En la desembocadura del Douro (Duero) se encuentra la segunda ciudad más grande y poblada de Portugal, un lugar de marcado contraste entre tradición y modernidad que puede presumir de un espléndido recetario propio dentro de la gastronomía portuguesa.

Oporto es un destino que siempre apetece descubrir o volver a visitar porque sorprende con algo nuevo en cada recorrido. La espléndida Ribeira que mira al río y guarda algunas de las mejores bodegas de su famoso vino, el entramado de callejuelas cercana con casas de fachadas de azulejos, el vigilante Ponte Don Luis I o los monumentos imprescindibles como el Palacio de la Bolsa o la Torre de los Clérigos hacen que Oporto siempre tenga algo nuevo que ofrecer.

También su oferta gastronómica es tan variada y ecléctica como la propia ciudad. Platos tradicionales se funden con propuestas innovadoras, que se pueden saborear en las típicas tascas, en los restaurantes más tradicionales y en algunos de alta cocina y famosas estrellas. En el viaje a Oporto hay que probar los platos que forman parte de la gastronomía local y que gustan y sorprenden a partes iguales. Toma nota de los que no pueden faltar.

Francesinha

Francesinha Jfcfar Wikipedia

La francesinha es un plato que, aunque puedas probarlo en otros lugares de Portugal, es típico y originario de Oporto. En realidad, es un sándwich, aunque este nombre se le queda corto y no da idea de lo que pueden llegar a esconder un par de panes.

La francesinha es un popular bocadillo hecho en pan de molde que admite distintas variaciones pero que, básicamente lleva en su interior: un filete de ternera o cerdo, salchichas y algo de embutido, generalmente jamón york.

Además, lo que hace especial a la francesinha es que va cubierta de queso en lonchas que, al gratinarse y fundirse unos minutos al horno, le dan una deliciosa cremosidad. Como colofón, el sándwich va bañado de una rica salsa, elaborada a base de tomate y cerveza, que puede tener un toque picante. Si te parece poco, puede ir coronado por un huevo frito y acompañado de patatas. ¡Imposible quedarse con hambre!

Bacalao à Gomes de Sá

Bacalao à Gomes de Sá, Adriao, Wikipedia

Al igual que en el resto del país, el bacalao preparado de un sinfín de maneras no falta en los menús tradicionales de Oporto. Es típico tomarlo simplemente a la brasa, pero hay otras opciones, casi exclusivas de la ciudad del Duero, que no hay que perderse.

El bacalao à Gomes de Sa, denominado así por el nombre del cocinero que creó el plato, se elabora con bacalao desalado y marinado en leche una hora antes de llevarlo al horno, algo que hace que resulte extra jugoso. Va acompañado de patatas cocidas y un sofrito de cebolla y ajo. El plato se completa con huevo duro y aceitunas y la mezcla resulta realmente una delicia al paladar.

Tripas a Moda do Porto

Aunque el nombre resulte poco atrayente, este es un rico plato de cuchara y un ejemplo de cocina de aprovechamiento, muy típico de Oporto. Es una antigua receta que ya se preparaba en el siglo XV y que se parece bastante a los tradicionales callos españoles. Las distintas carnes se guisan lentamente y van acompañadas de judías blancas.

Se cuenta que el plato tiene su origen en la época del infante Enrique el Navegante que pidió a la población de Oporto que aprovisionaran sus naves antes de partir a la conquista de Ceuta. Los habitantes de Porto dieron toda la carne que pudieron, quedándose solo con las ‘tripas’ con las que se las ingeniaron para elaborar estas y otras recetas muy populares. Se trata de un plato contundente, bien especiado, sabroso y perfecto para el invierno.

Caldo verde

También de cuchara es el caldo verde, típico de todo el norte de Portugal y entrante esencial en las mesas porteñas especialmente en las celebraciones. Como ingrediente principal lleva col verde o berzas, acompañadas de patatas, ajo, cebolla y sal.

Para darle más sabor, al caldo se le añade, además, algún embutido, generalmente chorizo oreado portugués. Es una receta muy sencilla, cocinada a fuego lento y que, si se tiene oportunidad, hay que tomar acompañada de broa un exquisito y tradicional pan hecho con maíz y centeno.

Bolinhos de bacalao

Bolinhos de Bacalao, Tamorlan, Wikipedia

Los bolinhos son una magnífica combinación entre los típicos buñuelos y las no menos tradicionales croquetas que se toman en todo el país pero que en Oporto es uno de los entrantes o platos para compartir esenciales en cualquier mesa.

Su original receta se basa en mezclar el bacalao desmigajado con patata cocida y triturada para hacer, así unas rica masa que irá aderezada con ajo y perejil. Hechas las ‘bolas’,  se bañan en huevo batido y solo hace falta esperar a que se temperen  para saborear los bolinhos, quizá en alguna de las muchas terrazas de Oporto que miran al Douro.

Carnes y pescados a la brasa

Sardinas a la brasa, Pixabay

No es un plato concreto en sí mismo, pero en la gastronomía de Oporto, la brasa ocupa un lugar más que destacado a la hora de preparar alimentos de óptima calidad, tanto del mar como de la tierra.

Las sardinas asadas son un buen ejemplo y un entrante típico de esta ciudad marinera. Simplemente limpias y a la parrilla con un poco sal, son parte de cualquier menú en Porto y es frecuente acompañarlas de pimientos u otras verduras hechas, también a la brasa.

En cuanto a las carnes, tanto de ternera como de cerdo, son fáciles de degustar hechas a la parrilla y presentadas, frecuentemente, en forma de brochetas.

Bifanas

Menos famosas que las francesinhas pero igual de deliciosas, en un viaje a Oporto no hay que dejar pasar la ocasión de probar las típicas bifanas, pequeños panecillos rellenos de carne de cerdo, cortada en finas tiras y marinada en una salsa muy especial a base de tomate con un toque picante.

Se trata de un bocado tan rico como económico que se puede tomar en cualquier bar o tasca para reponer fuerzas. La bifana puede llevar también queso da Serra, en una delicada combinación hecha con este queso de sabor intenso presente también en otras recetas de la gastronomía portuguesa.

Pasteles de nata

pasteles de nata
Pasteles de nata – Fuente: Unsplash

Los famosos pasteles de nata no son exclusivos de Oporto sino de todo Portugal, pero también aquí son uno de los dulces típicos para postre o merienda. Están hechos con una ligera masa de hojaldre y rellenos de una fina crema de textura similar a las natillas. Si quieres algo más exclusivo de la zona norte de Portugal, la baba de camelo, muy similar al dulce de leche, es uno de los postres típicos de Oporto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí