3.9/5 - (18 votos)

España es un país para senderistas: tenemos miles de rutas para todos los públicos y más de 200 senderos de Gran Recorrido (GR) que suelen tener, al menos, 50 kilómetros de longitud. Para atestiguar cuál es el más “bonito” habría que recorrerlos todos, pero no cabe duda de que hay algunas rutas muy especiales que están entre las más seductoras: es el caso del Camí de Cavalls (GR-223), un sendero de 185 km que da la vuelta a Menorca

¿Puede haber una forma más bonita de recorrer el litoral de esta isla maravillosa que a pie (o en bicicleta) siguiendo los 20 de tramos de este camino con siglos de historia? Lo comprobamos a continuación ofreciéndoos consejos de expertos por si os animáis al menos a hacer alguna de sus etapas. 

Camí de Cavalls, la defensa de Menorca 

Camí de Cavalls - Fuente: Depositphotos
Cala del Pilar, etapa 7 del Camí de Cavalls – Fuente: Depositphotos

No existe constancia documental del origen concreto de este camino de caballos que circunda la isla, pero las primeras fuentes del siglo XIV nos demuestran que uno de sus primeros usos, probablemente el principal que justificó su puesta en marcha, era el defensivo. Y es que cualquier isla del Mediterráneo se ha visto expuesta a invasores más o menos belicosos a lo largo de la historia. 

Por aquí pasaron fenicios, cartagineses, vándalos, bizantinos, normandos, árabes, aragoneses, británicos y franceses, además de piratas, especialmente turcos. Y el Camí de Cavalls actuó durante siglos como ruta de vigilancia militar comunicando las diferentes atalayas, baterías y fortificaciones. 

Por supuesto, también fue usada con otros fines, especialmente comerciales y de comunicación ciudadana, pero parece evidente que, ante todo, y al menos hasta el XIX, el Camí de Cavalls era la ruta defensiva de Menorca.  

La vuelta a Menorca en 20 etapas 

Cala des Talaier - Fuente: Depositphotos
Cala des Talaier, etapa 12 del Cami de Cavalls – Fuente: Depositphotos

En los últimos años, las autoridades menorquinas han hecho un extraordinario trabajo de recuperación del recorrido histórico del Camí de Cavalls, de forma que en la actualidad está perfectamente señalizado por cientos de postes con placas identificativas de color rojo con dos números: el de arriba significa el número de tramo (del 1 al 20) y el de abajo los postes que restan al siguiente tramo (del 1 al 200). Casi no hay pérdida… Y si te pierdes y no te funciona el Google Maps (del cual no te debes fiar siempre, ya sabes), vuelve sobre tus pasos al último poste que hayas superado. 

El noreste. Etapas 1-4 (43 km) 

Aunque puedes empezar donde quieras el Camí de Cavalls, por supuesto, oficialmente la ruta empieza en Maó en una primera etapa de 10 kilómetros (la media habitual de las etapas) que nos lleva desde la playa de Sa Mesquida, al norte de Maó, hasta es Grau ya en el Parque Natural de la Albufera que es recorrido en la etapa 2 y 3 hasta que se llega a Arenal d’en Castell en la etapa 4.  

La cuarta etapa del camino de algo más de 10 kilómetros lleva a Cala Tirant: antes del final de la etapa hay un desvío hacia la Torre de Fornells, erigida por los británicos en el XIX, una de las últimas fortificaciones del entorno del camino que tuvieron como objetivo la defensa menorquina. 

El noroeste. Etapas 5-10 (41,4 km) 

Camí de Cavalls - Fuente: Depositphotos
Punta Nati, final de la etapa 9 del Camí de Cavalls – Fuente: Depositphotos

Entramos en la zona más salvaje de la isla, la preferida por aquellos senderistas que buscan la Menorca más alejada del turismo. En estos 40 kilómetros te encontrarás diversas playas vírgenes como Cavalleria e impresionantes vistas como la que puedes disfrutar desde los penyals de Binidelfà en la etapa 6. 

