Belleza inspiradora, no hay dos palabras que reflejen mejor las sensaciones de un buen verano en tierras gallegas. Bueno, puede ser que “Delicias gastronómicas” sea el complemento perfecto. Hoy os hablamos de una ruta poco explotada de la costa del Noroeste, donde los tesoros abundan como si del cofre de un pirata se tratase. Se trata de un recorrido desde Ferrol, ciudad naval e histórica, hasta A Coruña, uno de los mayores atractivos de toda la comunidad gallega. En esta ruta encontraremos verdaderas perlas locales donde detenernos al deleite de los cinco sentidos en tierra de meigas.

El turismo en Galicia no se restringe a las ya famosísimas rutas del Camino de Santiago. Hay un número importante de otras rutas que llevan al visitante a un viaje oculto al fondo de una cultura que inspira leyendas y un carácter popular, bonachón y generoso. Sus senderos, bosques, rías y playas abiertas al océano esconden lugares muy poco explorados y rebosantes de magia. Aunque creas que son habladurías, en Galicia hay meigas (brujas) que esconden ciertos lugares de los ojos de quien no los sabe descubrir. Nosotros los destapamos para ti.

A continuación, marcamos los puntos que no te puedes perder si te animas a pasar tus vacaciones en una aventura al norte.


Las playas de Ferrol

Ferrol
Ferrol

Llegados a este punto te confieso que te estoy contando los secretos de mi Ferrol natal, donde nací y me crie, por lo que puedes tomarlos como consejos completamente locales. Si alguien me preguntase qué es lo primero que necesitas ver en Ferrol, te diría las playas. Son nuestro orgullo y satisfacción. Visitar Ferrol es perderse en playas vírgenes, inmensas, puras, de arena radiante y océano indomable. No cabe duda de que los amantes del surf y el windsurf adoran nuestra tierra y por eso la han reconocido a nivel mundial como uno de los mejores lugares para practicarlos. Puestos a nombrarte te haría una lista de todas las playas de alrededor, aunque creo que es mejor que las descubras por ti mismo con curiosidad y atención. Te doy algunos datos de las más importantes:

  • Doniños, uno de los mejores lugares para la práctica del surf.
  • San Xurxo, playa más familiar y conectada a las de Esmelle y las de la zona de Cobas por una perfecta caminata a la orilla del mar.
  • Pantín y la costa de Valdoviño, al norte. Cuna de la competición de surf más antigua de Europa, el Pantín Classic, que se ha realizado más de 30 años consecutivos. No sólo te asombrará la belleza de esta zona y sus playas sino la destreza de las personas que verás practicándolo. Y si te animas, ¡pruébalo tú también! Estás en el mejor lugar para hacerlo.

Hay muchas más cosas que visitar en Ferrol, su ruta modernista, el barrio de Canido y sus Meninas, sus bares de tapas imprescindibles,… Déjate llevar una vez allí y verás todo lo que puede ofrecer.

Consejo para el buen comer: No te pierdas una visita a la famosísima cafetería Bonilla, sus famosas patatas son trending topic en los últimos estrenos de cine.

Pontedeume

Pontedeume

Siguiente parada, la ciudad tras el puente sobre el Río Eume. Su puente fue mucho más de lo que vemos hoy. Sus dimensiones e importancia fueron tan grandes que disponía de un hospital para peregrinos, torres defensivas y estatuas con el emblema de los señores de Andrade.

Pontedeume es un lugar muy singular y cargado de historia. Alfonso X la fundó en 1270 y fue la residencia de los señores de Andrade, una de las familias más influyentes de la historia de Galicia. Si la visitas no te olvides de acercarte el Torreón de los Andrade en tu paseo antes del tapeo obligado en su casco antiguo.

Consejo para el buen comer: Si quieres hacer un tapeo de lujo prueba Os Cen Pasos, un lugar muy local y a buen precio.

As Fragas do Eume

Fragas do Eume

Si hay un bosque con magia en Galicia, es el de As Fragas do Eume. En nuestro camino hacia A Coruña y tras pasar por Pontedeume encontramos este bosque único. Su marcado encanto viene de la influencia del Río Eume que lo recorre, además de la presencia próxima del mar y la ría. Se trata de uno de los lugares más mágicos que verás en Galicia, y eso es mucho decir. En los días eminentemente gallegos, llenos de niebla, podrías hasta percibir el por qué de las leyendas sobre meigas y trasgos (brujas y duendes).

El silencio es una de sus marcas, rodeado de una densa naturaleza. Un punto perfecto para el senderismo y la contemplación. EL paseo en este entorno se vuelve rápidamente meditación. Por ello no es sorprendente que existan dos famosos monasterios, que te recomiendo encarecidamente: el monasterio de Caaveiro y el de Santa María de Monfero.

Consejo para el buen comer: En tu ruta de vuelta a las fraguas para a “repostar”. Una buena comida en Casa Andarubel, un restaurante escondido, te sentará de lujo.

Miño, la playa grande

Panorámica de Miño – Foto de Luis Miguel Bugallo

Miño es uno de los lugares más conocidos por el turismo en la zona. Su gran playa asombra y hace las delicias de los fans de las playas organizadas y con multitud de servicios. Miño dejó de ser una pequeña aldea hace muchos años para convertirse en uno de los lugares que más turismo recibe.

Si te apetecen actividades deportivas y vida sana, en Miño puedes encontrar buenas rutas para hacer en bicicleta subiendo el tío Lambre hasta Pontedeume. Las vistas no te dejarán indiferente.

Consejo para el buen comer: Date una vuelta por la pequeña localidad de Pousadoira y deléitate en los deliciosos productos ecológicos, aunque en realidad, en Galicia, todo es ecológico.

Betanzos, la ciudad de los Caballeros

Betanzos

Betanzos es otra parada obligada en nuestro recorrido. La ciudad, llamada Brigantium por los romanos, fue la casa de diferentes linajes en la Edad Media. De ahí el nombre con el que la bautizaron, la ciudad de los Caballeros. Betanzos es una ciudad pequeña y encantadora que desprende historia por cada una de sus piedras. La ciudad ha sido declarada monumento histórico debido a su excelentemente conservada arquitectura gótica. Su centro histórico es uno de los mejores conservados de Galicia.


Las partes más antiguas de la ciudad se encuentran cerca del estuario del río y todavía hay partes de las murallas medievales, aunque generalmente forman parte de las casas. Cerca del río, los edificios tienden a tener vidrios en balcones blancos, típicos de la zona. 

Consejo para el buen comer: La visita obligada a Betanzos viene en una gran parte a su increíble tortilla de patata. Una visita a Mesón O Pote te cambiará la vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here