Con más de mil años de historia, la gastronomía de Hungría no se comprendería en su totalidad sin la influencia de los magiares, un grupo étnico procedente de Europa del Este, ni las aportaciones de la cultura europea, asiática, turca, americana e incluso del Imperio austrohúngaro y los Cárpatos, pues de sus tierras provienen una gran parte de las recetas y los ingredientes que incluyen su platos.

Estos destacan por su gusto picante, pues la pimienta y el pimentón son un ingrediente indispensable en gran parte de ellos, y la riqueza de texturas y aromas. Muchos se han convertido en toda una institución de su gastronomía, y saborearlos es casi una tarea obligatoria para quienes están de visita y quieren adentrarse en la auténtica esencia de su cultura culinaria. Estos son los platos y dulces más tradicionales de la cocina húngara.

1Gulash

Gulash
Fuente: Pixabay.

Esta sopa es uno de los mejores ejemplos del influjo de la cocina magiar, que además es muy recurrente en las mesas húngaras, aunque también de Eslovenia, Europa central o los Balcanes. Quizás, el secreto de su popularidad estriba en el carácter humilde de los ingredientes que incluye, que son carne de vaca o cerdo, vegetales, patatas y pimentón, y en la facilidad de su elaboración. Sin duda, un plato que recoge los sabores más tradicionales y esenciales de Hungría, que encontrarás en cualquier carta de restaurante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here