observa en la magnífica expansión de fauna y flora local. Sin polución ni interferencias, el entorno animal y vegetal muestra todo su poderoso encanto. Densos y voluptuosos bosques, playas vírgenes de arena limpia y agua turquesa, insectos que zumban en el aire alegremente, pájaros sobrevolando los inmensos espacios naturales. El ser humano en perfecta armonía con su entorno.
Mozambique
  1. Comunidad – Es espíritu de comunidad es un rasgo característico de África en general y de Mozambique en particular. Poco importa si eres local o extranjero, en la comunidad se acoge a todo aquel que llega, se le cuida, se le arropa y siempre se le ayuda. Por muy pocos recursos que se tengan siempre se comparte todo. Esa generosidad es la que hace que cuando llegas de fuera te sientas en un mundo en ocasiones más “humano” que el tuyo, donde se piensa en los demás y en su bienestar igual o más que en el de uno mismo.
  1. Tradiciones – Mozambique es un país de tradiciones, la mayoría vienen de la cultura propia a la etnia bantú e incluyen bailes, canciones y preciosos rituales, la mayoría de ellos animistas. No dudes en explorar un poco más de su cultura y sus tradiciones, te enriquecerá y te dará una mayor profundidad con respecto al carácter de la gente. Las religiones tradicionales animistas son muy comunes. En sus creencias los ancestros y sus espíritus deciden sobre el destino de los vivos. Debido a esto encontramos muchos lugares sagrados en medio de bosques, montañas, lagos y ríos. Las comunidades locales se ven muy influidas por estas tradiciones y lugares especiales.
  1. Tranquilidad – Uno de los enormes atractivos de esta perla del Índico es la tranquilidad que se respira. Hay que reconocer que en África todo es más lento, más pausado que en nuestras vidas modernas. Si le sumamos la ausencia de turismo masivo, encontramos un ambiente calmado, una paz absoluta en el medio de un paraíso vegetal.
  1. Rincones únicos – En un entorno natural tan inalterado como el de Mozambique los rincones paradisíacos son abundantes, aunque a veces de difícil acceso. La aventura merece la pena, el descubrimiento te dejará sin palabras.
Gastronomía de Mozambique
  1. Gastronomía – En la zona de costa de Mozambique encontrarás mucho pescado y marisco fresco. Unos buenos camarones a la brasa alegrarán tu día de playa. Sino otro plato muy popular es el pollo, algo que los mozambiqueños cocinan de una manera deliciosa. La gastronomía mozambiqueños combina las influencias africanas, portuguesas e indias utilizando principalmente el coco y el piripiri (un pimiento bastante picante). Los platos más populares son la xima (maíz o yuca acompañado con judías, verdura o pescado), el pollo asado (frango grelhado) acompañado de arroz o patatas, la matapa (hojas de yuca a menudo acompañadas de langostinos con salsa de cacahuete) y el caril que sería como un curri.
  1. Aventura – Mozambique es una aventura en sí mismo. El transporte es precario, los accesos a algunas zonas son lentos y complicados, pero exactamente eso es lo que te hará descubrir más lugares inolvidables, más gente de sonrisa limpia y generosa.

Datos prácticos, ¿cómo preparar tu viaje a Mozambique? 5 puntos importantes a tener en cuenta

Hay cosas importantes que saber antes de lanzarse a organizar un viaje a Mozambique. Te guío en los puntos más esenciales para tener en cuenta.

¿Cuándo ir a Mozambique?

Mozambique

Su clima tropical y cálido lo convierte en un país que se puede visitar en cualquier momento del año. Mi recomendación es evitar la época de lluvias (de diciembre a abril) que además coincide con la época de más calor. De mayo a noviembre sería un momento perfecto para disfrutar de temperaturas más frescas y un clima más seco.

A evitar especialmente los meses de diciembre y enero ya que los turistas de Sudáfrica suelen llenar por esas fechas las zonas turísticas en Mozambique y los precios, por ende, suelen ser más caros. Ocurre lo mismo en Navidad, Pascua y agosto.

Combinar el viaje a Mozambique con otros países

Comisaría de Mozambique

El viaje a Mozambique es perfecto para combinar con algunos de sus vecinos, ya que limita con opciones muy interesantes de viaje. Sudáfrica es el país con el que más fácil resulta combinar un viaje a Mozambique. Además, puedes mirar opciones como Suazilandia (un país pequeño que se recorre en pocos días), que se combina por bus con Mozambique, o los otros países con los que hace frontera Mozambique como Tanzania y Malaui al norte, Zambia al norte o Zimbaue al oeste. Las opciones son muchas y muy interesantes. También existe la posibilidad de cruzar a Madagascar o hacer una visita aprovechando la escala en Lisboa.

Documentación necesaria

Consulta con la Embajada de Mozambique cómo tramitar tu visado. Es un trámite importante que necesitas hacer con tiempo. Te recomiendo que si no dispones de mucho tiempo lo hagas a través de una agencia. Te evitarás quebraderos de cabeza.

  • Cartilla de vacunación. Consulta las vacunas y tratamientos preventivos que necesitas ponerte en tu centro de salud. No hay ninguna vacuna obligatoria, aunque normalmente se recomienda que tenga la vacuna del Tétanos, Hepatitis A y B, Fiebre tifoidea y Triple vírica. También se recomienda tomar el tratamiento preventivo contra la Malaria ya que hay riesgo en todo el país. Para evitar la Malaria lo ideal es la prevención con un buen repelente de insectos.
  • Pasaporte con una validez mínima de 6 meses.
  • Carné de conducir. Si quieres conducir en Mozambique necesitas tu carné de conducir. Necesitarás el carné de conducir internacional (es un trámite sencillo).
  • Seguro médico. No es obligatorio, pero sí altamente recomendable. Cualquier problema que puedas tener y suponga una hospitalización puede ascender a una suma bastante alta si no llevas un seguro de viaje. Mi humilde recomendación.

Cómo moverse por Mozambique

Mozambique no es un país con gran facilidad para los desplazamientos, por ello abajo veréis todas las opciones posibles para una mejor organización se cual sea vuestro tipo de viaje.

Transportes Aéreos

Hay pocas compañías aéreas que cubran los vuelos nacionales por lo que moverse en avión resulta normalmente bastante caro y con poca disponibilidad. LAM y South African Airways son prácticamente las dos únicas compañías que brindan estos servicios llegando a las principales ciudades como: Beira, Maputo, Nampula, Tete y Vilanculos.


Si el presupuesto no es un problema existe la posibilidad de vuelos privados o helicópteros para destinos y resorts exclusivos como en las islas del archipiélago de las Quirimbas o del Archipiélago de Bazaruto.

Autostop o «dedo»

El autostop es un método complejo en Mozambique debido a la poca cantidad de vehículos que circulan. Las rutas desde y hacia Maputo, la capital, son las más concurridas y donde más fácil será encontrar quien te lleve.

Alquiler de coche

El alquiler de vehículos en Moambique no es apto para todos los presupuestos. Se pueden encontrar agencias más fácilmente en el aeropuerto y en el centro de la ciudad. Es común que la policía pare a los coches de turistas y pide los papeles y los pasaportes así que mejor viajar siempre preparado.

Buses

Entre las compañías de autobuses de larga distancia hay dos que son las más recomendadas por ser las más modernas y seguras. Serían Intercape (Sudafricana) y Linhas Terrestres do Mozambique.

Es necesario tener claro que estamos en África. El tiempo es relativo y la hora de salida a veces depende de cuando llenan el autobús. Si haces un trayecto largo la mejor opción sería realizar el viaje por la noche para evitar el calor del día. Los precios de los billetes de autobús son muy económicos. Lo ideal es llevar consigo algún snack y bebida ya que no se hacen muchas paradas en la ruta y lo que conseguiremos es lo que los vendedores ambulantes ofrecen (fruta o pan).

Chapas

Chapas

La mayoría de los recorridos sean largos o cortos se sirven a través de combis privadas que funcionan más o menos como los buses. Suelen salir cuando están llenas, de nuevo no vayas con prisa, esto es África. Se les llama Chapas y sus precios son muy económicos también. Son, de lejos, el transporte más utilizado. Eso sí, mejor ir con tiempo y salir el día anterior si se va con prisa.

Taxis urbanos

En las ciudades de tamaño mediano hay taxis y moto-taxis llamados tuc-tucs. En las que el tamaño no es suficiente, sólo tienen tuc-tucs. Siempre es mejor negociar el precio antes de montarnos

Dónde alojarse en Mozambique

Maputo, la capital, es donde más variedad de alojamientos existe. Un gran número de empresas multinacionales se instalaron en la capital creando una mayor infraestructura. Por esto Maputo aloja a muchos expatriados y crea una buena atmósfera internacional. En el resto de ciudades del país la oferta es más reducida aunque sigue siendo un poco variada.

Si visitamos lugares turísticos como Ilha do Mozambique, Bazaruto o las Quirimbas encontraremos tanto hoteles de lujo como hostales económicos en localidades de los alrededores.  Tanto en Mozambique como en el mundo en general la herramienta que mejor funciona para los alojamientos en mi experiencia es Booking. En algunos lugares Airbnb es muy útil también. En Mozambique utilicé ambos además de la hospitalidad local.

¿Cuáles son los destinos recomendados en Mozambique? Las claves para descubrir el país

Mozambique es extenso y con muchas opciones de visitas increíbles. Sus paisajes son diversos, con parques naturales, hermosas montañas y playas idílicas además de bellas ciudades coloniales y pueblos muy auténticos. Es necesario distinguir muy bien el norte y el sur del país. SI tu visita es de menos de dos semanas es mejor concentrarse sólo en una de estas zonas. A partir de tres semanas ya es posible explorar ambos.

Las actividades también son realmente variadas. Mozambique te puede deleitar con entornos naturales y lugares de interés cultural además de ofrecerte actividades como surf, buceo y otras actividades acuáticas, senderismo, paseo a caballo, safaris y mucho más. Disfrutar del entorno y de la paz que aporta es realmente sencillo.

Tiburón ballena

En cuanto al descubrimiento del mundo animal, el rey es el tiburón ballena, que puedes ver durante todo el año en las costas de la zona de Tofo. Te recomiendo especialmente esta experiencia única. Podrás nadar con el pez más grande que existe (puede llegar hasta 12 metros) sin ningún peligro ya que es inofensivo.

Si te gusta ver ballenas, del mes de junio al mes de octubre podrás ver ballenas jorobadas desde muchas zonas costeras de Mozambique. También es posible verlas desde Maputo. Si las ves desde Tofo lo ideal es salir con un bote y así ver también tiburones de diferentes tipos, delfines, mantas o tortugas.

Atardecer en Mozambique

Si lo que te apetece es hacer un safari tienes lugares increíbles en el Parque Nacional de Gorongosa. En este caso, el presupuesto será un poco más elevado. Debido a la guerra civil que arrasó el país durante 15 años las infraestructuras en Mozambique no son como las de otros países como Sudáfrica.

Dicho esto, eso no significa que los safaris sean menos impresionantes. La visión de animales como leones, elefantes, impalas, antílopes o cebras siempre lo es. Hay una gran ventaja en Mozambique a este respecto, y es que al haber menos turismo en muchos casos estarás sólo con la magnífica naturaleza africana, y con sus espectaculares atardeceres.

Sur de Mozambique

Maputo

Maputo es el centro neurálgico de Mozambique. Pero es mucho más que eso. Si piensas en Maputo sólo como una base logística no podrías estar más engañado. Maputo merece que le dediques unos días para descubrir su enorme encanto. Te seducirá su vida cultural, su atmósfera internacional, su vida nocturna … Maputo es una agradable sorpresa. La energía que lo rodea es muy atractiva. Piérdete por sus calles donde siempre hay bullicio, alegría y colores. Observa los diferentes barrios, encontrarás enormes diferencias. Desde los más deteriorados con construcciones antiguas respirando historia hasta los más modernos con vistas al mar pasando por los tranquilos barrios residenciales. Camina, camina mucho y disfrútalo.

Maputo

Toda la arquitectura de Maputo tiene un encanto mediterráneo decorado con avenidas amplias y con hermosa vegetación. Podríamos decir que Maputo se ha convertido en una de las ciudades más desarrolladas de África debido a las empresas multinacionales que se han instalado en ella trayendo un gran número de expatriados europeos. Por ello la capital de Mozambique está bien servida de restaurantes, supermercados y encantadores cafés a la sombra.  Pero no sólo eso, Maputo es la ciudad con más ambiente nocturno de todo el Sur de África, y cuenta con un panorama intelectual muy interesante.

Apúntate mis favoritos de la ciudad, apuesto a que serán figurarán entre los tuyos también:

FEIMA (Feria de Artesanato, Flores e Gastronomía de Maputo). Un espacio verde magnífico donde comprar artesanías, darse un paseo o comer algo al aire libre. Una visita obligada.

FEIMA en Maputo

Mercado do Povo – El mercado donde ir si eres un curioso de la gastronomía y los ambientes de mercado.

Centro Cultural Franco Mozambicano – La vida cultural de Maputo se desarrolla en gran parte aquí.

La estación de trenes — Se trata más de una estación-museo pero realmente vale la pena por su valor histórico. Mi consejo: deja que alguno de los locales que se presentarán en la entrada te haga de guía. Para ellos el dinero que les des es una gran ayuda y para ti la experiencia es impagable. El mío fue un hombre encantador con un gran conocimiento de la historia de su país.

Ponta d’Ouro

Ponta d’Ouro es una gran opción para visitar playas muy cercanas a Maputo si no se hace ninguna incursión en los lugares de costa más turísticos. En este fantástico rincón hay todo tipo de alojamientos y para todos los bolsillos. La oferta de actividades acuáticas es extensa y dispone de restaurantes, bares y mercado al aire libre. Ponta d’Ouro está lleno de sudafricanos que viven en Durban por dos razones: su cercanía y precios más baratos.

Inhambane

Inhambane

Inhambane es otro lugar clave en Mozambique, se trata de uno de los asentamientos con más historia de la costa ya que se remonta a 1000 años atrás. Su encanto está marcado por la perfecta combinación de influencias indias, árabes y africanas conviviendo en una ciudad de vestigios coloniales, serenidad costera y avenidas llenas de vegetación.

Tofo

Desde Inhambane accedemos por tierra aTofo. Tofo es uno de los lugares más hippies e internacionales y de mayor ambiente en Mozambique. Se trata de un lugar eminentemente turístico pero como ya habrás percibido, en Mozambique el término “turístico” es bastante diferente al estándar.

Tofo

Tofo es un lugar bohemio, y la comunidad extranjera que encontrarás allí te deleitarán con noches de guitarra y días de surf, buceo con ballenas y lectura en la playa. A pesar de tener muchos alojamientos lujosos y resorts exclusivos también es posible alojarse en alojamientos más acomodados a un presupuesto medio.

Además de contar con playas increíbles Tofo es el mejor lugar donde vivir la experiencia de practicar snorkel con tiburones-ballena, el pez más grande del mundo, como te conté antes. La actividad cuesta alrededor de 50 Euros y merece cada euro. No lo dudes.

 Tofo es sin duda un lugar que no puede faltar en tu ruta por Mozambique.

Vilanculos – Archipiélago de Bazaruto

Vilanculos y el bellísimo archipiélago de Bazaruto son lugares que no te puedes perder. Vilanculos es fácilmente accesible por carretera desde Maputo, con la opción también de hacerlo en avión. La playa de Vilanculos es en sí también un espectáculo, cuando la marea baja se forman dunas que dejan un paisaje muy particular. Dunas de arena surcadas por pequeños canales de agua turquesa donde descansas barcas a la espera de la nueva marea. Es en ese momento cuando los locales aprovechan para recolectar conchas y corales.

Desde Vilanculos se navega hasta las islas en barcos de diferentes tamaños que hacen el mismo recorrido. Cabe decir que Bazaruto no es un destino barato, los alojamientos suelen ser resorts de lujo con precios bastante elevados. La alternativa sería alojarse en Vilanculos, bastante más económico, y hacer excursiones desde allí a las islas.

Bazaruto es un archipiélago de increíble belleza, con aguas cristalinas color turquesa donde se observan pequeños peces de colores. Su entorno lo hace un lugar perfecto para el buceo y el avistamiento de aves. Bazaruto es un lujo del Índico si se tiene el presupuesto adecuado.

Las montañas de Chimanimani

Justo situadas en el centro del país, al lado de la frontera de Mozambique con Zambia está el Parque Natural de Chimanimani. Los montes Chimanimani son increíblemente vírgenes, verdes, con hermosos bosques y libres de turistas. De entre ellos el monte Binga es el más alto del país con 2436 m. EL senderismo es posible en las montañas y el monte Binga se puede subir escalando.  Los aventureros que lo hacen tardan una media de dos días preparados con suministros y todoterreno.

Otra actividad es salir al bosque y buscar elefantes, uno de los animales más alucinantes que verás en África. Para ello debes ir preparado y acostumbrarte a hacer muy poco ruido. Ambas experiencias para quienes aman la aventura y los espacios naturales vírgenes.

Norte de Mozambique

Pemba

Pemba

Pemba es una ciudad que destaca por su arquitectura colonial, su carácter marcadamente mozambiqueño y su mercado de calle con ofertas gastronómicas muy variadas. Pemba es un lugar muy local con buenas playas donde descansar y estar en contacto con la comunidad de la zona. Los alojamientos son asequibles y variados por lo que no resulta difícil encontrar un buen lugar como base.

Pemba está al norte, a 2500 km de Maputo y su acceso más aconsejado es en avión desde la capital. Las rutas terrestres no son buenas y consume mucho tiempo de viaje. Pemba es un mundo menos turístico y más local, que merece una visita para descubrir otro Mozambique.

Ilha do Mozambique

Ilha do Mozambique

Al sur de Pemba se encuentra Ilha do Mozambique, edificios de la época colonial ya en decadencia, elegante decadencia y religiones que conviven en una comunidad viva, alegre y de mente abierta. Este es uno de los grandes enclaves históricos de África, que en su tiempo fue la capital de la colonia portuguesa al este de África y donde la convivencia de africanos, franceses, indios de Goa, suajilis y portugueses creó una exquisita mezcla de culturas que se ve todavía hoy en día en su comunidad. Las aguas del Índico han visto tanto desde estas costas.

Se trata de una isla diminuta de unos tres kilómetros, unida a tierra firme por un puente que atraviese las turquesas aguas del océano Índico.Para llegar a Ilha do Mozambique desde Maputo necesitas ir a Nampula (aéreo o terrestre, dependiendo de tu tiempo y presupuesto) y de ahí por tierra hasta Ilha. Un consejo general: no te guíes por tiempos de llegada, siempre son inciertos. Lo mejor es viajar con tiempo.

Archipiélago das Quirimbas

Archipiélago das Quirimbas

Se trata de uno de los mayores paraísos que verán tus ojos en África. Hay quien lo describe como un paraíso terrenal oculto, y es que el archipiélago de las Quirimbas es una llamada al relax en la costa norte de Mozambique. Agua cristalina de perfecta temperatura que alberga fascinantes arrecifes de coral.

Como buen paraíso terrenal, no es un lugar de precios económicos pero siempre encontrarás precios para distintos presupuestos, incluyendo campings. Las 31 islas que conforman el archipiélago son enclaves dignos de conocer con calma y asombro. Ibo sería la isla más grande,  la más animada y desde la que podrás organizarte como centro logístico. Ibo está poblada por locales de una magnífica mezcla de orígenes desde indios, portugueses, africanos o suajili.

La isla está envuelta de un halo de misterio y parece haberse congelado en los años del colonialismo. Desde luego, una experiencia imborrable.  Darse un paseo por la isla a la salida o a la puesta del sol es una visión perfecta de la vida en Ibo.

Lago Niassa

El Lago Malaui es un enorme lago africano que toca tres países: Malaui, Tanzania y Mozambique. El lago tiene una longitud de unos 560 kilómetros y un cuarto de su superficie se encuentra en Mozambique. El nombre del lago en Mozambique es Lago Niassa y su costa recibe cada año a más viajeros sedientos de aventura. EL Lago Niassa posee unos paisajes salvajes y muy poco conocidos. La belleza de África sin turistas ni intereferencias. Por ello es tan atractivo para muchos viajeros.

Las montañas de Gurué

Esta es una de las experiencias más reales, profundas y rurales que vivirás. Gurué está al norte y en el interior del país. Se trata de una zona rural donde no se habla portugués sino dialectos y lenguas autóctonas de Mozambique como el Macua y donde la gente es lo más auténtico que verás quizás en tu vida y muchos de ellos jamás han visto a una persona blanca antes. Para llegar necesitas primero ir hasta Nampula y desde Nampula llegarás en tren hasta Gurué.

