De los muchos motivos existentes para viajar a Roma al menos una vez en la vida, estamos seguros de que la riquísima historia de esta metrópoli se encuentra entre los principales. Desde las primeras civilizaciones que ocuparon sus territorios hasta la actualidad, se cuentan innumerables atractivos relacionados con hechos que marcaron el rumbo de la humanidad.

Pero más allá de aquellos sucesos confirmados o científicamente avalados, aparecen también otros que no cuentan con certezas oficiales. Misterios y leyendas que ayudan a convertir a Roma en un destino excepcional, uno que nos espera con fabulosas narraciones para el deleite de mayores y pequeños.

Si estás pensando en viajar próximamente a la capital italiana o no tienes decidido aún donde pasar tus próximas vacaciones, te recomendamos que sigas leyendo. En las siguientes líneas vamos a repasar algunas de las mejores propuestas locales para quienes le gustan de los mitos y las historias que han pasado de generación en generación.


La loba

La Loba en el museo del Capitolio romano

Sin ninguna duda, la leyenda de La loba es la más importante cuando nos referimos a Roma. Una que, de hecho, intenta explicar la fundación de la ciudad a partir de la invocación de animales míticos.

El relato alude a la loba que salvó de la muerte y crió a Rómulo y Remo luego de haber naufragado por el río Tíber. Las citas a este mito son constantes en variados puntos de la ciudad, e incluso el club de fútbol AS Roma es denominado “la loba” por esta razón.

Asimismo, esta especie se considera guardiana de la ciudad, mientras que la estatua más famosa que le rinde homenaje podemos encontrarla en el museo del Capitolio romano.

Passetto di Borgo

El “Passetto”, en dirección hacia el Vaticano. Foto: wikipedia

También mencionado en algunas ocasiones simplemente como “El passetto”, se trata de un camino entre murallas que conecta el Vaticano con el famoso Castillo Sant’Angelo, una formación realizada por el hombre que incluso ha inspirado más de una película.

Con unos 800 metros de longitud, se cree que el recorrido fue terminado hacia finales del siglo XIII ante la imperiosa necesidad que pudiera tener algún Papa de contar con una salida de escape segura.

El mito asegura que todo aquel que lo cruce 70 veces entre idas y vueltas, dispondrá de buena suerte el resto de su vida, escabulléndose de cualquier posible problema.

El callejón de los Mazzamurelli

El callejón de los Mazzamurelli

Un sinfín de comunidades antiguas tienen historias que colocan a los elfos en el centro de la escena. En Roma, el escenario de tales comentarios no es otro que el callejón de los Mazzamurelli.

Según las versiones, la urbe está habitada por pequeños espíritus que hacen y deshacen a su antojo y que, luego de deambular durante mucho tiempo, terminaron estableciéndose en una calle de Trastevere. A ellos se les conoce como Mazzamurelli, y de ahí el nombre de la calle también.

Luego, existen diferentes pensamientos acerca de sus poderes, desde quienes juran que los utilizan sólo para proteger a los vecinos, hasta quienes afirman que han embrujado varias casas del barrio.

Castillo Sant’Angelo

Castillo Sant’Angelo

En el centro de la escena turística romana desde tiempos inmemorables, el Castillo Sant’Angelo esconde sus propios misterios a orillas del río Tíber.

Este edificio, que originalmente fue el mausoleo de Adriano, se transformó en todo un símbolo de la localidad como consecuencia de la epidemia de peste que la asoló hacia finales del siglo XI.


La leyenda señala que, durante una procesión encabezada por el entonces Papa Gregorio Magno, la figura de este arcángel se hizo realidad sobre el castillo, sosteniendo una espada en sus manos. Pocas semanas más tarde, la peste desapareció. En agradecimiento a este ser celestial, se colocó una estatua suya sobre el mausoleo, otorgándole también la denominación que lleva hasta hoy.

La tumba de Nerón

“Nerón en la Bahía” (1900). Jan Styka

Nerón fue uno de los más tristemente célebres emperadores romanos, uno perseguido por la tiranía con la que había tratado al pueblo. El mito dice que, tras abandonar el trono y sitiado por las fuerzas militares, su secretario Epafrodito le quitó la vida en la famosa Piazza di Poppolo.

A pesar de los esfuerzos de las autoridades que le sucedieron por borrar cualquier rastro que hubiera quedado de su legado, no fueron pocos los que aseveraron haber visto su fantasma en esta plaza. Inexplicablemente, incluso creció un nogal en el supuesto espacio donde fue enterrado.

Hartos de sentirse atemorizados por la supuesta presencia de Nerón, los restos del emperador fueron desenterrados, incinerados y finalmente lanzados al Tíber.

Misterios de Roma: La Isla Tiberina

Isla Tiberina

Esculapio es el dios romano de los médicos o de la medicina, y la Isla Tiberiana su casa en el Tíber.

Lo curioso es que, según las historias, la isla no se formó sino hasta caído el último rey de Roma, Lucio Tarquinio el Soberbio. ¿De qué modo? Como su cuerpo fue arrojado a las aguas, se sostiene que los sedimentos y la basura se acumularon encima suyo hasta generar esta formación de tierra.

Debido a este origen más bien tenebroso, durante siglos la isla causó temor entre los romanos, quienes creían que acercarse a ella podía ser un mal augurio. Todo cambió cuando una epidemia que amenazaba la ciudad se detuvo mientras una serpiente habitaba la isla. Al tratarse del símbolo del dios de la medicina, se le asoció con Esculapio y se levantó esa oscura teoría para siempre.

Roma, perfecta para los amantes de las fábulas y tradiciones.

Vista panorámica de Roma

Como queda claro, éstos son sólo algunos de los muchos ejemplos de misterios y leyendas que vamos a encontrar en esta ciudad cuna de la mitología y la civilización occidental actual.

A tal punto es la preponderancia que este tipo de turismo tiene en la capital italiana, que son muchas las empresas del rubro que ofrecen a los viajeros la posibilidad de realizar tours para descubrir específicamente algunos de los puntos que aquí hemos mencionado. Además cabe considerar que estos trayectos son incluso más costosos que los de otros temáticos disponibles en Roma.

¿Hemos despertado tu curiosidad?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here