También es la zona con menos servicios, algo que deberás tener en cuenta si haces estas etapas en temporada baja. A partir de Cala Morell vamos entrando en la zona occidental de Menorca, siendo la etapa 10 una de las más bonitas para los senderistas, disfrutando de la arquitectura rural típica de la isla camino de Ciutadella. 

El suroeste. Etapas 11-14 (44,2 km) 

Llegamos a la zona más turística de Menorca, donde te encontrarás, especialmente en temporada alta, con muchos más senderistas que disfrutan de estos caminos que conducen a algunas de las calas más bonitas del Mediterráneo. 

Especialmente frecuentada es la etapa 13 que conduce desde Cala en Turqueta a Cala Galdana, pasando por Macarella o Macarelleta. Y en la siguiente, tras cruzar Cala Galdana, pasa por Mitjana y Mitjaneta. 

El sureste. Etapas 15-20 (47,6 km) 

Otro grupo de etapas que ofrecen varios paisajes icónicos de Menorca, como las concurridas playas de Son Bou y uno de sus barrancos más espectaculares como el que encontrarás camino de Cala en Porter. Otras calas, como las de la etapa 18, son menos populares, pero todo un descubrimiento para los novatos: Binidalí, Biniparratx o caló Blanc. 

Y qué decir de la entrada en la bocana del puerto de Maó donde se encuentran la fortaleza de Fort Marlborough o la Torre de defensa d’en Penjat, recordándonos de nuevo el origen de uno de los senderos más impresionantes de España. 

Consejos para hacer el Camí de Cavalls 

Camí de Cavalls - Fuente: Depositphotos
Camí de Cavalls – Fuente: Depositphotos

Al margen de lo que ya sabemos (o deberíamos saber) en relación a las precauciones y deberes como senderistas (revisar la meteorología, respetar el medio natural, llevar siempre suficiente agua, conocimiento de la propia capacidad física, etc.) el Camí de Cavalls tiene sus particularidades y así lo certifican los senderistas expertos que ya lo han recorrido entero. 

  1. La mejor época del año para hacerlo es entre abril y junio y entre septiembre y octubre por meteorología, afluencia y servicios.  
  2. Si estás en buena forma física se puede completar en 7 días dividiendo cada día en unos 25 kilómetros, unas 3 etapas al día. 
  3. Pero para ello hay que planificar muy bien, especialmente el alojamiento, la tarea más compleja (y cara) si te lanzas a hacer el Camí de Cavalls completo. Algunos senderistas contratan servicio de transporte de equipaje entre etapas para dormir en alojamientos cercanos al camino.  
  4. Otra opción es hacer acampada o vivac en alguna o en todas las etapas, aunque teóricamente está prohibido salvo en campings o en zonas habilitadas para ello. Pero algunas personas lo han hecho sin problemas en zonas poco frecuentadas… con el riesgo de que te puedan multar, claro. 
  5. Aunque la mayoría optan por hacerlo a pie, el Camí de Cavalls también se puede hacer en bicicleta, siendo consciente de que en diversos tramos tendrás que cargar con la bici al hombro porque están impracticables. Pero se puede hacer entero si estás en buena forma, con apoyo logístico en carretera, en cinco días. O puedes combinar algunos tramos a pie y otros en bici, siempre con una planificación al detalle. 
  6. En la mochila debes llevar chanclas, ropa de recambio, chubasquero o cortavientos, toalla, protector solar, gafas de sol y suficiente agua.  

De cualquier forma, el Camí de Cavalls no se diferencia de otros Senderos de Gran Recorrido en relación a la planificación y la logística: toca prepararse bien, una fase que muchos disfrutamos como parte del viaje, para después gozar de uno de los senderos más fascinantes de nuestra geografía.

Más info en la web oficial

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí