Valoración post

Si te gusta viajar y eres una apasionado de las motos, seguro que combinas ambas aficiones, y ponerte en ruta te ayuda a desconectar de los problemas y descubrir destinos y rincones maravillosos.

Pero antes de hacerlo, debes seguir una serie de pautas para poder conducir con total seguridad y mayor tranquilidad, así que hoy te contamos qué debes comprobar en tu moto antes de un viaje largo. Y para el caso de que estés pensando en cambiar tu vehículo de dos ruedas antes de hacerlo, recuerda que siempre puedes consultar su valor en https://compramostumoto.es/

Revisión mecánica

moto

Antes de ponerte en marcha, resulta imprescindible que hagas una completa revisión a tu moto. Neumáticos, niveles de aceite y anticongelante, frenos, luces, motor, filtros, cadena y batería son algunos de los componentes fundamentales que debes comprobar que estén en perfecto estado.

Si compruebas que no es así porque tu vehículo de dos ruedas ya tiene muchos años o no es adecuada para recorrer gran cantidad de kilómetros, y te preguntas: ¿cuánto vale mi moto?, tienes la opción de averiguarlo para comprobar si vale la pena ponerla a punto o te conviene más venderla para comprar otra que sí se ajuste a tus necesidades de viajar.

Limpieza de la moto y el equipo

casco

Además de los componentes mecánicos, tienes que revisar el estado del resto de la moto, lo cual incluye la limpieza para su correcto funcionamiento y el equipo.

Debes limpiar la moto a fondo antes de comenzar el viaje, para no olvidar otros complementos que influyen en tu protección y seguridad en la conducción, como sucede con el casco. La limpieza del visor resulta imprescindible si no quieres llevarte un susto en carretera.

Maleta y equipamiento

viajar en moto

Si vas a efectuar un viaje largo, sé previsor. Comprueba el estado de la maleta o baúl de tu moto, que cierre correctamente y esté en perfecto estado. Introduce en la maleta un pequeño botiquín de primeros auxilios, una botella de agua y algo de comida. Las barritas energéticas resultan especialmente útiles en estos casos. Ocupan poco espacio, sacian y son nutritivas.

Tampoco olvides portar ropa adecuada según la época del año en la que viajes y complementos tales como las gafas de sol, los guantes de repuesto y los tapones para los oídos, para evitar que se produzcan lesiones a causa del ruido que provoca el viento. Y, por supuesto, lleva la documentación, el carnet de conducir, el Documento Nacional de Identidad y el seguro de la moto.

Planificación de rutas

rutas

Una vez tengas a punto tu vehículo, antes de ponerte en carretera, planifica adecuadamente la ruta y llévala anotada en el móvil, en un mapa físico o en el GPS. Calcula el recorrido más corto o con paradas en los puntos de interés en los que puedes aprovechar para detenerte a estirar las piernas en el camino y controla dónde se encuentran las estaciones de servicio.

Ten en cuenta que lo recomendable es detenerse a descansar cada par de horas de conducción o, en su caso, cada 200 kilómetros.

Cuida la postura

carretera

Una vez en carretera, cuida la postura sobre la moto. Lo más saludable para nuestro cuerpo son los asientos con respaldo, también cuando vamos sobre dos ruedas. Si tu moto tiene uno o se lo acoplas, acostúmbrate a él unos días antes de partir y revisa que esté bien ajustado.

Por otro lado, te aconsejamos que informes a algunos familiares o amigos cuando vayas a realizar algunas de tus rutas en moto, sobre todo, cuando son a gran distancia de donde vives, y que vayas manteniendo el contacto hasta que llegues a destino. Evitarás imprevistos y no correrás riesgos innecesarios por si necesitas cualquier cosa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí