La realidad ha cambiado. De eso no hay duda. Ante esta nueva normalidad, los esfuerzos a nivel europeo se están poniendo, por un lado, en promover la implantación tecnológica en todos los países y, por otro, en la promoción de la sostenibilidad como objetivo común a medio plazo.

De ahí que las iniciativas sostenibles estén a la orden del día tras el coronavirus. En Mallorca son los municipios de Montuïri y Ses Salines los que van a hacer de entidades piloto para promocionar este turismo sostenible en pueblos con encanto. Te hablamos de estos municipios, de su belleza y de la iniciativa que pretende crear un nuevo entorno turístico.

Montuïri, en pleno corazón de Mallorca

Plaza Mayor de Montuïri – Foto de Malopez

En la región interior de Pla en la isla de Mallorca encontramos una región plagada de valles y discretas colinas que antaño componían una zona húmeda pero que actualmente se mantiene dentro del clima mediterráneo. No fue hasta la década de los sesenta que el turismo se empezó a fijar también en este municipio del interior. Sin embargo, cuenta con una diferencia con respecto al resto de la isla; se trata de una localidad enfocada al turismo alternativo. En ella no encontrarás suntuosos hoteles de todo incluido sino dos hoteles rurales.


Puesto que la población fue un centro agrícola de la isla en tiempos pasados, la evolución lógica a nivel turístico ha sido la que se ha dado en este caso. Se ha convertido en la gran localidad agroturística de la isla. Tanto es así que Montuïri y Ses Salines (esta última situada en la costa, a unos 25 kilómetros de Montuïri) van a ser las poblaciones pioneras en probar un programa que trata de promocionar el turismo sostenible. Este proyecto ha sido cofinanciado por los Fondos de Desarrollo Europeo.

El patrimonio cultural del municipio incluye la Iglesia de San Bartolomé, el Museo Arqueológico de Son Fornes la Cruz de Son Rafel Mas, el yacimiento de Son Fornés y la tradición del baile de los Cossiers de Montuïri.

Iglesia de San Bartolomé – Foto de Christian Michelides

Cossiers de Montuiri: Esta danza se baila el día de la Ascensión (15 de Agosto) así como en las fiestas de San Bartolomé (23-24 de Agosto). Una figura curiosa en este baile patronal es la figura del dimoni que es un hombre o mujer enmascarado con dos cuernos de macho cabrío y vestido con un saco. Esta figura histórica va repartiendo latigazos para abrir paso a quienes danzan.

Yacimiento de Son Fornés: Este yacimiento que data de la época talayótica es en donde se conservan dos talayots (antiguas residencias que tenían lugar en cuevas) con habitaciones y restos de lo que fue una muralla. Data del siglo X a.C y hay restos hasta la Edad Media. Uno de los talayots de Son Fornés tiene 17 metros de diámetro, conociéndose como uno de los más grandes de Mallorca. Puedes encontrar más información en el Museo Arqueológico de Son Fornés y, de paso, conocer el Molino de Fraret de Montuïri que es en donde está ubicado.

Museo Arqueológico de Son Fornés: El acceso al museo y su centro de Interpretación son el primer paso para conocer el yacimiento. El precio de la entrada general es de 3,5€. El horario varía según la época del año. El horario de Marzo a Octubre de 10 a 17 horas y de Noviembre a Febrero de 10 a 14 horas.

Ses Salines, un destino con sabor a sal

Las calas de Ses Salines en Mallorca

Aparentemente opuesto al anterior, el municipio de Ses Salines está ubicado en la costa sur de la isla, con parte de sus localidades dando al mar. Hasta ahora las principales atracciones turísticas estaban vinculadas al turismo de mar y playa pero actualmente se está tratando de convertir en un destino sostenible.

Por un lado, sus atractivos vinculados al mar son:

Caló des Moro y Caló des Marmols: Sus calas son famosas por sus aguas verde azuladas y por la cantidad de viajeros que llegan hasta ellas para relajarse, hacer submarinismo o practicar otros deportes acuáticos. Aparte de estas calas hay otras muchas como la Cala Llombards, Es Caló des Macs o la Cala Figuereta. En Mallorca las calas abundan por lo que si eres un enamorado del mar… ¡Es tu sitio!

Isla de Na Moltona: Ubicado frente a la playa del Carbón (Ses Salines), este islote es un paraíso para aquellos que pueden llegar (solo es accesible mediante embarcación privada) ya que cuenta con una pequeña playa y unos restos arqueológicos de origen fenicio.

Por otro lado, podemos encontrar otros atractivos turísticos:

Parque Natural de Ses Salines: Descubrirás mucho más visitando los estanques salineros que han sido explotados desde el año 600 a.C. Actualmente es todo un entorno natural protegido. Una de las maravillas que se pueden encontrar en Ses Salines tiene que ver con la fauna de la zona. ¡Y es que en Las Salinas puedes ver flamencos! Estos reconocibles animales no son fáciles de ver en España. De ahí que llamen tanto la atención y que sean una de las características a nivel de fauna por la que viajan muchos viajeros hasta ahí.

Todo el parque acoge unas 210 especies de aves también por lo que los amantes de la ornitología se encontrarán en su ambiente 100%. A tener en cuenta que Ses Salines es un entorno ideal para dar paseos entre los estanques y visitar las torres de defensa. No dejes de hacer senderismo por la zona ya que no te arrepentirás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here