En los pueblos y aldeas de Gurué no encontrarás turistas sino locales deseosos de verte, tocarte y darte la bienvenida. Todos se vuelcan en ti y te ofrecen un amor increíble. Uno de los grandes objetivos al ir a Gurué es subir a la cima del monte Namuli, el segundo más alto del país (2419 m) tras el monte Binga.  Para subir al monte Namuli es necesario recorrer las aldeas de Gurué hasta donde vive la rainha (reina) que es la custodia. Tienes que llevarle una ofrenda de alimentos y bebida además de una ofrenda en dinero. Si queda satisfecha con lo que le llevas te permitirá dormir en el pueblo y te facilitará un guía para subir a la cima al día siguiente, si los ancestros lo permiten.

Mis 5 planes secretos en Mozambique

  • Entre Maputo e Inhambane está la playa de Xai-Xai, mi hogar durante mi tiempo en Mozambique. Allí encontrarás uno de los proyectos más inspiradores, la Fundación Khanimambo, una pequeña ONG dirigida por Alexia Vieira, una portuguesa con uno de los corazones más grandes que he conocido. La Fundación se creó por y para una de las comunidades más pobres del sur de Mozambique. El Amor con mayúscula es el objetivo de este proyecto, junto con  dar a los niños una mejor calidad de vida.
  • Tómate un par de días antes de llegar a Inhambane y relájate en LaGoa Eco Lodge,  un  albergue ecológico situado en un complejo rural en Quissico que es un paraíso en la tierra. En los alrededores, puedes visitar los pequeños pueblos locales y una de las playas más impactantes y desiertas de Mozambique.
  • Asiste a un concierto del Centro Cultural Franco-Mozambicano de Maputo y observa la vida social de la capital.
  • Prueba el buceo en la playa de Tofo o pasa unos días de relax total en el ambiente bohemio de este pequeño pueblo. Gente cool, ambiente artístico y playas idílicas ¿Qué más pedir?
  • Visita en pequeño pueblo de Bilene, mis recuerdos tumbada al sol, escuchando los pájaros cantar tras haber saboreado unos deliciosos camarones a la parrilla

Consejos de viajero a viajero

1. Atención con la policía

La policía de Mozambique es corrupta, y bastante inofensiva. Te pueden poner una multa por las cosas más nimias. Lo bueno es que con 2-3 euros (100 meticais) lo solucionas. Recuerda llevar siempre una fotocopia (firmada por notario) de tu pasaporte para evitarte problemas con ellos. Prevenir siempre es mejor. Eso sí, tómatelo con filosofía y no esperes que en Mozambique las cosas funciones como en tu casa.

2. Los precios no son baratos

Los supermercados, los restaurantes, la gasolina,… Las infraestructuras en Mozambique están volviendo a construirse tras una larguísima guerra por lo que muchos productos se importan y salen más caros. Te seguirá saliendo más barato que aquí pero los precios no son del todo bajos comparados con otros destinos. Por comer en un restaurante puedes pagar entre dos y diez euros y por un alojamiento diez o quince de media.

3. Compra una SIM local

Nada más llegar a Mozambique compra una tarjeta de teléfono local. Son muy baratas y estarás conectado desde el inicio. Hay muchos alojamientos a los que es mejor llamar y reservar con tiempo.

4. La paciencia es la madre de todas las ciencias

Estás en África, recuérdalo a cada paso. Déjate llevar y no planifiques demasiados horarios, sean comidas, transportes o actividades. El ritmo de vida es diferente y no va a cambiar por ti. Acostúmbrate.

5. Protégete de malaria y SIDA

La malaria es tremendamente común en Mozambique, tómate el tratamiento preventivo y toma precauciones. Al mismo tiempo no te obsesiones demasiado o no disfrutarás del viaje. El SIDA es también bastante común por lo que si tienes relaciones con gente local usa protección y protégete.

7. Aprende un poco de portugués

Mozambique es realmente fácil a nivel de comunicación para hablantes de español o inglés. Los mozambiqueños además entienden perfectamente el español y bastante el inglés. Aún así te ganarás a la gente con saber un poco de su idioma. Aprende unos cuantos conceptos importantes y habrás dado un gran paso para que te ayuden y te sonrían todavía más afectuosamente.

8. Agencias

Si prefieres montarte tu viaje a través de una agencia, que además habla también español, te dejo aquí el contacto de una de las más recomendadas y creada por españoles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here